lunes, 19 de mayo de 2014

Más de los Comedores para Pobres en Cuba


Todos los gobiernos de este planeta destinan importantes sumas de dinero en atender a las personas que por su edad ya no pueden valerse por sí mismos y que con su trabajo han aportado a la sociedad para su desarrollo, eso ocurre en las democracias, la dictaduras o los regímenes de cualquier color y es que verdaderamente estas personas merecen toda la atención de la colectividad.

Por supuesto que en Cuba las cosas no se desarrollan de una forma normal y estas personas son impuestas de pequeñas manutenciones que prácticamente les permiten subsistir a duras penas aunque si existe un programa conocido como Sistema de Atención a la Familia (SAF) destinado a lograr que las personas de bajos recursos obtengan una alimentación decorosa y con un costo reducido.

He sido testigo de que ciertamente a esos centros ubicados en todos los municipios del país llegan productos cárnicos y otros que ayudarían mucho a paliar las necesidades que estas personas ancianas están afrontando y que bien pudiera servir para compensar los pocos productos que reciben por la libreta de racionamiento.

Más como regla general con algunas excepciones nada de los alimentos fundamentales, llámese carnes, aceite y pescado, llegan a la mesa de esta personas pues son desviados para beneficio personal de los trabajadores de ese lugares que violan todas las normas alimenticias y se roban a plena vista de todos los llamados “factores del barrio” los alimentos.

El caso más elocuente que conozco en el del comedor popular nombrada “La Casita” ubicada en la calle 6ta entre 7ma y 9na y donde las raciones llegan a ser menores que las que consumen los presos en las peores prisiones de Cuba, incluso ofertando en no pocas ocasiones comidas putrefactas sin que nadie se preocupe de esto.

Muchas personas han protestado pero de nada ha servido pues las autoridades que deben velar por esto y que se constituyen en el cuerpo de inspectores del municipio subordinados al Gobierno de San Miguel del Padrón solo van al lugar a resolver la comida de sus casas y no hacen nada por frenar lo que ocurre en el lugar.

Según los afectados entre los que se encuentran numerosos ex combatientes del régimen, los productos que se destinan a reforzar la alimentación de ellos como son la carne de cerdo, el pollo, aceite y el arroz son desviados hacia las casas de los trabajadores los que luego lo revenden a un precio muy superior o los cogen para consumo personal.

Según ha informado funcionarios gubernamentales el régimen destina a este programa más de 100 millones de pesos para adquirir los productos que se deben ofrecer en estos comedores más a la par han reconocido que muchos de los productos pasan a ser vendidos a personas inescrupulosas que luego lucran con los mismos con la mayor impunidad que pueda existir. 

Más aunque es de conocimiento de todas las autoridades del Municipio (Partido Comunista de Cuba, Poder Popular y la Policía Nacional Revolucionaria) nada ha sucedido y nadie cree que vaya a ocurrir algo que pueda ayudar a mejorar la cantidad y calidad de la comida que se oferta en esos puntos.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: