lunes, 4 de marzo de 2013

Reprimen manifestación pacífica


Máximo José García González

Foto: Antonio Ernesto Daumy Ferrer

El 24 de febrero, agentes de la policía y efectivos paramilitares, golpearon y arrestaron en esta capital, a veintenas de disidentes, porque se proponían honrar a cinco mártires de la denominada resistencia anticastrista y recordar la fecha de reinicio de las guerras de independencia.

Al medio día, 59 integrantes del movimiento Damas de Blanco salieron de la Iglesia de Santa Rita, ubicada en la barriada de Miramar y marcharon hasta el cercano litoral, para lanzar flores al mar, como gesto de recordación a las cuatro víctimas mortales del derribo por el gobierno, de dos avionetas de la agrupación de exiliados Hermanos al Rescate, en 1996.

Según testigos presenciales, tres centenares de policías y agentes parapoliciales las rodearon y arrestaron.

Gesse Castelnau Jorrin, activista del Movimiento Independiente Opción Alternativa (MIOA) dijo que minutos después al menos de 19 opositores de la referida agrupación, de la Comisión de Atención a Presos Políticos y Familiares (CAPPF), de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), y de otras agrupaciones, fueron golpeados y detenidos en el mismo sitio al intentar respaldar a las mujeres con su presencia.

“Entre los arrestados se hallaban Ángel Moya Acosta, presidente de movimiento Libertad y Democracia para Cuba y el periodista independiente Oscar Sánchez Madan, ambos, ex prisioneros políticos”, declaró Jorrin, uno de los activistas que fue recluido en la cuarta unidad de la policía del Cerro.

Belkis Felicia Jorrin Morfa, Dama de Blanco e integrante de la Junta Directiva del MIOA, señaló que a las féminas las condujeron a una institución militar, en las afueras de la ciudad y las liberaron horas después, al igual que a los hombres.

Los disidentes pretendían recordar, además, la jornada en que se reinició la guerra por la independencia, el 24 de febrero de 1895 y el tercer aniversario de la muerte de Orlando Zapata, opositor que falleció durante una huelga de hambre, el 23 de febrero de 2010.

 “Nadie será sometido a torturas, ni a penas tratos crueles, inhumanos o degradantes”- Declaración Universal de Derechos Humanos, Articulo 5

maximojose_garcia@yahoo.es

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: