lunes, 26 de noviembre de 2012

Domingo en la playa concluye en tragedia


Yoan David González Milanés
    
Accidente vehicular en el municipio camagüeyano Santa Cruz del Sur, deja siete fallecidos y más de cuarenta lesionados; algunos de ellos reportados grave, en la tarde del pasado domingo 19 de agosto.

Un camión de carga, perteneciente a la empresa azucarera “Panamá”, en el municipio Vertiente, se dirigía de regreso al poblado “Batalla de las Guácimas”, y luego hacia su cabecera municipal, con decenas de bañistas, procedentes del centro veraniego, “El balneario”, cuando su conductor en completo estado de embriaguez, perdió el control del mismo, saliéndose de la carretera hacia el lateral contrario; inmediatamente el conductor, al percatarse de la proximidad de una alcantarilla, giró bruscamente el volante para incorporarse a la vía, acción que volcase el vehículo en las cercanías del batey “Generoso”, a unos 12 Km de Santa Cruz del Sur.

Testigos oculares que se encontraban en dicho centro recreativo, cuentan que el conductor del vehículo se encontraba visiblemente bajo la ingestión de bebidas alcohólicas cuando abandonó el lugar, situación que también percibieran desenas de transeúntes a lo largo de su recorrido, desde el litoral, hasta la salida del pueblo.

Según averiguaciones realizadas por este activista, el ebrio conductor salió del centro veraniego sin que fuese chequeado por las autoridades policiales destinadas al control del lugar.

Transitó a exceso de velocidad los más de 2 Km, que separan al litoral de la salida del pueblo, sin que fuese tampoco detectado por los agentes del orden público.

Por último, pasó frente a la unidad policial del territorio y tampoco fue detectado por las autoridades y los agentes del tránsito, encargados de “extremar” la vigilancia y control de la zona “Playa” en los meses de verano.

La situación se tornó dramática para los heridos debido al deficiente transporte existente, pues, tampoco las dos ambulancias habilitadas en el municipio daban a basto para trasladarlos al hospital municipal Enrique Santisteban Báez, por lo que debieron trasladar a muchos de ellos en cuanto vehículo cruzase por el lugar.

Tampoco la técnica especializada para el rescate de las víctimas atrapadas estuvo disponible en un corto periodo de tiempo; o sea, que de no haber sido por el rápido y solidario accionar de vecinos y alguno que otro buen samaritano, de seguro hubiesen sumado más los fallecidos.

Otra dramática situación les aguardaba al llegar al pequeño y desprovisto hospital municipal, donde apenas alcanzaban las camillas para socorrerles, debiendo colocarles a muchos de ellos momentáneamente en el suelo, así como improvisar camillas utilizando algunas camas.

Los médicos y enfermeras hicieron todo cuanto estuvo a su alcance, y me atrevería a decir que hasta más, pero, no contaban con los recursos e insumos necesarios para brindarles una atención de calidad, e incluso debieron rasgar la ropa de algunos pacientes para utilizarla como vendaje; debiendo trasladarles horas más tarde, hacia hospitales de la cabecera provincial.

Este pequeño centro hospitalario no cuenta con el equipamiento necesario para hacer frente a una catástrofe de esta magnitud, lleva más de ocho años en un lentísimo proceso de reparación y ampliación de sus áreas, e incluso, los pacientes requieren ser trasladados en una simple camilla hasta el policlínico de especialidades, a 1 Km de distancia aproximadamente, para realizarles las radiografías.

El espacio televisivo Mesa Redonda “Informativa”, abordó el pasado miércoles 22 de agosto, el tema de los accidentes en la vía, así como las medidas adoptadas por la Dirección Nacional de Tránsito, para la prevención de accidentes en la recién concluida etapa veraniega, y donde uno de los panelistas invitados, el Tte. Coronel Mario Ríos Labrada, brindase escueta información sobre este trágico suceso, notificando a la teleaudiencia solamente seis fallecidos; aunque fuentes no oficiales afirman que suman más las víctimas mortales.

Tampoco este alto oficial del Ministerio del Interior, reconoció la negligente culpabilidad de la Policía Nacional “Revolucionaria”, en el municipio Santa Cruz del Sur, en el lamentable y evitable siniestro.

Por su parte, los medios informativos nacionales, provinciales y municipales tampoco dieron relevancia al hecho, ni mostraron en sus noticieros y boletines imágenes del accidente, actitud que generó fuertes críticas de un considerable sector de la población santacruceña, quienes manifiestan estar arto cansados de la censura gubernamental, así como de soportar el negligente y torcido comportamiento de un grupo de policías y dirigentes corruptos.

yoandavidlibre1176@gmail.com

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: