lunes, 6 de agosto de 2012

Hostigan a un pastor camagüeyano por su activismo religioso y su opinión política

Yoan David González Milanés


Foto: José Antonio Pérez Martínez

José Antonio Pérez Martínez, pastor cristiano de la Congregación Apostólica Fuego y Dinámica, en el Batey Forestal, Santa Cruz del Sur-Camagüey, denunció ante este activista las nuevas amenazas, que recientemente le hiciera el oficial de la mal llamada Policía Nacional Revolucionaria “Jorge”, más conocido como tropezón, cuando este se negó a servirle como testigo en el allanamiento que realizó a la vivienda de un vecino.

Acto seguido, el pastor explica al uniformado el porqué de su actitud, pues, su condición de siervo de Dios y ministro de justicia del Reino de los Cielos, no le permiten ligarse a un acto como ese, argumentos que fuesen cuestionados por el uniformado, que comenzó a tildarlo de “contrarrevolucionario”, amenazándole con arrestarle por desacato a la autoridad, al mismo tiempo que le aseguró, haría todo cuanto estuviese a su alcance para expulsarle del lugar, destruirle su vida y la de su familia.

El incidente no resulta un hecho aislado, pues, este represor fungía como jefe de sector en el poblado Aguilar, municipio Vertiente; donde residiera anteriormente con su familia el pastor, y de donde tuvo que marcharse debido al hostigamiento y acoso político-religioso de las autoridades castristas, principalmente, al ensañamiento de este abusivo policía, al que todos conocen como “tropezón”.

José Antonio Pérez Martínez, se ha convertido para las autoridades del lugar en una espina clavada en la garganta del régimen, debido a su excelente labor como siervo de Dios en ese intrincado y marginado Batey del sur camagüeyano, así como su activa defensa de los Derechos Humanos, enfrentándose pacíficamente a los abusos y arbitrariedades cometidos contra los campesinos por dirigentes administrativos y otras autoridades locales, actitud que le ha ganado el respeto y cariño de los residentes, quienes le ven como un hombre justo que defiende al pueblo de los excesos y atropellos del gobierno y sus marionetas.  

Por tanto, conociendo la naturaleza sínica y vengativa de la tiranía castrista, y convencido de los peligros que le acechan; por su actitud indoblegable e irrevocable, hace responsable a las autoridades castristas de cualquier situación violenta o delictiva en la que pudiera verse involucrado en el futuro, y en especial a este policía “Jorge” (tropezón), pues, es un hombre pacífico, honrado y temeroso de Dios.

yoandavidlibre1176@gmail.com

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: