lunes, 2 de enero de 2012

Desalojo de familia en Santa Cruz del Sur, Camagüey

Diana Elisa Betancourt García

Delegada de Comunicación Social del Partido Democrático 30 de Noviembre Frank País

Miembro del Frente Nacional de Resistencia Cívica Orlando Zapata.

 

Fotos: Yoan David González Milanés

 

Activistas del Partido Democrático 30 de Noviembre Frank País y miembros del Frente Nacional de Resistencia Cívica Orlando Zapata en el municipio camagüeyano de Santa Cruz del Sur, evitaron con el apoyo de vecinos, el desalojo del joven matrimonio compuesto por Alexander Gómez Pérez, Misbeilys Águila Agüero, y su pequeña bebita Giovanna Gómez Águila, de diez meses de nacida, quienes pernoctan en un consultorio médico en desuso, sito en Calle Tercera entre Pepito Tey y Final, en la barriada Jacinto González, popularmente conocido como Llega y Pon.

 

Los activistas Yoan David González Milanés, Dayan Mayol Betancourt, Juan Luis Pérez García y Maury Emilio Dupuy Arredondo, acudieron de inmediato al lugar respondiendo al llamado de solidaridad y apoyo solicitado por la familia y vecinos.  Llegaron por sorpresa en el oportuno momento que funcionarios del Sectorial Municipal de Salud Pública, al mando de su director Guillermo Guevara Berdecia, apoyados por uniformados de la Policía Nacional Castrista, entre los que se encontraban el Teniente, Jefe de sector Mario Gamboa, y Osleidis Laera, este último un bandido, corrupto que gusta de ocupar cosas a las personas, para luego apropiárselas, además de ser un alcohólico empedernido, vicio que no limita en horario de servicio, desalojaban por la fuerza al joven matrimonio.  Deteniendo de inmediato el atropello, al percatarse de la presencia de los cuatro activistas defensores de los Derechos Humanos.

 

Estas familias confrontan serios problemas de vivienda, por lo general no tienen donde vivir, y muchos son damnificados de huracanes que destruyeron sus propiedades y no han recibido el amparo y apoyo del gobierno castrista para resarcir los daños o reconstruir las mismas. 

 

Desesperados y sin solución visible, algunas de estas personas optaron por apoderarse de  locales abandonados parcial o totalmente, e incluso estos consultorios médicos que permanecen en desuso, consecuencia a su avanzado deterioro y al creciente déficit de galenos por encontrarse en misiones internacionalistas, han servido de refugio a barias familias. 

 

Esto ha generado múltiples trifulcas entre partidarios del régimen y sus ocupantes cuando estos se han negado a desalojar el lugar, siendo amenazados, severamente multados, y en ocasiones se ha empleado la violencia física por parte de funcionarios del Gobierno y Policías, generando el pánico, sin preocuparles en lo más mínimo la presencia de menores, quienes han resultado afectados síquicamente.  


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: