lunes, 24 de octubre de 2011

Testimonio de una detención arbitraria

Dania Virgen García

 

24 de octubre de 2011

 

 

Quien suscribe este testimonio es la periodista independiente, bloguera y directora de la agencia de prensa Cuba por Dentro, Dania Virgen García.

 

El 18 de octubre  salí de mi domicilio en el Municipio San Miguel del Padrón para dirigirme al Té Literario que celebran las Damas de Blanco todos los meses en la vivienda en Centro Habana de su recientemente fallecida líder y mártir Laura Pollán Toledo (presuntamente asesinada por la Seguridad del Estado).

 

Fui interceptada junto a mi esposo, Michel Iroy Rodríguez, presidente del Movimiento Impacto Juvenil Republicano, por supuestos agentes de la Seguridad del Estado no identificados.

 

Eran las 11 y 30 de la mañana. Bajaba por la calle Neptuno, me encontraba a 200 metros de distancia de la sede de las Damas de Blanco cuando 8 oficiales supuestamente agentes de la Seguridad del Estado y dos mujeres, todos con apariencias delictivas, no identificándose, se pararon frente a mí y mi esposo, empujándonos, y comunicándonos que no podíamos seguir caminando y dirigirnos a donde nosotros íbamos.  Les contesté que quiénes eran para impedirnos llegar. Me dijeron que no tenían que dar ninguna explicación y empezaron a agredirnos. A mí me empujaron contra una pared cuatro oficiales e inmediatamente los otros le viraron el brazo a mi esposo y lo esposaron.

 

Cuando estaba contra la pared, los oficiales me esposaron y  me empezaron a dar golpes, y yo les dije a las mujeres que por qué me golpeaban estando esposada, que me soltaran para fajarnos.  Lo único que pude hacer con las esposas puestas fue coger a una de ellas por los pelos.

 

Me arrastraron para un carro de chapa particular en el que fui conducida para la 4ta Unidad de la Policía, en Infanta y Manglar. En el camino me apretaron las esposas bien fuerte hasta casi partirme las coyunturas.

 

En la unidad fui arrastrada por los oficiales para un calabozo tapiado de hombres. A partir de ese momento en el calabozo empecé con un fuerte dolor de cabeza y pérdida de la visión, pero no pedí asistencia médica.

 

Poco después de las 8 de la noche me sacaron del calabozo para conducirme no sabía a dónde. Cuando llevaba caminando cerca de veinte metros pierdo el conocimiento. Fui conducida para el Hospital “Miguel Enríquez”. Allí me  hicieron chequeos. Estaba en 5, 2 de glicemia, y presión de 100, 60 y a un tap, diagnosticando el médico un principio de derrame cerebral, por motivo de algún disgusto o situación grave. Los oficiales ya querían sacarme del hospital, pero la doctora les informó que en las condiciones que me encontraba ella no podía darme el alta. A las 3 de la madrugada, cuando ya me había recuperado algo, los oficiales le dijeron a la doctora que me conducirían para mi vivienda, pero cuando monté en el carro patrullero fui conducida para la Unidad Policial de Aguilera, situada en la barriada del Lawton. Allí fui tirada en un calabozo pestilente, lleno de excrementos, como un animal, sin atención medica.

 

En la tarde del día 20 se aparecieron más de una treintena de oficiales del Departamento 21 de la Seguridad del Estado, y médicos traídos por ellos, tratando de dialogar para que yo fuera atendida por ellos. Ya me encontraba en muy mal estado de salud por los días que llevaba  sin ingerir agua ni alimentos.

 

A las 11 y 30 de la noche del día 20 se aparecieron varios oficiales de la Seguridad del Estado con una doctora. Volví a perder el conocimiento. Cuando volví en sí, me encontraba en un carro negro con cristales negro, que me condujo para el Hospital “Miguel Enríquez”. Me sometieron a otra  glicemia y estaba en 4,2. De allí fui conducida para el Centro de Procesamiento Penal, el Vivac.

Me condujeron para el puesto médico, donde me pusieron en una celda sola, con varios médicos y enfermeras y más de una docena de oficiales que me custodiaban y la permanencia del Coronel y Jefe de la Prisión. Cada una hora se me tomaba la presión y la glicemia, porque bajaba con rapidez. Llegué a tener 3,9 de glicemia y 100, 40 de presión arterial.

 

Fui puesta en libertad a las 2:00 de la tarde con expediente abierto de desacato con resistencia.

 

Foto: los hermanos que estuvieron luchando por mi libertad:

 

 

Agradezco a mis hermanos y hermanas opositores que estuvieron todo el tiempo en las unidades policiales donde me encontraba. Cuando estuve desaparecida por los sicarios del régimen se personaron en el Departamento de la Seguridad del Estado de Villa Marista, en dos ocasiones. 10 de estos hermanos fueron detenidos en la noche del 20 frente a la Unidad de Aguilera con una fuerza  operativa de más de 300 oficiales del Departamento 21 y de Villa Marista, con espray y pistolas.  Fueron conducidos para distintas unidades de la policía.

 

Los nombre de los detenidos son: Belkis Felicia Jordán, Rebeca Rojas Ullán, Florentina Machado, Michel Iroy Rodríguez, Pedro López Cuní, Fernando Jesús Vergara, Roberto Ubieta, José Ángel Luque, Emilio Jerez Oliver, Joel Lázaro Carbonell, David Águila Montero, Rubén Pichín Perón, José Ignacio Martínez y Smith Castillo Pérez.   

 

También agradezco al Líder de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, Erizado Sánchez Santa Cruz, quien envió un mensaje de alerta a las ONG, a Amnistiad Internacional, gobiernos democráticos, y a la opinión pública internacional, por mi detención arbitraria por la policía política. También se personó en la Unidad de Aguilera, donde me encontraba hacia dos días detenida.

 

No faltan en mi reconocimiento Guillermo Fariñas y todos los periodistas independientes que estuvieron al tanto de mi situación. No menciono nombres para que no se me olvide alguno.

 

Falta mencionar todos los reclusos de las prisiones de Cuba que atiendo, y que protestaron por mi liberación. También a todos aquellos que no he mencionado.

 

En mi condición de defensora de los derechos humanos, reitero mi intención de seguir en la lucha. Nunca seré doblegada por la dictadura castrista.

 

Fotos de la golpiza:



Sphere: Related Content

viernes, 21 de octubre de 2011

Detenida, golpeada y injustamente encarcelada Dania Virgen Garcia

Carmen Ferreiro 

 

Dania (centro) y las Damas apoyan a Héctor Maseda en la misa del domingo dedicada a la memoria de Laura Pollan

 

En horas de la mañana el día 18 de octubre, en camino a la sede de las Damas de Blanco (vivienda de Laura Pollan y Héctor Maseda Gutiérrez) para asistir al Te Literario de las Damas; la periodista y Dama de Apoyo, Dania Virgen Garcia, y Michel Iroy Rodríguez, Presidente del Movimiento Impacto Juvenil Republicano, fueron rodeados y golpeados por una un grupo de hombres y mujeres simpatizantes del gobierno quien cooperaron con la Seguridad del Estado para detenerlos.

 

Dania y Michel fueron conducidos a la Estación Policial de Aguilera.  A Michel lo excarcelaron en la tarde del 19 de octubre, pero Dania continua bajo arresto.  Como reporto Elizardo Sánchez, Dania ha sido golpeada y al sufrir un desmayo, fue conducida al hospital donde se le suministro un “medicamento no identificado”.

 

Reporta la periodista independiente Aini Martin Valero que “un grupo de opositores se encuentran plantados en las afueras de la estación policial de Aguilera” exigiendo la liberación de Dania. El activista de derechos humanos Joel Lázaro Carbonell, presidente de la Organización de Derechos Humanos “Cubanos Libres” manifestó  que “todos estamos dispuesto a caer presos si en necesario, pero de aquí no nos iremos”, refiriéndose que los amigos y colegas de Dania permanecerán en las afueras de la unidad policial hasta que sea puesta en libertad.

 

 

Dania y Michel acompañan a Héctor Maseda y Bertha Soler y la caminata de las Damas de Blanco el domingo 16 de octubre en honor a Laura Pollan

 

 

Dania y Michel en el velorio de Laura Pollan

 

 

Dania junto a otras Damas de Blanco y opositores en las afueras del Hospital Calixto Garcia esperando noticia sobre la salud de Laura Pollan antes de su fallecimiento.

 

 

Michel en apoyo a Héctor Maseda en las afueras del Hospital Calixto Garcia

 

Dania junto al Dr. Oscar Elías Biscet y otros ex-presos políticos del Grupo de los 75 en la presentación del documento “Principios para una Nación”

 

Michel junto a otros opositores con las Damas de Blanco y de Apoyo en la casa de Laura y Héctor.

 

Michel y joven opositores en reunión de trabajo con Héctor Maseda


Sphere: Related Content