domingo, 12 de junio de 2011

La Libertad es un Regalo de Dios al Mundo

por Dr. Oscar Elías Biscet

Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos

 

4 de junio de 2011

 

Foto: Oscar Elías Biscet

 

En 1989 el régimen comunista se derrumbó en Europa Oriental y dos años después la Unión Soviética vivió el mismo proceso .Estos hechos históricos llenaron de regocijo a aquellos pueblos que conquistaron su libertad.

 

En el hemisferio occidental, el sistema de los Castro mantuvo su opresión traumática sobre todos los cubanos. Aunque el régimen de la Isla languidece bajo el peso de su ineficiencia y de sus injusticias, sus ciudadanos no han podido arrancarse el yugo de la opresión. Esto se debe a que vivimos en una sociedad del miedo, en la cual impera el terror de estado y el aumento de la doble moral. Estas dos leyes son las características  esenciales de la etapa final de las dictaduras.

 

Ahora bien, los guías máximos de Cuba, Fidel y Raúl Castro, se han convencido al fin del fracaso del socialismo y buscan desesperadamente una fórmula mágica que sea capaz de sacar al país de su profunda crisis económica, política, moral y social. Después de más de cinco décadas de gobierno autocrático han confesado que su modelo económico es excesivamente centralizado y se han visto obligados a dar pasos hacia un sistema  descentralizado que es totalmente incoherente con una planificación centralizada.

 

Raúl reconoce que las reformas económicas por si solas no mejoraran la situación caótica del país. Por eso se aleja de los clásicos dogmas del marxismo-leninismo donde se afirma que: “las fuerzas productiva son las fuerzas motrices de la sociedad”; e inicia la etapa ideológica post-comunista.

 

Existen cuatro modelos económicos: clásico, planificación centralizada, keynesiano y neoclásico. Estos modelos, asociados a una ideología política, determinan el tipo de sistema político que define la sociedad. Analicemos varios ejemplos. Republica Popular China, con su economía de mercado y falta de libertades básicas constituye un gobierno autocrático con todas las características de un régimen fascista. Chile y Corea del Sur, con sus economías de mercado, amplias libertades básicas y gobiernos democráticos son ejemplo de sistemas de democracia representativa. Canadá, con su economía de modelo keynesiano, su respeto a las libertades básicas y su gobierno democrático tipifica otro  sistema de democracia representativa. Finalmente, Corea del Norte y Cuba, con sus economías de planificación centralizada, su total ausencia de libertades básicas y sus  gobiernos autocráticos son ejemplos deplorables de dictaduras totalitarias comunistas.

 

En realidad el gobernante Raúl Castro impulso débiles reformas económicas que no abarcan toda la iniciativa privada. Si a esto le agregamos los altos impuestos y el predominio de una planificación  centralizada no hay dudas de que, con esta fórmula, el país no podrá avanzar hacia un sistema de mercado libre.

 

La Escuela de Chicago y su líder Milton Friedman exponen que las libertades económicas  y las libertades políticas son indisolubles. Si bien esta teoría impulso las revoluciones neoliberales en Estados Unidos de América y en el Reino Unido de Gran Bretaña con extensión al mundo, persisten excepciones a esta ley como China comunista y Singapur.

 

La propiedad privada es un fuerte pilar de la libertad. Esta es la razón por la cual Sylock afirmó: “Usted toma mi vida, cuando hace tomar los recursos, con los cuales yo vivo”. Y es la razón fundamental por la cual los comunistas confiscan y estatizan toda propiedad. Un hombre despojado de su propiedad se convierte en esclavo del estado todopoderoso. Pero el concepto no es absoluto y tiene sus excepciones. Tal fue el caso de muchos grandes propietarios bajo los regímenes de Hitler y de Mussolini.

 

A los efectos de que se produzcan cambios no violentos que conduzcan de una dictadura a una democracia deben existir condiciones objetivas y subjetivas que las impulsen. Sobre todo, la jerarquía que ostente el poder debe ser receptiva a un cambio sin derramamientos de sangre. Tales fueron los casos de Corea del Sur, Taiwán, Chile, España, Sudáfrica y México, entre otras naciones. Un gobierno tiránico que no desee beneficiar a su pueblo con libertad nunca cederá voluntariamente su poder. Este es el caso lamentable, que muchas veces conduce a la violencia como en la Libia de Gadafi, la Rumania de Ceausescu y la Yugoslavia de Milosevic.

 

En Cuba los mandatarios del régimen castrista desprecian totalmente a su pueblo y por eso lo mantienen subyugado, en la miseria y la humillación. Si esos derechos humanos continúan siendo negados se intensificarán  las tensiones y los desafíos. Y por ende, la memoria de Zapata Tamayo y Soto García desencadenarán la insurrección popular no violenta en todas las calles, plazas y parques de Cuba. Porque de una u otra forma, los cubanos seremos libres.

 

Las ideas altruistas y compasivas constituyen la piedra angular de la humanidad en la búsqueda de la libertad y de la democracia. La imitación de lo bueno a través de pensamientos positivos conduce a un mejoramiento de la vida para todos los miembros de una comunidad. Cuando fui condenado por mi defensa incansable de los derechos humanos citaron como una de las agravantes en el juicio mi intercambio de correspondencia con el Presidente George W. Bush. El fiscal no pudo sustanciar la acusación pero yo siempre he guardado como un tesoro uno de sus pensamientos que hoy comparto con mis lectores. Según el Presidente Bush: “La libertad no es un regalo que EUA ofrece al mundo, sino un regalo que Dios hace a la humanidad”.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: