sábado, 2 de abril de 2011

En mal estado preso político enfermo de sida

por Máximo José García González y Ricardo Aguilar García

Periodistas Independientes

 

15 de Marzo de 2011

 

Foto: Yuri Martínez Sánchez

 

Ciudad de la Habana. Yuri Martínez Sánchez cumple una condena de 5 años de privación de libertad, por el delito de tráfico de divisa, el cual no está reconocido en el código penal vigente, cuando compro dos pesos en moneda convertible CUC, para obtener un paquete de alimentos necesarios para su enfermedad, que no es posible con la moneda nacional común, y por tal situación fue confinado en la Prisión para enfermos del SIDA, ubicada en Managuaco km 1-1/2 San José de las Lajas, Provincia Habana.

 

Manifiesta Martínez Sánchez, que el repugnante hecho ocurrió un tiempo después, que él fuera visado por el Departamento de Refugiados, para viajar a los EE.UU. en categoría de refugiado políticoMartínez Sánchez es activista pacifico de la humanitaria Comisión de Atención a Presos Políticos y Familiares (CAPPF).

 

Plantea el reo que antes de entrar a prisión a pesar de tener el virus del VIH, su salud era buena, su carga viral estaba indetectable y los cd4 en un gran porciento.  En cuanto fue recluido la enfermedad comenzó avanzar rápidamente, debido a la mala atención médica y alimentación que hay en el horroroso y tétrico lugar.  Actualmente su carga viral está muy elevada y sus cd4 están muy por debajo y su defensa está muy débil, presenta herpes en el cuerpo y forúnculos humorados.

 

Refiere Martínez Sánchez que el tratamiento con el medicamento que está llevando desde que está enfermo, ya hay que sustituirlo porque el virus se familiariza con el medicamento y este ya no hace efecto lo que lo llevaría a una muerte segura a través de una enfermedad oportunista.

 

La Comisión de Atención a Presos Políticos y Familiares (CAPPF) pide la libertad inmediata para Yuri Martínez Sánchez y responsabiliza al gobierno cubano por lo que le pueda pasar.                

 

“Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de Creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.

 

Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.”—Artículos 18 y 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: