sábado, 2 de abril de 2011

Biscet es el primero entre iguales

Biscet primus inter pares est

 

por Oswaldo Yáñez

Bloguero y Periodista Independiente

 

A quince de marzo del año de la inminente libertad para todos los cubanos

 


Foto: Oscar Elías Biscet (EFE)

 

Ciudad de La Habana. Llegó la hora compatriotas, es el momento de dar el paso adelante, el instante que todos estábamos esperando es hoy, tanto en la isla como desde el exilio se impone que ofrezcamos el apoyo necesario, para que la tiranía de los Hermanos Castro toque a su fin de una vez por todas, al hombre que está llamado a liderarnos a todos en la transición a la democracia, Oscar Elías Biscet.

 

Ya desde la ergástula castrista anunció que pretendía organizar el proyecto que liberara a su patria y nada más salir ha reafirmado su voluntad de hacerlo de una manera inequívoca, pidiendo la renuncia de los Castro y sus acólitos por una razón muy sencilla, llevan demasiado tiempo en el poder sin hacer nada por su pueblo y la patria está destruida fisca, moral y económicamente hablando, sic.

 

El Dr. ha establecido las prioridades, primero liberar a los presos políticos, conseguir que se respeten los Derechos Humanos y después desalojar a los hermanos tiranos del poder de manera pacífica para evitar masacres como las que acontecieron en el pasado y en el presente léase Libia.

 

Todos sabemos que en nuestra tarea estamos casi solos, descontando los puntuales apoyos de los países de la antigua Europa del Este, Suecia y pocos más, los demás gobiernos conceden una legitimidad a la dictadura cubana que nunca debieron otorgarle, más aún, constatamos que el liderazgo norteamericano en cuanto a derechos y democracia se refiere es cosa del pasado.

 

El proclamado líder del mundo libre, Barack Hussein Obama, ha permitido que los mercenarios y las tropas que permanecieron fieles a Gadafi bombardearan a la población civil y a los opositores al dictador libio con el resultado de que ahora mismo está ganando la guerra civil desatada. Los líderes europeos tampoco han hecho nada para evitar este genocidio sino congelar unos cuantos millones, sic transit gloria mundi.

 

La Casa Blanca fue más allá al permitir que varios aeropuertos operaran vuelos con dirección a mi patria, esperaban a cambio la suspensión de la condena del contratista Alan Gross que fue condenado por delitos que solo existen en los remedos de códigos penales de las dictaduras; bajo estos hechos sólo cabe concluir que la administración norteamericana busca controlar un posible flujo desmedido de inmigrantes cubanos y poco más...

 

Porque no creo que los pocos cientos de millones de dólares que los cubanoamericanos muevan puedan paliar los problemas económicos de la otra orilla, me niego también a creer que los políticos han adoptado esta medida por los aportes a la futura campaña de reelección presidencial de los beneficiados por este comercio que en realidad solo insufla oxígeno a la tiranía castrista.

 

Yo lo he expresado en el pasado, Biscet en el presente, las mismas medidas se tomaron con China sin que se haya producido un ápice de avance en cuanto a libertad de expresión o respeto a los derechos fundamentales, eso sí, ya hay mucho millonarios orientales que le prestan la plata a los americanos, bonita lección de principios, brillante diría.

 

La disidencia sigue avanzando en cuanto a logros y a su número, el proyecto de Oscar Elías Biscet es incluyente y en él cabemos todos porque lo único que pretende es la liberación de nuestra patria, por ello todas las organizaciones, partidos políticos y ciudadanos a título individual pueden y deben respaldar esta iniciativa.

 

Ni que decir tiene que la contrainteligencia tratará de evitarlo a toda costa, emplearán toda su artillería, desde la detención, la amenaza, la golpiza y el encarcelamiento, lo acostumbrado para los contestatarios, pero también se usarán a los chivatones y a los débiles susceptibles de ser doblegados.

 

El esfuerzo de generosidad que deben hacer los dirigentes más visibles de la disidencia es palmario, renunciar por unos momentos al primer plano para pasar al segundo tras la espalda del Dr. Biscet, conociendo al hombre me imagino que cuando el objetivo esté conseguido se dedicará a vivir su vida y ser feliz viendo su sueño hecho realidad.

 

Los que no estén en este barco se subirán a la nave zozobrante de los castristas, no hará falta que nadie los señale, los que no estén con Oscar Elías estarán en su contra, nadie dirá que los esfuerzos realizados por FLAMUR, el Movimiento Cristiano de Liberación, Las Damas de Blanco y el resto de disímiles agrupaciones y personas destacadas como el mártir Orlando Zapata Tamayo, Antúnez, Fariñas, Yoaní, por citar sólo a algunos, fueron en vano, no, nunca.

 

Más bien al contrario, gracias al trabajo, arrojo y valor de estos compatriotas y el resto de los omisos será posible que vean a su patria en Libertad y la gratitud de todo el pueblo llegará sin dudarlo cuando puedan expresarlo sin temor a represalias, porque no debemos olvidar algo, el miedo y la desinformación todavía existe.

 

Buena prueba de ello es el bombardeo desinformativo que trata de ligar al gobierno norteamericano con los esfuerzos que se realizan para ayudar a que las comunicaciones fluyan libres, el mensaje es claro, solo puedo escribir si es a favor de la tiranía, solo puedo hablar para loar a los tiranos y glosar los disímiles proyectos vacíos y las normas nuevas que dictan que nada más ser rubricadas pasan a ser letra muerta, si disiento soy un delincuente.

 

Nadie en la calle se cree tanta patraña, el pueblo sólo sabe que vive en un hogar destruido, que tiene hambre porque no alcanza ni para el arroz y la papa y mucho menos la malanga, que las comunicaciones valen muchos kilos y que así no vamos a ningún sitio, todos están hartos de esperar un cambio.

 

Y este es el mayor temor de los generales empresarios que esperan heredar el poder bajo guante de hierro, que los cubanos digamos basta en un número crítico que obligue a actuar al ejercito y ponerse delante de la disyuntiva de disparar contra sus compatriotas o unirse a ellos, a mi no me cabe duda de que elegirán la segunda opción.

 

Es por ello que mis coterráneos y los exiliados deben responder con una sola voz al llamado de Oscar Elías Biscet, agrupados y unidos superaremos nuestros miedos y fantasmas, arrostraremos a este régimen dictatorial al único lugar donde debió estar siempre, en el ostracismo, en torno a este cubano de pro nos debemos articular, no es más ni menos que nadie, es el primus inter pares, el primero entre iguales.

 

Hagamos coro con el Doctor y exijamos la renuncia de los Castro y la liberación inmediata e incondicional de los presos políticos y de conciencia, es ahora, es ya, la patria nos llama, Biscet ya ha respondido...yo me pregunto si lo hará usted, yo confío que la respuesta será un si abrumador.

 

La pequeña chispa a menudo provoca inesperadamente un gran incendio. Parva saepe scintilla magnum incendium insperato excitat.

 

¡Zapata Vive!


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

1 comentario:

Arroyito dijo...

Como me gustaría ver a mi patria libre de los castros, ni con mayúscula escribo su apellido aunque sea una falta en mi ortografía, para ellos tengo un cero gigante en todo. No soy amante de la violencia, admiro a Oscar Elías Biscet por su valentía e inteligencia pero no creo que se pueda obtener la libertad de Cuba por la vía pacífica,ellos no cederán el trono por las buenas habrá que sacarlos a patadas por el trasero y sobre todo no se puede tener compasión con quien no la ha tenido con nuestro pueblo, ojo por ojo, hay que medirlos con la misma vara con la que nos han medido durante 50 años , los castros están en el poder entre otras cosas por nosotros ser tan pacíficos, porque valentía sobra y eso nadie tiene que dudarlo está más que probado, a Oscar le va a costar unir y organizar a los cubanos, todos sabemos que el es un hombre capacitado y muy querido por muchos cubanos, pero el nivel de desunión y desinformación es tal que nadie confía en nadie y lo primero que se piensa es que todos somos de la seguridad,hay que reconocer que desde el principio supieron desunir a la población, aprovecharon lo pacifista que somos, la miseria en que hemos vivido para crear desconfianza y odio entre nosotros mismos, un ejemplo bien simple y sencillo es cuando repartían una cámara de bicicleta entre tantos trabajadores que a todos les hacía falta, en ocasiones pude ver a compañeros y amigos de trabajos romper una amistad de muchos años por querer obtener el repuesto para bici, la exhibición de las series Día y noche, En silencio ha tenido que ser, y otros son buenos ejemplos de sembrar la desconfianza y el miedo entre nosotros, ahí se hace énfasis en como ellos son capaces de infiltrarse en cualquiera banda, religión, institución etc, y como manipulan y chantajean a muchos obligándolos a trabajar para ellos o mejor dicho convirtiéndolos en chivatos profesionales como el personaje de él Tabo, Julito el pescador etc. Me atrevería a apostar que En Cuba hoy en día la inmensa mayoría quiere ver desaparecer a los esbirros de la dictadura castrista y ver cambios progresivos, en todas las esferas, sentirse libre en la tierra bella que nos ha visto nacer, libre de hacer y de opinar sin censura pero nadie sabe quién es el que tiene al lado, esa desconfianza hay que acabarla y unirnos todos los de dentro y los de fuera y acabar de una vez y por todas con estos esbirros criminales y se acabaran nuestras agonías, interpretemos y pongamos en práctica el significado de la letra de nuestro hermoso hidno nacional MORIR POR LA PATRIA ES VIVIR. Llegó la hora de unirse y seguir a Oscar Elías Biscet para acabar con los esbirros castros y su camarilla lame botas. Viva cuba libre.