jueves, 10 de marzo de 2011

Los peones quemados

por Oswaldo Yáñez

Bloguero y Periodista Independiente

 

A uno de marzo del año de la inminente libertad para todos los cubanos

 

Ciudad de La Habana. La desesperación en el desgobierno cubano ha adquirido la cota más alta en sus más de diez lustros de historia, no sólo su descrédito internacional es completo sino que los reportes de la contrainteligencia hablan por sí solos y la indiscreción del General Andollo clama al cielo, el descontento popular cursa con violencia gratuita, robos, huelgas y una pérdida del miedo a quejarse en público nunca antes conocida, sus respuestas han sido como los desgobernantes viejas y caducas, represión y difamación, ambas con resultado opuesto al pretendido.

 

La nueva moda de derrocar tiranos que se extiende por Oriente Medio está siendo opacada y tergiversada por los libelos oficiales con su habitual ineficacia, a nadie escapa que en Túnez y en Egipto hay nuevos regímenes que al parecer adoptarán los niveles internacionalmente aceptados de las democracias modernas, lo de Libia y Muamar El Gadafi, como diría el Padre Conrado, eso son otros cinco pesos.

 

El tirano libio no sólo ha visto como sus fondos y propiedades en el extranjero han sido bloqueadas, sino que si sale de esta, cosa que a muchos les parece improbable, enfrentará cargos por genocidio ante el Tribunal Penal Internacional por masacrar a su pueblo, su satrapía le llevó a ordenar el bombardeo de sus desarmados ciudadanos y al parecer, con tristeza lo resalto, con la ayuda de pilotos cubanos, un irrefrenable temblor ha invadido al generalato verdeolivo...

 

El apoyo de el Gorila de Barinas y de los Hermanos Tiranos no ha servido para evitar que se expulse a ese país de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, no dirán que no se lo advertimos, no se puede poner a los zorros a cuidar de las gallinas; me pregunto cuánto tiempo habrá de pasar hasta que hagan lo mismo con Cuba y Venezuela, esperemos que lo hagan antes de que nos lluevan las bombas.

 

Las fotos de líderes democráticos de todo el orbe con el sanguinario líder libio han sido engavetadas a toda prisa y son prácticamente de todas las nacionalidades, se supone que habrían de hacer lo mismo con las de los Castro pues en el archivo cubano ya han sido registradas decenas de miles de muertes por su causa, pero para alguno todavía no es tiempo de comentar el genocidio cubano, lo malo es que estos acontecimientos han llevado a algunos gobernantes democráticos a reflexionar sobre sus amistades peligrosas, veremos en que para todo.

 

Así como muchos países se aprestan ahora a ayudar a las oposiciones tunecina, egipcia y libia, deseo que hayan aprendido la lección y lo hagan con los opositores en mi patria, toda ayuda para recuperar la libertad y la democracia en un país es legítima, lo ilícito e inmoral es callar ante los atropellos diarios de la dictadura cubana, les recuerdo que vivimos en una tiranía igual o peor que las que han caído recientemente.

 

La más cruenta represión en décadas fue desatada por el Ministerio del Interior para evitar que en nuestra patria los homenajes por los aniversarios de la muerte de Orlando Zapata Tamayo y los cuatro integrantes de las dos avionetas derribadas de Hermanos al Rescate se convirtieran en un nuevo Maleconazo.

 

En todo caso las detenciones, arrestos domiciliarios y golpizas se contaron por centenares y por decenas los homenajes que se llegaron a realizar de la Punta de Maisí al Cabo de San Antonio, al parecer no somos tan pocos como a muchos les gustaría y lo peor es que las simpatías hacia los grupos disidentes se acrecientan día a día a pesar del ingente esfuerzo que realiza a diario la contrainteligencia.

 

En algunas otras ocasiones he reflejado que si esos recursos y los de la inteligencia en el exterior se hubieran dedicado a otros fines nuestra patria no parecería el escenario de un bombardeo, de las cañerías manaría agua y las conducciones albañales no reventarían por los tupimientos, las carreteras serían transitables, las guaguas llegarían a todos sitios y a su hora y los trenes no parecerían maquetas de hace cincuenta años, por no hablar de los hospitales destruidos y de los médicos y sanitarios exiliados para poder ganar un jornal que les permita resolver a pesar de tener que someterse al adoctrinamiento castrocomunista.

 

De todos es conocido que la Revolución de los Gladiolos que representan las Damas de Blanco es el objetivo prioritario de la contrainteligencia y el último y salvaje episodio represivo nos lo muestra a las claras, no hay transporte para llegar al Vedado pero si para mover a los componentes de las fuerzas represoras previo negocio de la jabita de apremio, lo que sí está claro es que no es el pueblo el que las confronta sino agentes entrenados y revolucionarios mal pagados.

 

Castro II el Empecinado dio el visto bueno para quemar a dos opositores que fueron quebrados por la contrainteligencia y orquestar una campaña de descrédito de la disidencia en general, a saber: Carlos Serpa Maceira y Moisés Rodríguez, los agentes Emilio y Vladimir, ambos sin el entrenamiento necesario para tener una cierta garantía de éxito en sus misiones encomendadas.

 

Carlitos tenía como cometido dividir y enfrentar a las Damas de Blanco para lograr su desactivación como grupo contestatario y que cesaran las marchas de las familiares de los presos políticos por la Quinta Avenida; Vladimir estaba encargado, entre otros menesteres que acaso pueda detallar otro día, de desmembrar en varios núcleos y opacar la repercusión internacional la Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, nadie que no sea ciego puede constatar el fracaso de ambos agentes.

 

Lejos de desactivar la Revolución de los Gladiolos el agente Emilio sólo contribuyó a darle más repercusión internacional, de hecho el Teniente Coronel Samper de la Contrainteligencia a cargo de este trabajo no estaba nada contento con el agente de control de Carlitos por su excesivo afán para resultar creíble, eso cuando fue doblegado pues antes el celo era genuino, en todo caso los implicados tienen un futuro más que negro.

 

Lo que yo me pregunto es si Carlitos ponderó con cuidado donde se va a meter cuando el régimen colapse finalmente, en la disidencia contaba con gente que estaba dispuesto a ayudarle aún a pesar de sus recelos y muchos le llamaban hermano, en su nuevo papel de seguroso no será igual, las treinta monedas con que premiaron su traición volarán porque el dinero tiene la molesta costumbre de acabarse, los que dicen ser sus amigos se distanciarán en cuanto les convenga y a lo peor acaba de buzo como otros que sirvieron a la tiranía en su momento.

 

Los maestros de la Roma antigua escribieron que si los tiempos te son adversos procura que te hallen de cónsul, no correrán esta suerte este par de esbirros traidores, al contrario pasarán a la lista negra de aquellos que traicionaron a su patria cuando más les necesitaba, porque ni aunque más tarde se presentaran con un bonito carne de la CIA diciendo que el programa y los reportes fueron fruto de la penetración que habías sido ordenado realizar de los servicios castristas, nadie, nadie, les volverá a creer nunca jamás.

 

Tu Carlitos, en particular, serás recordado por traicionar a las más grandes que ha parido esta tierra desde Mariana Grajales, Las Damas de Blanco, esa mancha quedará tan indeleblemente grabada en tu piel como la cicatriz de tu frente. solo eres un peón quemado, un títere de una revolución equivocada engullido por su sistema, otro hijo de Saturno devorado; la Madre Teresa de Calcuta escribió que el perdón es el regalo más preciado que puede recibir el hombre, toma el mío al leer estas letras, con otros no tendrás tanta suerte... ahora sólo te queda rezar para que te perdone Dios...

 

Así pues concluiremos que la lucha continua, porque así como no transitamos por La Habana observando los ojos que todo lo graban, tampoco los disidentes comenzarán a mirarse unos a otros pensando quien es el próximo traidor, las actividades continuarán porque ni todos los agentes que el castrismo pueda pagar o doblegar serían suficientes para impedir un hecho incontrovertible, la patria se liberará del yugo castrista más pronto que tarde.

 

Las Damas de Blanco seguirán desfilando gladiolo en mano reclamando la libertad de los presos políticos y de conciencia, los grupos contestatarios continuarán trabando en iniciativas para recuperar la democracia, las bibliotecas independientes proseguirán con la divulgación de la literatura prohibida y los periodistas independientes no pararán de reportar los desmanes perpetrados por los esbirros mercenarios de los Hermanos Tiranos.

 

Toda ayuda será bienvenida por el mero hecho de que quien apoya con sus medios a quien lucha por la libertad de su patria no comete tropelía alguna, lo negligente y criminal sería que pudiendo no lo hiciera, los mismos que reportan que los disidentes reciben insumos y dólares del extranjero no dudan en babear ante Gadafi, Chávez o el tiranuelo de turno con tal de que no les falten las prebendas ridículas con las que la dictadura trata de mantener a sus siervos a su servicio.

 

Lejos de desfallecer, los últimos acontecimientos nos sirven como acicate y nos demuestran que nuestra senda es la correcta, el espíritu de Zapata seguirá inspirándonos, ninguna campaña de descrédito va a amilanarnos, ningún peón quemado va a detenernos, no renunciaremos jamás a vivir en una Cuba Libre de Tiranos.

 

Pérdida sin daño. Damnum absque inuria.

 

¡Zapata Vive!


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: