lunes, 14 de marzo de 2011

Familia cubana largamente reprimida

por Ricardo Aguilar García y Máximo José García González

Activistas de Derechos Humanos

 

9 de marzo de 2011

 

En la foto: Belkis Felicia Jorrin Morfa y su hijo Yuri Martínez Sánchez

 

 

Belkis Felicia Jorrin Morfa, máxima representación femenina de una familia cubana opositora y defensora de los Derechos Humanos en Cuba, denuncia a la opinión pública mundial una consecutiva represión a ella y a su familia por parte de la policía política del régimen comunista imperante en Cuba desde hace más de medio siglo.

 

Jorrin Morfa argumenta que sus problemas presentes se deben a sus diferencias políticas con la práctica y filosofía del gobierno cubano, lo que los ha llevado a ser defensores pro derechos humanos y militar en organizaciones antigubernamentales de carácter pacífico, cito Comisión de Atención a Presos Políticos y Familiares (CAPPF) y el Movimiento Liberal Cubano (MLC), ambas radicadas en la capital del país.  Lo cual se gesto y realizo un sinnúmero de acciones  represivas contra ese seno familiar y que ya ha cobrado la libertad de su hijo adoptivo Yuri Martínez Sánchez (enfermo del SIDA) el cual cumple actualmente una injusta pena de dos años y aumentada con posterioridad a 5 años en la Causa numero 525 – 2008 por “trafico ilegal de divisas”, por comprar 2 pesos en moneda convertible (CUC), en un centro penitenciario para personas aquejadas con este mal, sito en Managuaco km ½ San José de las Lajas, Provincia Habana.  Además de estar visado como refugiado político por el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica, y otros ejemplos que expone a continuación.

 

La denunciante relata que el día 26 de Octubre del 2009 es detenida en la prisión en la que se encuentra su hijo, producto del momento en que son requisados los familiares que ingresan para entregar el avituallamiento al los reos.  Ella estaba en posesión del carnet que la identificaba como miembro de la CAPPF conjuntamente con documentos de contenido político y prensa libre. La detención fue ejecutada por una agente del penal conocida por “La China”, la cual dio parte al re-educador de apellido Verdecía que la condujo a la oficina del DTI (contrainteligencia), donde permaneció por espacio de dos horas hasta que apareció el oficial político del centro, confiscando los antedichos documentos, por lo que también fue ofendida verbalmente y tildada de “mercenaria al servicio del imperialismo yanqui” y de igual manera al reo.

 

Los demás familiares de Belkis que también se encontraban visitando al reo, José Castelnau Castellano (esposo), Gesse Castelnau Jorrin, Gesika Castelnau Jorrin, Yusmeiki Reinier Fajardo Jorrin, Domingo Andrés Pino García, María Roja Perera y Miguel Morfa Romero, les fue prohibida la visita al reo y su estancia dentro del penal al protestar pacíficamente por el arbitrario incidente. Según Pino García que califico el incidente de repulsivo ya que las autoridades penitenciarias no tuvieron en cuenta lo fatigoso que fue para la familia el viaje al lugar por las condiciones tan malas en la que se encuentra el transporte público.

 

El 28 de Octubre del 2009 (dos días después del incidente antes mencionado), se personaron en el domicilio de Belkis Felicia, dos oficiales que se identificaron del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE), a la que arrestaron y condujeron a la Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) cito en calle Dragones y Lealtad, Centro Habana, y fue presentada ante un oficial nombrado “Yoany”, y la misma pidió entrevistarse con el Jefe de la Unidad de apellido Salva con el fin de reclamarle sobre el injusto encierro de Martínez Sánchez  manipulado por un agente nombrado Maike al cual la madre acusa de corrupto. La respuesta hacia ella fue negativa, acompañada de todo tipo de ofensas verbales y advertida que la represión contra ella iba a ser mayor por su condición de “contrarrevolucionaria”.

 

El 3 de Enero del 2010 fueron conducidos a la Unidad de la PNR cito calle Zanja, Centro Habana en un patrullero enumerado (090) y presentados ante el mismo Oficial Salva los siguientes afectados: José Castelnau Castellano, Gesse Castelnau Jorrin y Yusmeiki Reinier Fajardo Jorrin. Sometidos a interrogatorios por las actividades opositoras pro derechos humanos, amenazados y chantajeados.  También se le abrió un expediente de peligrosidad social para José Castelnau, de 55 años de edad, enfermo de hipertensión y con una isquemia cerebral, al cual no se le permitió el acceso a sus medicamentos correspondientes tras estar arrestado por más de 24 horas como al resto del grupo familiar.  Por tal maltrato los afectados de plantaron en huelga de hambre todo el tiempo que estuvieron detenidos. El arresto se efectuó a la 1:00 pm de ese día hasta las 4:00 pm de día siguiente.

 

Felicia Jorrin y su esposo Castelnau Castellano, también denuncian la vigilancia y el acoso constante por parte de los cuerpos represivos de la policía política cubana al ser instalada una cámara de vigilancia frente a la puerta de su casa, y por las medidas profilácticas usadas contra Castellano, al mantenerle un expediente abierto por peligrosidad sin motivo que lo justifique.  Belkis y José, vecinos de Calle Belascoain número 306, Apartamento 11 entre San Rafael y San Miguel, Centro Habana y en el cual también radica el Segundo Buro de Atención a los Presos Políticos de la CAPPF, argumentan que todo esto es parte de una guerra psicológica de desgaste usada contra ellos y el resto del seno familiar al no ceder a las imposiciones del Partido Comunista de Cuba (PCC).

 

Esta familia opositora teme por la crítica situación de Yuri Martínez Sánchez, el cual se encuentra en un estado avanzado de su enfermedad de la cual no está recibiendo el cambio de tratamiento médico que le corresponde desde hace tres años en centro penitenciario para enfermos del SIDA en el que continua; lo que le ha ocasionado erupciones en la piel en forma de bolas con humor las cuales le son extirpadas dolorosamente en un tratamiento a sangre fría, y también está presentado dolor en los huesos mas las defensas del cuerpo bajas.  Todo esto empeorado por la mala alimentación del penal.  El mismo agobiado por su situación, ha planteado que piensa plantarse en huelga de hambre si su caso no es atendido correctamente. Pero la familia teme que esta decisión le puede acarrear la muerte y todo esto conllevado por deseo de venganza y contención a la creciente oposición civil al régimen comunista cubano.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: