jueves, 31 de marzo de 2011

Aniversario

por José Alberto Álvarez Bravo

Periodista Independiente

 

14  de marzo de 2011

 

Foto: José Alberto Álvarez Bravo

 

Ningún cantante servil me dirá, ni en público ni en privado, que el pueblo me venera, ni pedirá que viva más. Otra ventaja de no ser El Supremo. Súmese a esto que el próximo 19 de marzo pisaré “la línea divisoria de los 60” –Plinio Apuleyo– sin la cierta expectativa de llegar a 85 acumulando dinero, y el odio de mi pueblo. Gracias a Dios.

 

Solo aspiro a que vengan a mi casa varios de mis amigos y hermanos de la disidencia –por lo común, coinciden– este sábado sobre las tres de la tarde, para fingir que nos alegra acumular tal cantidad de años. Por tratarse de un evento por el que solo se transita una vez en la vida, trataremos de no “aguar la fiesta” recordando el infausto destino de decenas de miles de compatriotas, a quienes las ensangrentadas manos de los Castro les impidió ni siquiera acercarse a esta línea; Orlando Zapata Tamayo –duodécimo cubano inmolado en huelga de hambre–, Remolcador 13 de Marzo, yate Rio Canímar, Hermanos al Rescate, aventuras internacionalistas, Estrecho de La Florida, paredones, y una interminable y horrenda lista. Ni Dios los perdona.

 

A esa parte inseparable del pueblo cubano, a quien los mismos malvados mantiene dispersa por ajenas latitudes, le pido un mail, no de felicitaciones personales, sino de confianza en que ya pronto estaremos todos reunidos en la tierra que nos vio nacer.

 

Si ese día no nos enfermamos, ni nos secuestra la policía política o nos sitian el acceso al domicilio para impedir la llegada de quienes quisieran acompañarnos, entonces tendremos un aniversario “a lo cubano”: pan con croqueta y guachipupa.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: