miércoles, 9 de febrero de 2011

Libera a Biscet

por Oswaldo Yáñez

Bloguero y Periodista Independiente

 

A dieciocho de enero del año de la inminente libertad para todos los cubanos.

 

Los cubanos estamos solos en la lucha por la libertad de nuestra patria, muchos lo sabemos hace tiempo, otros no quieren creerlo todavía, salvo las honrosas excepciones de algunos colectivos, partidos e incontables a título individual, pero todos están lejos, demasiado lejos, es por ello que en estos momentos se impone una estrategia unitaria impostergable para darle el último empujón a los hermanos tiranos y sus adláteres.

 

Oriente medio está en llamas, la revolución de azafrán ha obligado al tunecino Ben Alí, un golpista tirano, a huir a Arabia Saudita, el futuro es incierto en Túnez pero parece claro que la democracia tiene todas las de ganar, el pueblo hastiado de la rapiña de la primera dama y su familia, en una situación de hambre y carestía extremas se lanzó a la calle a reclamar su libertad, los muertos se cuentan por decenas, pero para los vivos su sacrificio mereció la pena.

 

Al parecer la inmolación de un joven fue el detonante de la explosión social, en estos días varias personas en Egipto, Argelia y Mauritania se han prendido fuego a sí mismos reclamando la liberación de sus respectivas patrias, incluso el régimen de hierro marroquí tiembla ante la posibilidad de que el virus se contagie por el norte de África.

 

Y en medio de esta vorágine los chicos de Obama, casi con nocturnidad y alevosía le inyectan al régimen un nuevo balón de oxígeno en forma de levantamiento de restricciones, este apoyo a Castro II el Empecinado no revela sino la clara intención de la administración norteamericana de evitar problemas en el estrecho de la Florida, ni siquiera el nuevo cargo de Ileana Ros-Lehtinen le posibilitará subvertir esta estrategia.

 

Lo más nauseabundo del caso es que citan al pueblo cubano como primer beneficiado de estas medidas, tratar de disfrazar las concesiones unilaterales como ayudas directas a mis compatriotas es una desfachatez de la que sólo creía capaz a los castristas pero mira por dónde han sido los demócratas de la yuma los autores de este tamaño dislate.

 

Los asesores del Presidente norteamericano tienen en su mano todas las cartas para forzar a la tiranía a tomar un avión rumbo a ninguna parte pero en vez de tratar de obtener la democracia para mi patria han optado porque los hermanos tiranos les guarden el patio de atrás, andan muy ocupados en otros lares como para poder detenerse más de lo imprescindible con unos pocos millones de latinos que sólo saben batear y bailar salsa.

 

En vez de procesar por narcotráfico y lavado de dinero al generalato verdeolivo que nos desgobierna, les levantan restricciones, en vez de solicitar la incautación de los bienes de los pinchos duros del régimen atesorados en el extranjero fruto del delito y la rapiña en compensación por lo hurtado y destruido, se sientan a conversar, en vez de encausar por crímenes de lesa humanidad a los hermanos tiranos les envían profesores, estudiantes, sacerdotes y dólares que dicen liberarán al pueblo.

 

La misma estrategia que con los chinos y en el imperio amarillo todavía esperan el momento de su liberación. Yo no sé que más pruebas les hacen falta a mis compatriotas de la otra orilla para convencerse de que no existe otra voluntad en la Casa Blanca sino la de mantener el status quo actual en nuestra patria, le temen a la inmigración masiva pero tienen la solución implementada en la mano. Si rubricaran la adenda que modifica la ley de ajuste cubano y fuera condición sine qua non solicitar visa para la entrada en la otra orilla, la inmigración masiva, tan temida, nunca se produciría.

 

Muchos voceros interesados en seguir sacando partido de la situación actual dirán que esto significaría que estaríamos prisioneros en nuestra isla, para esos contumaces les traigo noticias frescas, hace más de diez lustros que nuestro archipiélago es de facto una cárcel, ha llegado la hora de que seamos conscientes de que no somos los cubanos los que debemos marcharnos sino los tiranos que nos oprimen.

 

Hasta la Unión Europea ha postergado decisión alguna en cuanto al levantamiento de la posición común, incluso el hecho de que la inefable Catherine no tenga siquiera fecha asignada para reunirse con Bruno el Infame, les ha revelado de que las intenciones de cambio de la dictadura castrista son nulas, todos se mantienen a la espera de que la bestia coma suficientes dólares para volverse mansa, al parecer ad calendas graecas y nosotros sojuzgados y comiendo cables.

 

No queda otro remedio que apoyar sin reserva alguna la Revolución de los Gladiolos, nuestras Damas de Blanco, a pesar de la continua y desmedida represión que soportan, siguen siendo el máximo exponente del reclamo esencial, la libertad de los presos políticos y de conciencia, porque es ahí donde radica la solución a todos nuestros males y la fuente de todos los desvelos de los represores.

 

Biscet es la clave, ellos lo saben y nosotros también porque ningún grupo opositor dirá no al llamado del Doctor Oscar Elías a integrar un plataforma de salvación nacional, porque sólo los agentes encubiertos del régimen pondrían reparos a asistir a una movilización convocada por este cubano de pro, porque únicamente los exiliados interesados en que nada cambie se opondrían a que este hombre liderara a todos nuestros compatriotas en un proceso de transición a la democracia.

 

Por eso Castro II el Empecinado está torturándolo, es por ello por lo que ha tratado de asesinarlo en el penal en varias ocasiones, este es el motivo de que sus familiares y los de otros presos sean coaccionados y chantajeados para tratar de conseguir su destierro en vez de su liberación, esta es la razón de que la contrainteligencia ideara el proceso de deportación de los presos de la primavera negra.

 

Debemos aceptar que nadie va a venir a luchar por nuestra libertad, que ninguna suerte de cuentapropismo sirve para poder viajar sin restricciones, que el trabajo fuera del aparato de la dictadura no nos reportará la libertad de expresión, que las remesas no conllevarán elecciones pluripartidistas, las libertades en los regímenes comunistas han sido históricamente conquistadas y nosotros debemos hacerlo de igual manera.

 

Oscar Elías Biscet ha declarado desde la ergástula castrista que cuando salga tiene la intención de liderar un proyecto unitario en aras de conseguir la libertad y la democracia para todos sus compatriotas, el mero hecho de proclamarlo estando preso nos revela la determinación y firmeza de sus intenciones, el ha dado el primer paso, nos corresponde a los demás apoyarlo y el segundo movimiento no es otro que exigir su inmediata liberación sin destierro al igual que la del resto de presos políticos y de conciencia.

 

En estos momentos en los que el sufrimiento de todo el pueblo está alcanzando cotas nunca antes imaginadas es cuando los opositores del insilio y del exilio deben levantarse con una sola voz exigiendo la libertad de Oscar Elías Biscet, olvidando protagonismos innecesarios, postergando las diferencias y sacrificando nuestros intereses particulares conseguiremos que este imposible devenga en realidad.

 

Sin que nadie discrepe. Nemine cotradicente.

 

¡Zapata vive!


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: