jueves, 13 de enero de 2011

¿Un Rascacielos Pinareño?

por Rafael Bueno

Bloguero y Periodista Independiente

Revista Transición a la Democracia

 

9 de diciembre del 2010

 

Foto: Pedro Luis Lazo Iglesias

 

La pregunta podría ser increíble. Cualquiera lo dudaría. ¿Un rascacielos en Pinar del Río, Cuba?

 

Me dijo en tono jocoso y con la inocencia que generan siempre sus palabras. Otra persona dijo: ¡Quién lo hubiese visto jugando con los Cardenales de Saint Louis o en los años 50 con los leones de la Habana, Los Alacranes de Almendrares, Los Elefantes de Cienfuegos o con los Tigres de Marianao! Mientras yo le respondí.- Su calidad como pelotero va más allá que eso. Mejor con Los Yankees de New York.

 

Él es el único después de José Ariel Contreras que ostenta los mejores resultados como lanzador. Es Pedro Luis Lazo Iglesias. En realidad “El Rascacielos Pinareño” como es conocido por la afición en Cuba y en el mundo. Aún lo recuerdo en la ESPA Provincial cuando vivió de forma permanente con su tía Berenize Moreno. Siempre jocoso, vivaracho y aparentemente sin darle importancia a las cosas. Dany Rivera su primo hermano recuerda cuando lo separaron de la ESPA Ormani Arenado definitivamente no sabían lo que hacían.

 

Luego por sus propios medios continuó sacrificándose en el Motel deportivo hasta llegar al equipo Forestales donde inicia su destacada carrera participando en la XXX  serie nacional de 1990-91. Desde entonces comenzó a formar filas en las diferentes agrupaciones que se creaban como Pinar del Río y Forestales (Serie Nacional) y Occidentales y Pinar del Río (Selectiva). Después de 20 años de carrera coleccionando éxitos y excelentes títulos.

 

El Rascacielos Pinareño ha acumulado más de 430 lanzados y carreras limpias de 3.30. Un gigante como Lazo a muchos bateadores los ha dejado con el deseo de batear. Con su impresionante recta de 95 millas por hora ha ponchado a más de dos mil bateadores.

 

En los eventos internacionales es abridor por Cuba y siempre relevista. Así como primer serpentinero más ganador en series nacionales con (238) juegos ganados luego le siguen los legendarios Jorge Luís Valdés (234) y Braudilio Vinent con (221). Lazo jugó fuera de Cuba por vez primera a sus18 años  en Mayo de 1991 en Ottawa Canadá. Triunfó también en las Olimpiadas de Atlanta 95, Atenas 2004, Sydney 2000, y otros eventos internacionales.

 

Si algo le faltaba al Rascacielos Pinareño en su ingente carrera era una victoria ante un equipo de Grandes ligas Estadounidense.  Así lo logró en el Petco Park de San Diego en la victoria lograda frente a República Dominicana. Fatalmente  las autoridades del instituto nacional de Deporte y recreación (INDER) en Cuba no le han brindado al mejor lanzador de Cuba las atenciones pertinentes que muy bien merece el rascacielos Pinareño como atleta de alto rendimiento.

Pedro Luís Lazo vivió muchos años en un albergue del INDER. Disponía de un auto Soviético Marca LADA, viejo, hecho añicos. Su maletero estuvo atado por años aun grueso alambre de cobre. Para arrancarlo, como mínimo había que ser mecánico automotor, o varias personas tenían que ayudarlo a empujarlo.

 

Lazo es compadre del Titán de Bronce José Ariel Contreras, Otro triunfador que prefirió la libertad y no echarle mas un dólar en los bolsillos de Fidel Castro. Luego el Titán mandó a buscar a sus hijas y a su esposa en una lancha rápida.  Las Autoridades de Cuba le negaron la salida legal a la familia del Astro Pinareño comparado con uno de los próceres de la independencia Cubana, Antonio Maceo, El Titán de Bronce.

 

Y aunque se siente ufano me mira con una mirada imperceptible pero no dice nada, él es mi amigo y no quiere comprometerse. Nunca le hace loas a la revolución, ni al comandante en jefe. Es que es sincero. Es el hombre más sencillo que he conocido. A tal punto que me ha dicho. “Eso es mentira, yo no tengo fama ninguna”. Alguna que otra vez  se ha estado cuestionando sus conversaciones telefónicas y los e-mail con su ex-compañero de equipo, amigo y compadre Contreras. Pero no es un hombre libre, a veces se le olvida. Finalmente lo miro con hondura. Él sonríe abrazando el tabaco con sus blancos dientes. Le repito  como muchas veces le he dicho: “Es la primera vez que veo un Rascacielos en Pinar del Río”.



Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: