domingo, 30 de enero de 2011

Nuevamente “Las Damas de Blanco”

por Héctor Julio Cedeño Negrín

Periodista Independiente

Prensa Independiente de Cuba

 

27 de Enero de 2011

 

 

El repertorio de las Damas de Blanco, es más extenso que el cancionero de Radio Progreso, que se circunscribe a los intérpretes, desde  principios del siglo XX, cuando comenzó la era de los fonógrafos, hasta los años actuales. Siempre se aparecen o con una canción de estreno o con otra que nadie escuchaba desde hace muchísimos años, perdida entre el polvo y la humedad, por eso se hace difícil adivinar cuál será la próxima tonada.

 

Así son ellas, sorpresivamente impredecibles, tanto, que yo que frecuentemente estoy entre sus femeniles figuras, no he dejado de sorprenderme. Pero siempre la sorpresa es agradable, para los que  seguimos y admiramos sus ingeniosas realizaciones. Aunque para los esbirros, que pretenden infructuosamente neutralizarlas, es amarga como la hiel y ni siquiera la infiltración de sus filas por agentes de la policía política, ha conseguido resultados positivos. 

 

 

Me gustaría tener la inteligencia suficiente y la sagacidad necesaria de los individuos capaces de escribir y poder borronear un libro interesante. Si pudiera tener ese don, indiscutiblemente escribiría sobre Las Damas de Blanco, pues me fascinan y me maravillan y para mí son ellas, hoy por hoy, la institución más creíble, valiente y honrosa, de la oposición cubana más contemporánea, que rebasa cualquier proyecto anterior, porque son lo más tangible de la realidad y la imagen más admirada por la población cubana, ellas han conseguido romper la férrea censura de los gobernantes cubanos.

 

Si los cubanos no fuéramos, tan egoístas, vanidosos y hasta machistas, nos cohesionaríamos, todos, alrededor de las Damas de Blanco y sin objeción alguna. Pueden creer ustedes, que entre los opositores cubanos han surgido ‘opositores’ a las Damas. Hombres que se sienten avergonzados, por su ejemplo de valentía, se les oponen, porque intentan esconder su cobardía personal. En persona, se acrecienta más mi hombría cuando puedo estar entre ellas, yo que siempre fui un consumado machista, hoy me siento abochornado, de mis antiguas concepciones ante esas valerosas mujeres. Si Maceo viviera inclinaría ante sus pies, su indómito machete.

 

 

Creerían, que cuando se aproximan las hordas de esbirros,  ellas son capaces de arroparnos a los hombres y llevarnos en su seno para protegernos con sus cuerpos. El domingo 16 de enero en vísperas del Día de Martin Luther King Jr. y cuando marchábamos hacía la casa de Laura Pollán, después de participar en un homenaje al Prócer norteamericano ( sin lugar a dudas una jugada formidable de las Damas, que dejaron patidifuso a los segurosos esbirros castristas) y cuando arreciaba  la represión de la policía política, casi  me sentí como un niño en brazos de su madre, cuando ellas me abrazaban para que no pudieran arrancarme, ni golpearme los gendarmes del castrismo fascista, incluso arriesgándose a que las golpearan, no me permitieron salir de entre ellas.

 

Las Damas de Blanco, que regresaban ese día de la Parroquia de Santa Rita de Casia, luego de haber participado en la misa dominical y de su tradicional marcha por la 5ta Avenida, sorpresivamente se bajaron del ómnibus, un P1, en la parada de Coppelia y así dijeron ¡Niñas vamos a tomar helado¡ Todas se bajaron entusiasmadas y allí en las calles J y 23, comenzaron la marcha hasta el parque de Martin Luther King, que está  situado en 23 y F, ellas pretendían, además del homenaje al luchador por los derechos civiles, resarcir la deuda pendiente por las acciones de la policía política el día 9 de diciembre pasado, en la que los esbirros de la tiranía castrista, las golpearon salvajemente, al asistir a ese mismo parque.

 

 

En está ocasión y como siempre, los segurosos fueron completamente sorprendidos, a pesar de que ellos vigilan estrechamente, a las Damas, durante el viaje de regreso a sus casas. Pudieron organizar algunos miembros, de sus brigadas de gritones, tardíamente y a la altura de la Universidad de la Habana, cuando las féminas marchaban hacía  a la casa de Laura Pollán, después de participar en el homenaje, pero incluso algunos de sus miembros vestían el uniforme militar, lo que ellos evitan a toda costa, tratando de dar la imagen de que se trata del ‘pueblo enardecido’. No tomamos fotos de esta actuación, para la seguridad de las cámaras, ya que estábamos completamente rodeados por los esbirros, aunque en la marcha íbamos varios periodistas. Nos siguieron hasta la misma puerta de la casa de Laura y una de las mujeres de sus brigadas de esbirros la golpeó y también golpearon a otra de las integrantes de las Damas, demostrando una vez más su cobardía.

 

Esa fue una acción memorable y es el preludio de lo que será el año 2011, para la dictadura castrista, que no acaba de caer y que se resiste a poner en libertad a todos los Presos Políticos y a realizar los cambios necesarios para acercar a nuestra nación, a los caminos de la democracia, la libertad y el respeto de los derechos humanos, de todos los cubanos. En el próximo mes de marzo se cumplen ocho años de las redadas del 2003, lo que augura ocho días de manifestaciones, por la libertad de los aun encarcelados.


 

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: