domingo, 16 de enero de 2011

El Gobierno nos está asesinando deliberadamente

por Sergio Pastor Martínez Carrazana

Periodista Independiente

 

Fotos por Yuney Alvarado Esquivel

 

5 de enero de 2010

 

Foto: Yuney Alvarado Esquivel y Sergio Pastor Martínez Carrazana

 

 
Ciudad de la Habana. El lunes 3 de enero de 2011, en horas de la tarde, un oficial de la Sección 21 del  Departamento de Seguridad del Estado (DSE) se personó arbitrariamente en el apartamento donde resido en el municipio Playa para reprenderme directamente  por una actividad social, y por los sentidos clamores de libertad expresados en la vía pública el sábado 1ro de enero por  trece defensores de derechos humanos.

 

El agente del DSE, reiteradamente empleando un lenguaje engañoso, me informó que conocieron por el chequeo persistente que dicho órgano –represivo– mantiene sobre mí, que se habían congregado trece activistas de diferentes organizaciones contestatarias en las afueras de donde resido para gritar consignas antigubernamentales.

 

Me criticó autoritariamente que además de pedir –declamatoriamente– libertad, esa petición se efectuó en plena calle en un día festivo para la “Revolución”, al inicio del nuevo año, lo cual no pueden permitir bajo ningún concepto, me sentenció. También me afirmó a modo de otro llamado de atención; que el Estado no permitirá esas manifestaciones contrarias a la política oficial –impuesta.

 

 A su vez me sugirió que continuara únicamente realizando mis trámites migratorios, que tal vez se quedaría “sin efecto” la prohibición de salida del país por tiempo indefinido –a que nos sancionaron injustamente a mi señora, Yuney Alvarado Esquivel y a quien suscribe, desde hace 18 torturantes meses (ambos fuimos acogidos por el universal Programa de Refugiados que ofrece el gobierno estadounidense en la Habana en el mes de julio de 2009). Otra obra de las artimañas gubernamental.

De modo humilde y sincero, le comuniqué  al enviado del cuerpo de inteligencia estatal aludido, que la pacífica actividad simplemente formó parte de una espontanea reunión fraternal, donde se puso de manifiesto con integro respeto el ejercicio de los derechos humanos y los principios opositores convergentes entre los asistentes.

 

Personalmente le ratifiqué al gendarme que mis convicciones opositoras al régimen son indoblegables. Además, le acoté que continuaré promoviendo y defendiendo las libertades y derechos fundamentales a pesar de todas las crueles prohibiciones y amenazas proferidas y ejecutadas por las autoridades contra nuestras prácticas de conciencia a favor del respeto a los derechos civiles de todos los cubanos.

 

Durante el encuentro le subrayé literalmente al policía en varios instantes, que el Gobierno de Cuba, con todos los indiscriminados atropellos arremetidos contra mi familia y persona, adicionalmente nos está asesinando inhumana, premeditada y lánguidamente como señal de dicha despiadada medida vengativa, por discrepar profunda y respetuosamente del sistema aún prevaleciente. Tuve la oportunidad de citarles algunas canalladas que hemos sido y somos víctimas.

 

Del mismo modo hice mención a la declaración verbal que un oficial de la Contra Inteligencia me hizo durante un interrogatorio el jueves 2 de septiembre de 2009, fecha en la que por enésima ocasión permanecí aherrojado abusivamente más de doce horas, y cito: “No te autorizamos (DSE) a salir del país porque difundes noticias contra la ‘Revolución cubana’ a la prensa extranjera, también por participar en actividades contrarrevolucionarias”. Clarísimo y despreciable chantaje político.

 

Le especifiqué que desde hace años mi esposa y yo estamos desempleados, lo que ha dificultado criminal e indeciblemente la manutención de nuestro matrimonio, sometiéndonos involuntariamente a días sin alimentarnos, ¡Si! , y  que  cuando  podemos llevarnos un plato a la boca, una vez al día exclusivamente, en la mayoría de esos “privilegios” sin apenas proteínas Ah!; y asimismo le esclarecí que nunca podemos desayunar. Nuestro famélico estado físico habla por sí solo. Estamos sobreviviendo gracias a Dios.

Esta agravante y despiadada situación me originan frecuentes y peligrosas fatigas. Aunque debo reconocer que me siento débil físicamente por las penas citadas, mi ánimo por la libertad y la democracia de Cuba, por el respeto a la integridad y dignidad humana se acrecientan, se fortalecen y son indestructibles, no me caben dudas.

 

Claro que no faltó que le aclarara al agente que es un indigno y brutal engaño tildarnos como mercenarios, entre otras acusaciones infundadas contra nosotros. Le esclarecí que el DSE conoce bien que no recibimos ayuda mediante ninguna vía.  Razones escuetas y  suficientes para responsabilizar al régimen por exterminarnos lenta y enfermizamente como le enfaticé.

 

En el mismo comienzo del año, la preocupación del Gobierno ahora se basó en que el sábado 1ro se personaron fraternalmente varios activistas en representaciones de diferentes organizaciones opositoras y defensoras de derechos humanos en mi apartamento.  Durante el amistoso encuentro, entre otros asuntos de interés para las organizaciones presentes, se recogieron algunas firmas de apoyo al documento presentado por: Martha Beatriz Roque Cabello, denominado Futuro para Cuba, una contra propuesta popular al Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido Comunista de Cuba.

 

Finalizada la cita, espontáneamente los opositores gritaron la añorada frase para los cubanos, en repetidas ocasiones: ¡Libertad! Algunos curiosos transeúntes y vecinos aledaños se sumaron discretamente a dicho clamor. Es lo que el Gobierno realmente teme.  Estuvieron presentes las siguientes organizaciones: Movimiento Independiente Opción Alternativa, Movimiento Liberal Cubano, Comisión de Atención a Presos Políticos y Familiares (CAPPF), Partido Cuba Independiente y Democrática (CID), Fundación Elena Mederos de Cuba y la Fundación Afro Cubana Independiente.

 
 

Los opositores que protagonizaron la noble y alarmante manifestación el 1ro de enero se nombran: Yunier Larena Ibáñez, Pedro Larena Ibáñez, Máximo José García González, Jorge Arufe Carbonell, José Martí Jiménez, Sergio García Argentel, Leydi Coca Quesada, Sebastián Rogelio Braje Borges, Carlos Rafael Jáuregui Blanco, Eugenio Orlando Ramírez Pedroso, Jorge Alberto González Suzarte, Yuney Alvarado Esquivel y quien informó.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: