domingo, 16 de enero de 2011

Detenido para impedir ir a clases en la Academia Nueva Esperanza

por Aramís Lázaro Sáez Sánchez

Activista del Partido Republicano de Cuba y del Consejo de Relatores de los Derechos Humanos en Cuba

 

6 de enero de 2011

 

Foto: Aramís Lázaro Sáez Sánchez

 

 

En la mañana del 1ro de diciembre de 2010, sobre las 8 de la mañana, me dirigía a casa del periodista independiente José Alberto Álvarez cuando casi frente a su casa, el oficial del G-2 presuntamente nombrado Camilo, junto a otros dos oficiales del mismo cuerpo represivo, me detuvo bajo el argumento de que él sabía para dónde yo me dirigía y que los miércoles ellos no iban a permitir que los disidentes se reunieran en casa de José Alberto. Me dijo además que él sabía que yo era de San Miguel del Padrón.

 

De pronto llegó un carro negro con cristales oscuros y me montaron con dos miembros del G-2 y pidieron que pusiera las manos detrás de la espalda y a toda velocidad me condujeron unos metros por el malecón.  Después de la Tribuna Antiimperialista me hicieron bajar y allí me esperaba un patrullero.  Me ajustaron tanto las esposas que me dificultaba la circulación sanguínea y sin más explicaciones, me condujeron a la Unidad de la PNR del Cerro. Cuando llegué, el Carpeta le preguntó a los policías por qué me habían arrestado y éstos no supieron contestarle.

 

Luego me condujeron a los calabozos donde había más de 12 detenidos por delitos comunes.   Cuando les empecé a hablar de los derechos humanos, un Capitán me dijo que en Cuba no existían presos políticos. Acto seguido declaré mi intención de no ingerir alimentos ni agua, como evidente muestra de rechazo a mi arbitraria detención, razón por la que fui enviado a una celda tapiada y aislado del resto de los detenidos.

 

Fui liberado alrededor de las 8 de la noche con la advertencia, por parte de dos segurosos, de que no fuera más los miércoles a la casa de José Alberto.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: