domingo, 30 de enero de 2011

Carta de familiares de los presos políticos de la Causa 17 “Lancha Baragua”

 

Con un cordial saludo de paz, nos dirigimos a ustedes para iniciar esta carta.

 

El 8 de abril de 2003, en la Causa 17 de ese año y en un juicio sumarísimo, se inició un proceso arbitrario, que fue repudiado internacionalmente y en el que fueron fusilados cobardemente, tres jóvenes cubanos, les fue impuesta la pena de cadena perpetua a cuatro de ellos y otro fue condenado a treinta años de prisión. A las mujeres implicadas les fueron aplicadas penas de cinco, tres y dos años respectivamente. Todas las condenas por el simple hecho de pretender salir del país en una lancha llamada “Baraguá”, donde no se derramó ni una gota de sangre y donde no hubo ni un solo lesionado.

 

A pesar de los argumentos interpuestos por los abogados defensores, pidiendo la revisión de la causa, por lo injusto de la condena y por su excesiva extensión, que no se aviene a los delitos imputados y a los hechos acaecidos, pero además, por la perniciosa politización a la que fue sometido el caso, tomado como ejemplarizante por los gobernantes de la nación, siempre ha sido denegada la investigación. Fundamentando su argumento, en la existencia de la llamada, “Ley de ajuste cubano”, una ley promulgada por un país extranjero y que en nada se relaciona con la aplicación de la justicia, las libertades, los derechos y las leyes vigentes en  Cuba, y que no pueden ser aplicadas según la conveniencia de un momento circunstancial.

 

A contra pelo tenemos el caso, del ciudadano salvadoreño, Ernesto Raúl Cruz León, condenado con anterioridad, a la pena de muerte, por la comisión de un delito de “Terrorismo” y en cuya acción murió el ciudadano italiano, Fabio Dicelmo, en el Hotel Copacabana. Recientemente la sanción de dicho reo ha sido conmutada por la pena de treinta años de privación de libertad. Tenemos además el caso de, Francisco Chávez Abarca, terrorista que ha matado al servicio de Luis Posada Carriles, condenado en el mes de diciembre, por el mismo delito de “Terrorismo”, a la pena de treinta años de privación de libertad. Cito estos dos casos, por citar algunos, porque puedo seguir escribiendo de todas las arbitrariedades que ha hecho este gobierno cuando de justicia se trata.

 

Si hago una pequeña comparación entre los sucesos de la Lancha Baraguá del año 2003, donde fusilaron y hoy se encuentran en prisión cinco por una condena de “Terrorismo” y estos terroristas, verdaderamente confesos. Yo hago la pregunta ¿Quién de estos casos merece en realidad, Pena de Muerte, Cadena Perpetua y Treinta años?

 

Somos “Damas de Blanco” y lo que nos llevó a ello fue la desmedida cantidad de errores y tendencias negativas del proceso judicial, en estos siete años y medio que no se han podido erradicar, si no es que se han incrementado, por la falta de justicia. Nadie ha influido en nosotras, no somos manipuladas, por nadie, ni orquestadas, a ningún tercero le hacemos el juego.

 

Lo que nos guía son las doctrinas de los ‘Padres Fundadores’ de nuestra nacionalidad, las bases originales de la revolución cubana, el ‘Derecho Internacional’ y los ‘Derechos Humanos’, ellos bastan para que nosotras actuemos como ciudadanas, libres y Madres responsables en nuestro país.

 

No cobramos por lo que hacemos, más bien pagamos en tiempo de nuestras vidas, en el sacrificio personal, en dejar de ser para nosotras, para servir aquello en lo que creemos, el costo lo estamos pagando desde hace siete años y medio y estamos dispuestas a seguirlo haciendo hasta que las fuerzas nos abandonen o el creador nos lleve a su seno.

Hasta entonces seguiremos pidiendo

                              

¡Justicia y Libertad”!

 

Evítese lo evitable cuando aún hay tiempo, no dejen que el tiempo se agote, considerando nuestro deber ciudadano cumplido con la entrega de la presente

 

Quedamos de ustedes.

 

Sinceramente,

 

Julia Estrella Aranburo Táboas

Madre de Harold Alcalá Aranburo y Tía  de Maikel Delgado Aranburo

 

Ana Rosa Ledea Ríos

Ex-Presa de esta causa y tía de Wilmer Ledea Pérez

 

Nancy Pérez Ávila

Madre de Wilmer Ledea Pérez


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: