jueves, 13 de enero de 2011

Algo breve, sobre el deporte cubano: “un pobre señor pelotero''

por Rafael Bueno

Bloguero y Periodista Independiente

Revista Transición a la Democracia

 

9 de diciembre del 2010

 

Cuba ha dado grandes peloteros desde el pasado siglo XIX; pasando por el tiempo de Antonio María García (El Inglés), Emilio Sabourín uno de los fundadores del béisbol en Cuba quién fuera además un gran luchador por la independencia de Cuba en 1895. Y hasta Omar Linares nombrado por el régimen de Cuba como el mejor pelotero del mundo.

 

Muchos aún se preguntan porqué ha sido tan grande el arraigo del béisbol en Cuba. Y resulta que la pelota en la isla llegó en el periodo entre las dos guerras de independencias época que cuajaba la cultura en Cuba. Pinar del Río también ha dado grandes peloteros en todas las épocas del béisbol Cubano.

 

Desde el lanzador Pedro Ramos aquel guajiro Sanluiseño que con solo 17 años a finales de 1930 firmó su primer contrato con los senadores de Washington. O aquel titán de bronce ahora pulido en oro con los Yankees de New York y otros equipos de grandes ligas el Pinareño José Ariel Contreras; Quién solicitó asilo político en México en Octubre de 2001; Hasta uno de los astros que más brilló en los mejores estadios del mundo dentro del béisbol amateur Cubano: Luís Giraldo Casanova, reconocido por la afición como “El Señor Pelotero”.

 

Fatalmente Cuba sufre un fenómeno desconceptual muy ligado con la política de estado que ha intervenido de modo tan conspicuo y prolongado en el deporte nacional. En Cuba han politizado el deporte, la cultura y todo tipo de proyecto Socio-Cultural, toda información Cultural y social, obligan a los estudiantes y deportistas de alto rendimiento a la integración política y algo más fatal controlan y manejan acorde las diferentes circunstancias las cuestiones familiares.

 

La relación del Comandante en Jefe con el deporte nacional está lejos de ser un asunto insignificante. El papel de Castro en el deporte Cubano durante la etapa revolucionaria es sin duda un tema significativo. Todo deportista cuando llega con un triunfo de algún evento deportivo por cualquier parte del mundo repite el lema modelo que le han hecho repetir en muchas ocasiones “Esta medalla y este triunfo se la dedico a nuestro comandante en jefe”. El mismo define el béisbol Cubano de 1959 a la fecha como una pelota revolucionaria.

 

“El Señor Pelotero” nació el 5 de Enero de 1957 en Bahía Honda Pinar del Río en el seno de una familia humilde. Con solo cuatro años mostró su interés y sus actitudes asombrosas por la pelota. Casanova es considerado por muchos como el jugador más completo dentro de Cuba después de 1959. Llegó al equipo Cuba en 1978 con 21 años y los varios liderados a su nombre están los de carreras anotadas en 1980, dobles en 1984, jonrones en 1980 y 1984, carreras impulsadas en 1984 y boletos libres en 1980 y 1983 anotó más que nadie en la serie de 1982 en 1981, y 1982 fue el mayor número de bases por bola recibidas en 1979 y 1982.

 

A Casanova sin dudas aún lo recordamos cubriendo regularmente el jardín derecho de los equipos Pinar del Río, (vegueros en las series nacionales).  O Pinar del Río en la selectivas, en las décadas del 70, 80 y principios de los 90.El señor pelotero fue el primero en lograr la triple corona de bateo en series nacionales, También lo recordamos en 1984 como el rey de los bateadores. Retirado tempranamente en 1992 participó en un total de 1.144.  Carreras, conectó 1.705 Hits, incluyendo 312 jonrones, 41 triples y 288 dobles. Además recibió 1.049 bases por bolas por un promedio de por vida de 322.

 

Hoy a 15 años de su retiro oficial lo vemos caminar cabizbajo y cansado todas las mañanas por la calle 5ta hacia arriba, siempre lo vemos a pie con su caminar lento y su pequeño portafolio a impartir su ingente conocimiento a niños que tal vez quisieran ser como él; Lo vemos muy pocas veces en su pequeño y viejo auto obsequiado varios años después de su retiro oficial que aún espera su turno para un cambio por deterioro. Igual suerte corre el actual mejor lanzador de Cuba. Un guajiro ''Jíbaro'' de sonrisa amplia, permanente y carácter único: Pedro Luís Lazo.  Su auto LADA hecho añicos tan viejo como la real historia de Cuba necesita remolcarlo todas las mañanas y todas las tardes; dos de sus puertas junto con el maletero están atadas a un grueso alambre de cobre, el chucho para encender el auto no dispone de alguna llave sino el pitcher pega los dos cables para lograr arrancarlo. El jíbaro confía en el INDER y seguirá esperando el día que el gobierno le cambie su auto. Las autoridades del deporte en Cuba como el INDER y otras instituciones correspondientes del deporte lejos de valorar los generales problemas de cada deportista de medio y alto rendimiento así como los deportistas retirados prioriza proyectos, muchos sin tener el millonario valor de toda la entrada económica que han dejado en la Habana, en las manos y el bolsillo de Fidel Castro tales deportistas como son los casos de Pedro Luís Lazo y el señor pelotero Luís Giraldo Casanova.

 

Asimismo resultó doloroso y triste ver hasta hace dos años atrás a Pedro Luís Lazo viviendo con su familia en un albergue nombrado motel deportivo (Medio básico del INDER) nos resultó difícil creer ver esta otra gloria del deporte Cubano haciendo un sacrificio sobre lo natural para poder sobrevivir. Peor suerte es la del señor pelotero que muchos que lo reconocen por las calles del Reparto Hermanos Cruz ahora con unos quilos de más y varios y hermosos años más vividos se paran asombrados en verlo así cabizbajo, parsimonioso con un pobre y desgastado semblante como olvidados por muchos y muy cerca de ser un triste y pobre señor pelotero.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: