domingo, 12 de diciembre de 2010

Odisea de opositora en una cárcel capitalina

por Sergio Pastor Martínez Carrazana

Periodista Independiente

 

Fotos por Máximo José García González

 

7 de diciembre de 2010

 

Foto: Sonia Garro Alfonso. Opositores solidarizados con la víctima.

 

Ciudad de la Habana. El sábado 27 de noviembre de 2010, la opositora pacifica Sonia Garro Alfonso fue arbitraria y abusivamente encarcelada en una Estación Policial por más de 24 horas. Acusada por las autoridades por los supuestos delitos: Atentado y Desacato a la Autoridad, lesiones y Resistencia al Arresto. Liberada de los cargos imputados posteriormente el domingo 28 en horas de la tarde, preciso la afectada.

 

“Este tormentoso incidente acaeció precisamente cuando muy preocupada me personé en la Estación Policial sito en el municipio Marianao, para interesarme por una situación personal que había tenido mi hermana el propio día”, acentuó.

 

“Pero desafortunadamente en el interior de la cárcel un grupo de uniformados de los dos géneros, incluidos vestidos de civil comenzaron a proferirme calumnias e insultos. Rápidamente fui rodeada por las autoridades, quienes me golpearon injustamente y con el uso de la fuerza me introdujeron en un inhumano y fétido calabozo, donde permanecí encerrada hasta el día siguiente”, subrayó Garro Alfonso.

 

“Automático a la medida cautelar que me impusieron de modo arbitrario me declare Plantada, en huelga de hambre y sed en rechazo a dicha operación. Al poco rato de mi encierro, fui informada por una Instructora Penal los cargos mencionados formulados infundadamente en mi contra. Obviamente me negué a firmar dichas acusaciones”, narró Garro Alfonso.

 

También en horas de la madrugada del domingo, la detenida escribió en las umbrosas paredes de  la ergástula: ‘Abajo el Racismo’, ‘Vivan los Derechos Humanos’ y ‘Cese la Violencia Policial’. Igualmente obstaculizó la reja de acceso a la celda con pedazos de las propias literas presentes, para que los represores no entraran, comentó la afectada.

 

“En horas de la mañana del mismo día dominical fui remitida hasta el hospital militar Carlos J. Finlay, donde los galenos me detectaron la irregular presión arterial 150 con 100. Satisfactoriamente fui liberada. Pero sufrí los embates policiales y todo el daño que me infringió el arresto y los maltratos policiales narrado escuetamente”, concluyó la damnificada.

 

Sonia Garro Alfonso ocupa el cargo de Secretaria Organizadora de la Fundación Afro Cubana Independiente y del Grupo de Apoyo a Las Damas de Blanco.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: