domingo, 28 de noviembre de 2010

Reprimen violentamente seminarios de derechos humanos

por Sergio Pastor Martínez Carrazana

Periodista Independiente

 

23 de noviembre de 2010

 

Fotos: Arresto a Sonia Garros. Foto de los reprimidos: Carlos Alfonso, Muñoz González, Martí Jiménez, Larena Ibáñez, Mercedes Fresneda Castillo, Ivonne Malleza  Galano, Rubén Picrín Perón, Benito Aguirre De La Cruz, Carlos Bárbaro Lazo Pérez, Feliato Campaña Castañeda, Carlos Rafael Jáuregui Blanco, Julio Regatillo Martínez y Sebastián Rogelio Brajes Borges.

 
 

Foto de la mano ensangrentada de Martí Jiménez.

 
 

Fotos de los represores del DSE, CI; PNR y BRR durante el vandálico acto de repudio.

 
 
Foto de las Firmas de los afectados
 

 

Ciudad de la Habana. El jueves 11 de noviembre de 2010, desde el amanecer hasta 20 horas después, fuerzas brutas del Gobierno instalaron arbitrariamente un multitudinario, terrible e impresionante operativo policial en el inmueble donde reside el matrimonio opositor compuesto por Sonia Garro Alfonso y Ramón Alejandro Muñoz González (Secretaria Organizadora y Vicepresidente de la Fundación Afro Cubana Independiente- FACI respectivamente), enclavado en el Municipio Marianao.

 

En la lamentable acción gubernamental, las autoridades injustamente golpearon y aprehendieron mediante el uso de la fuerza a Garro Alfonso y al Periodista Independiente: Joel Carbonell, precisó igualmente otro detenido, Muñoz González.

 

Fueron encarcelados  Garro Alfonso y Muñoz González en  estaciones policiales por más de 24 horas. También resultó lesionado José Martí Jiménez (Vicepresidente de la Fundación Elena Mederos de Cuba-FEMC), informó una de los acorralados Yunier Larena Ibáñez (Delegado municipal del Movimiento Independiente Opción Alternativa-MIOA).

 

Los órganos represivos que ejecutaron este cobarde y cruel acto fueron: La Contra Inteligencia (CI), el Departamento de Seguridad del Estado (DSE), la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y la Brigada de Respuesta Rápida (BRR). “Observamos a varios agentes en las periferias con las pistolas empuñadas”, especificó Muñoz González.

 

La temible reunión opositora para el Estado, la cual está  programada para cada jueves, se basa simplemente en un seminario sobre los derechos y libertades garantizados en la Declaración Universal de derechos Humanos, impartido por Moisés Leonardo Rodríguez.

 

“Cuando los trece opositores asistentes a las clases de derechos humanos mostramos en la vía pública un demandante cartel antigubernamental que decía ‘Cese la violencia policial’. De inmediato nos percatamos  que los represores se abalanzaron rápida y agresivamente hacia nosotros. Incluso aproximándose en  autos haciendo giros y sonidos de las gomas exagerados” relató Martí Jiménez.

 

“Evidentemente por una razón de seguridad, optamos por ingresar nuevamente al sitiado domicilio. Cuando entrabamos, sobre las 11 de la mañana, alrededor de seis opresores agarraron violentamente a  Garro Alfonso y la halaron para el exterior de la casa. Delante la curiosa e indignada población, y estando completamente inmovilizada, los sicarios villanamente le propinaron varios golpes desde diferentes posiciones .Una represora le arrebató el pañuelo que usaba en la cabeza”, precisó Muñoz González.

 

“Terminada la saña autoritaria emprendida contra mi esposa, la introdujeron forzosamente en el patrullero #1094. La llevaron detenida hasta la Estación Policial de Marianao. Luego la trasladaron hasta el cuartel de la PNR en reparto Capri, donde la encerraron en un fétido e inhumano calabozo hasta  las 16 horas del viernes 12, día que finalmente fue liberada”, aseguró Muñoz González.

 

Refiere Martí  Jiménez ,que durante la ferocidad policial narrada ,los  esbirros que se proyectaron contra ellos , le aprisionaron rigurosa e intencionalmente su mano derecha  entre el marco y la reja del exterior de la casa.Afortunadamente tras la intervención de auxilio de los opositores,quienes empujaron contrariamente la puerta logró salvar la mano.

 

“En mi caso, estresado con todo lo diabólico que acontecía y preocupado con la situación y el paradero de mi señora, fue así que en calidad de protesta por tan miserable arresto decidí personarme en la Sección 21 del DSE en el municipio. En compañía de Joel Carbonell fuimos teatralmente embestidos por tres patrulleros y otros tres autos matriculas Particular”, afirmó Muñoz González.

 

“Al periodista lo empotraron violentamente en uno de los vehículos y  a mí me introdujeron en una patrulla. Ambos fuimos raptados para la Unidad de la PNR de la Lisa. Allí estuve aherrojado en un maloliente e inhumano calabozo hasta viernes 12, día en el que dos agentes del DSE me interrogaron. Próximo a las 18 horas fui excarcelado. El reportero permaneció recluido junto a mí en la Estación citada, pero a la hora del jueves 11 los gendarmes se lo llevaron” concluyó Muñoz González.

 

“Al mediodía, algunos represores se encaramaron en la azotea sin el consentimiento de sus moradores. Bajaron el cartel  que estaba exhibido en el tejado, el cual incendiaron en la calle. Dicho  cartel exponía Cese la Represión Policial y Abajo el Racismo”, indicó   Larena Ibáñez.

 

Todo el tiempo que permanecimos dentro del domicilio recibimos provocaciones, declaraciones vulgares, insultos, chantajes y amenazas. Cuyas palabrotas  eticamente no podemos reproducir aquí. Una vez más, por intentar ejercer nuestros derechos y libertades inaleanables  sufrimos muy de cerca los desmanes de la intransigencia y la perversidad congénita del sistema totalitario impuesto.Fue una incidencia atroz y casí indescriptible para reflejar el dolor ciudadano, subrayó Larena Ibáñez.

 

En digna respuesta y a modo de exigencia los opositores gritamos “vivan los derechos humanos”, “comida para el pueblo”, “libertad” y “abajo la dictadura”, aseveró Martí Jiménez.

 

Las víctimas de este penoso y cotidiano capítulo fueron: Carlos Alfonso, Muñoz González, Martí Jiménez, Larena Ibáñez, Mercedes Fresneda Castillo, Ivonne Malleza  Galano, Rubén Picrín Perón, Benito Aguirre De La Cruz, Carlos Bárbaro Lazo Pérez, Feliato Campaña Castañeda, Carlos Rafael Jáuregui Blanco, Julio Regatillo Martínez y Sebastián Rogelio Brajes Borges.

 

Los opositores a su vez estaban representando a las organizaciones opositoras: Fundación Afro Cubana Independiente (FACI), Fundación Elena Mederos de Cuba (FEMC), (MIOA), Movimiento Liberal Cubano (MLC) y Comisión de Atención a Presos Políticos y Familiares (CAPPF).

 

“Este quehacer de las autoridades, en innegable representación del regimen, constituye sin dudas,las impunes violaciones de derechos humanos a que estamos día a día expuestos los pacíficos nacionales que divergemos de la política oficialista en el ejercicio de nuestros derechos” enfatizó Larena Ibáñez.

 

Cuando se retiraron de la vivienda, alrededor de las 18 horas Brajes Borges, Jauregui Blanco, Martí Jiménez, Larena Ibáñez y otro afectado del hecho citado, estuvieron perseguidos por el DSE. Precisamente al llegar la Avenida 51 esquina 108, fuimos detenidos por agentes de policía política secreta, quienes nos comunicaron que no podiamos continuar caminando por la Avenida 51, añadió Martí Jiménez.

 

Entonces le cuestionaron a los represores el por qué, señalandoles que la parada del omnibus está a 50 metros aproximados.En el acto los agentes pararon el omnibus P 14 para que abordaran el mismo con el fin que se retiraran del area, acotó Larena Ibáñez.

 

En la Iglesia San Francisco Javier enclavada en la citada Avenida entre 106 y 108 se estaba desarrollando una misa, a la cual concurren opositores,principalmente el Frente de Linea Dura y Boicot Orlando Zapata Tamayo. Evidentemente evidenciamos que existía otro operativo en el lugar por la secreta, concluyó Brages Borges.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: