martes, 30 de noviembre de 2010

Las Damas estrategas

por Héctor Julio Cedeño Negrín

Periodista Independiente

Prensa Independiente de Cuba

 

21 de noviembre de 2010

 

Cuando derribemos por fin, a la dictadura castrista, habrá que resumir para la historia, todas las tácticas y estrategias utilizadas por los cubanos en su lucha, incluidas las violentas. Pero ciertamente, para que ese libro este bien escrito, deberá dedicarse un capítulo especial, a las valientes e increíbles heroínas cubanas: Las Damas de Blanco.

 

Las Damas de Blanco, son una espina mortal, en la garganta de la tiranía y por ello las asechan constantemente y al doblar de cada esquina. No importa la táctica utilizada, si está basada en la ignorancia de algunas, el protagonismo personal de otras ó el afán desmedido de catalizar esta lucha, para producir resultados sensacionales, detrás de cada una de esas ‘acciones’, se encuentra escondida, la mano huesuda y peluda de la Seguridad del Estado, punta de lanza de la tiranía castrista.

 

Eso lo deben comprender, quienes actuando superficialmente, se dejan manipular. Con Las Damas, todo, contra Las Damas, nada. Es muy lógico que alguien trate de aportar ideas que se aprecien como sobresalientes, pero para todo se les debe proponer a ellas y que las estimen o las rechacen en su seno, según lo consideren  conveniente. Afortunadamente, entre Las Damas de Cuba, existen mujeres con visión estratégica, propias de un general en combate.

 

Las Damas, indivisibles.

 

En el surgimiento de algunas organizaciones prominentes, la mayoría de las veces, no se sabe quien verdaderamente enunció las primeras ideas, aunque existen oportunistas que intentan muchas veces atribuírselas y apropiarse de ellas. Pero lo que muchos no comprenden, es que detrás de las más sensacionales imágenes, se encuentra siempre, la mano de Dios, aunque los hombres en ocasiones, nos neguemos a reconocerlo.  El nos guía en ese camino, como a ciegos y de forma tal, que ni siquiera lo notamos.

 

Pero al atribuir esa genialidad a los seres humanos, surge la creencia de que si este creó, yo puedo crear. Pura vanidad. Así existen los fervorosos de que se pueden organizar algo sensacional con una idea que ciertamente es recurrente, la misma vieja idea que no tiene nada de genial porque es tratar de realizar lo mismo, que ya ha sido hecho. Lo verdaderamente destacado, es crear algo completamente nuevo. Eso lo veo en la elaboración de ‘nuevos’ proyectos que son en si los mismos, viejos proyectos. 

 

Quien podría concebir, por ejemplo, que puede crearse otras Damas de Blanco. Eso no tendría ningún sentido, pero además, ¿Para qué? Si las que existen y que tenemos, son efectivísimas. Crear, verbigracia, un sindicato dentro de Las Damas de Blanco, supuestamente para defenderlas, no tiene nada de lógico, ni que fueran un grupo de trabajadoras. Ellas que ni siquiera se consignan, como una organización, ni reciben salario alguno. Menciono el tema, porque ya es de conocimiento público y porque esta es una conocida táctica, inducida por la Seguridad del Estado, para dividirlas.

 

Esas pueden ser algunas utopías, que solo caben en mentes carentes de sentido común e inteligencia natural ó son para ser usadas, por quienes les gustaría disgregarlas y atomizarlas, para destruirlas y terminar con ellas de una vez. Pero todos esos esfuerzos, están condenados al fracaso total, porque tras Las Damas de Blanco, se encuentra la formidable mano de Dios y ese Señor, es sencillamente imbatible.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: