domingo, 31 de octubre de 2010

A unos metros, del próximo derrumbe, de la dictadura

por Héctor Julio Cedeño Negrín

Periodista Independiente

Prensa Independiente de Cuba

 

24 de octubre de 2010
 

 

Ciudad de la Habana. La dictadura de los hermanos Castro, se aproxima irremediablemente a su final y su torpeza e inadaptabilidad a los nuevos tiempos y los diversos escenarios, lo demuestran claramente. Están atascados en el tiempo y en el espacio y su incapacidad para, cambiar y  maniobrar, los pone a merced de la bancarrota.

 

En marzo de 2003 estaba demostrado, que la dictadura no podía detener, el crecimiento vertiginoso de la oposición organizada y por ello dieron aquel zarpazo monumental, intentando detenerlo. Pero pasado siete años, del vil ataque, no les queda otro camino que liberar, uno por uno, a todos los implicados en aquella causa. Que, ellos mismos, elaboraron de forma falsa y mañosa, fabricando testigos, a fuerza de chantaje y supuestos hechos, completamente ficticios, para otorgar cierto viso de legalidad jurídica, a toda aquella comedia. Los opositores en la actualidad, muy al contrario de lo previsto por los dictadores, han crecido en conciencia y se han multiplicado en número. 

 

Tal vez se atrevan a decir, que muchos de los actuales opositores, tienen menor nivel escolar e intelectual, que la mayoría de los apresados en la Primavera Negra del 2003, donde habían muchos profesionales e intelectuales, pero tendrían igualmente que reconocer, que los actuales contestatarios, son sustancialmente más jóvenes y están mucho más diseminados, a lo largo y ancho del país. A los setenta y cinco se les consideró en su totalidad, ‘Prisioneros de Conciencia’ porque se dedicaban a escribir y a denunciar las arbitrariedades de la dictadura a través de diversos medios de prensa, entre ellos, Radio y Televisión, Martí y de otras emisoras, además de otros medios escritos, que se hacían eco, de las denuncias contra el castrismo, tanto impresos en Cuba como a nivel internacional.

 

Hoy se han multiplicado, los que denuncian y los que escriben, aunque tengamos menos nivel intelectual, pero además, se han incrementado los que participan en acciones callejeras, el acápite más preocupante y peligroso, para la dictadura. En las nuevas condiciones la respuesta de la tiranía, no puede proceder, como tiempo antes, de las desprestigiadas Brigadas de respuestas rápidas, ni del supuesto pueblo enardecido, porque la gente común, ya no desea participar, ni quiere involucrarse en estos actos. Aunque estas ‘brigadas’, son utilizadas cotidianamente, es demasiado notorio que la casi totalidad de sus integrantes, son miembros activos de los órganos policiales y dos o tres envejecidos simpatizantes y fanáticos, de la bobera revolucionaria, donde son muy difíciles de conseguir personas jóvenes.

 

Ahora la dictadura está utilizando abiertamente, las tropas de la Seguridad del Estado y sus diversos departamentos de esbirros, principalmente las brigadas militares para el  enfrentamiento ‘de la contrarrevolución’, como nos llaman. Pero su temor es tal, que han comenzado a sacar públicamente, unas escopetas de aire comprimido, capaces de disparar balas de goma y de plástico, para ser utilizadas, contra los ciudadanos que se manifiestan  y están amenazando, con balearnos. Ahora afirman que en otros países las usan frente a los disturbios que provoca la población, incluso en países desarrollados. Eso me lo dijo un Oficial, a mí personalmente y me puso el ejemplo de las recientes manifestaciones en Francia.

 

Le dije que en Francia los manifestantes también tienen 'derecho', de caerles a pura pedradas a los policías, como hacen en esas manifestaciones y que nosotros somos, completamente pacíficos. Pero queremos advertirles, que en Cuba y sobre todo en la Ciudad de la Habana, hay demasiados derrumbes y por tanto, piedras en abundancia. Si les da por disparar, tendrán que ametrallar, porque el pueblo está tan descontento, que se los comerá a pedradas y se volverá incontrolable. Es mejor que le vendan las escopetitas a los franceses, por si acaso, no sea que se le vaya la mano, a alguno de sus zopilotes, y la violencia se imponga y reine. 

 

Ya vimos como en días pasados utilizaron una, excesiva violencia contra pacíficas mujeres, golpeándolas salvajemente, en un acto con notorios visos racistas y han continuado. En los días subsiguientes consumaron varios actos represivos contra las opositora Sonia Garro Alfonso y Mercedes Fresneda Castillo. Fui testigo presencial, de un mitin de repudio contra Sonia Garro, el pasado jueves 21 de octubre, en horas de la noche, después que en horas de la tarde, le habían torcido nuevamente su brazo, lesionado por ellos mismos, días atrás.

 

Solo se retiraron del acto de repudio, cuando comencé a hacerles fotos, a los esbirros de la Seguridad del Estado que dirigían todo aquello y a sus gritones amenazantes, traídos por ellos mismos desde otros barrios. Al otro día, el viernes 22, cuando fui a saber de Sonia y de su familia, le tenían rodeada la casa cientos de esbirros. Solo en Avenida 47 y 116, a una cuadra del lugar, habían más de sesenta, apoyados además, por decenas de policías y patrulleros, parecía un operativo para apresar a toda a toda una banda de terroristas. Al verme, utilizaron tal violencia contra mí, que presumo que me fracturaron la mano derecha, por lo hinchada y adolorida que la tengo, tanto, que apenas puedo escribir. Parece que ese era parte, del objetivo.

 

En los últimos días se han incrementado las acciones opositoras y se ha recrudecido la represión de la dictadura, sumado esto, a los descalabros en la arena internacional y a la espera de las conclusiones de la reunión de la Unión Europea (UE), que no parecen ser muy halagüeñas, para la tiranía comunista, además de los problemas económicos de la dictadura. Pienso que el cronograma trazado, sobre el próximo derrumbe del castrismo, marcha según los pronósticos trazados, a toda vela.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

1 comentario:

José dijo...

Ahora es cuando hay que ser inteligente y no ayudar en nada para que se acaben de hundir, emplear la guerra fría, para volverlos locos y no encuentren nunca donde está el error,viva Cuba libre de las ratas comunistas