domingo, 3 de octubre de 2010

Declaración del Partido Liberal de Cuba

 
por Héctor Julio Cedeño Negrín

Secretaría de Relaciones Públicas del

Partido Liberal de Cuba (PLC)

 

29 de septiembre de 2010

 

Ciudad de la Habana.  Durante los últimos años transcurridos, la dictadura militar que rige los destinos de Cuba, ha recibido numerosas derrotas en la arena internacional, por el manifiesto irrespeto de las libertades y por el maltrato de todos los derechos del pueblo cubano. Esa acción deleznable, sumada a las dificultades económicas de los últimos años, ha obligado al régimen imperante, presionado por los demócratas de todas las naciones, a estampar su firma en una serie de documentos, que le comprometen a respetar, todos esos derechos y las libertades violadas.

 

La tiranía ha firmado a regañadientes, pero ha incumplido todo los compromisos asumidos. En los últimos tiempos también ha firmado varios pactos internacionales entre los que se encuentra el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Este último documento, fue firmado por el gobierno cubano más de cuarenta años después de adoptado, el 16 de diciembre de 1966 y más de treinta años después de su entrada en vigor el 23 de marzo de 1976.

 

Este pacto, fundamental para estabilizar la vida democrática de nuestro país, ni siquiera ha sido ratificado por el llamado parlamento cubano, nombrado, Asamblea Nacional del Poder Popular y mucho menos, reverenciado, por la tiranía imperante en Cuba.

 

El gobierno socialista español, de José Luis Rodríguez Zapatero, regentado en sus relaciones exteriores por Miguel Ángel Moratinos, no oculta sus simpatías, con la dictadura cubana y se ha convertido, hoy por hoy, en el abogado defensor de la tiranía, ante las cortes de Europa ¿Sus objetivos indeclarables? Desmantelar completamente la Posición Común europea, para que España avance libremente, en las beneficiosas negociaciones bilaterales con la Habana, especialmente en las cuestiones económicas.

 

El Partido Liberal de Cuba (PLC) considera, que si se desean obtener resultados verdaderamente positivos, habría que mantener la presión de todo tipo, sobre la dictadura. Esta acción, únicamente resultaría, si es ejercida multilateralmente por un conglomerado de naciones democráticas, que puedan presionar política y económicamente al gobierno cubano, hasta conseguir los cambios necesarios. Por lo que sería un verdadero derroche, desactivar la Posición Común europea, mientras;

 

1.    No ponga en libertad hasta el último de los Presos Políticos y de Conciencia.

2.    Hasta que no desmantelen una por una, las arbitrarias leyes, que les permiten el encarcelamiento, de pacíficos ciudadanos, por motivos políticos.

3.    Mientras no ratifiquen y pongan en práctica, al pie de la letra, todos los convenios y pactos internacionales firmados, especialmente, el “Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos”.

4.    Mientras no se respeten todos y cada uno de los derechos humanos, de los ciudadanos cubanos.

 

Esa es nuestra modesta opinión.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: