domingo, 17 de octubre de 2010

Aborrecible acción de la Policía Nazi-Fascista Nacional Revolucionaria socialista de los hermanos Castro

por Héctor Julio Cedeño Negrín

Periodista Independiente

Prensa Independiente de Cuba

 

14 de octubre de 2010

 

En un alarde, ya habitual, de racismo nacional-socialista (Nationalsozialist), contra los negros cubanos, donde hasta los propios policías negros, son azuzados para agredir a los ciudadanos de color negro. En múltiples ocasiones utilizando perros entrenados para acosar a los negros, como los que utilizaban los rancheadores, en épocas de la esclavitud y durante la inhumana colonización española ó como los utilizados por las tropas fascistas germanas, en los campos de concentración nazi, diseminados por toda Europa.

 

Acompañados de perros pastores alemanes, con afilados dientes y dispuestos al ataque inmediato,  espectáculo este ya muy común en la Ciudad de la Habana. La ‘Policía Nazional Revolucionaria’, trata de parecerse, cada vez más, a las SS Hitlerianas, empleadas especialmente contra la población judía. Cometiendo más y más atrocidades cada vez, para intimidar al hastiado pueblo cubano, cuya población negra es mayoritariamente marginada y la que puebla fundamentalmente, las cárceles cubanas de la dictadura castrista.

 

En esta ocasión fueron Sonia Garro Alfonso y Mercedes Fresneda Castillo, mujeres de la raza negra, pero no hace mucho, lo fueron Reina Luisa Tamayo Danger y su hija, también de raza negra en su natal Banes y otro caso que denuncie oportunamente, el de Olga Lidia Ramírez Maura, también de raza negra, condenada por una patraña con notorios elementos racista, a siete años de prisión. Esta vez, Sonia Garro y Mercedes Fresneda fueron golpeadas salvajemente por miembros de la llamada Policía Nacional Revolucionaria (PNR), de completo uniforme y por órdenes expresas del Jefe de la Policía fascista, radicada en la Unidad de 21 y C, en el Vedado. Trataron incluso de desnudarlas, con la clara intención de violarlas, solo impedidos por los gritos de estas valientes mujeres y porque aparecieron, personas con dignidad suficiente, que impidieron el hecho, incluso a Mercedes, un policía le sacó los ajustadores. Según reportes conocidos últimamente, la policía de la tiranía castrista, será incrementada con crece, valga la redundancia.

 

No olvidemos que la frase pronunciada por el sátrapa desquiciado, en los alegatos de su defensa y por la acción sangrienta en el cuartel Moncada, donde expresó: “Condenadme, no importa, la historia me absolverá”, es un ajuste personal, a la frase original aparecida en el libro de Adolf Hitler, Mein Kampf (escrito en 1924, un par de años antes del nacimiento del dictador cubano), y que dice: “Los Jueces podrán condenarnos, la historia nos absolverá”, ambas frases resultaron fallidas, la historia ratificó su condena contra los dos tiranos. De ahí la cercanía ideológica, sus características racistas y las de sus cacareadas ‘revoluciones’, nacionalsocialistas. Afortunadamente Fidel no es ario, ni en Cuba existe una etnia predominante, aunque sí es, anti-judío y aunque ahora trate de justificarse criticando a Irán y a su fanático Presidente, paternalmente, obsérvese que mantiene en prisión ilegal, al norteamericano de origen judío, Alan Gross. Además, persigue, acosa y vigila, a numerosos judíos cubanos y penetra sus templos, con sus agentes.

 

Condenamos estas acciones de los esbirros de la dictadura en contra de nuestras mujeres y les advertimos que sus crímenes no quedarán impunes pues tarde o temprano la tiranía terminará y esos violadores de libertades y derechos, tendrán como única opción las cárceles, por las atrocidades cometidas.



Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: