jueves, 16 de septiembre de 2010

La situación de Eriberto

por José Alberto Álvarez Bravo

Periodista Independiente

 

9 de Septiembre del 2010
 

 

A Eriberto Liranza Romero lo conocí en el curso de periodismo que impartía la FIU a través de teleconferencias en la SINA. De pequeña estatura, gordito, sagaz y de mente ágil.

 

Aunque posee un título universitario que lo acredita como periodista y su trabajo lo corrobora, Eri se destaca más como activista político. Junto a Néstor Rodríguez Lobaina, ha realizado una encomiable labor en la organización y promoción del Foro Juvenil sobre Economía y Democracia, actividad por la que fue detenido, junto a otros camaradas, y “deportado” hacia La Habana desde la remota Guantánamo.

 

La situación de Eriberto es que su valiente y magnífico trabajo lo ha venido realizando con equipos prestados, que ya le han sido pedidos. El trabajo mostrado en la foto –en la Casa del Periodista Independiente, junto a Darsi, el Beni, Juan Carlos Linares y Lilia Castañer– le costó a Eriberto un día y una noche de esfuerzo, y daré algunos pormenores: luego de trabajar todo el día en las labores de Concilio Cubano, llegué a mi casa a las 11:00 de la noche, y allí estaba Eriberto, junto a Richard Morera, esperándome, pues necesitaba fotos de Michel, Luis Enrique y Eduardo –los tres de la Universidad, como se les está conociendo– para confeccionar un afiche de reclamo por su liberación. Mi laptop estaba en ese momento en casa de Roberto de Jesús Guerra, y allá se fue Eriberto a esa hora a buscar el video que yo había realizado al Frente de Línea Dura y Boicot Orlando Zapata Tamayo, donde aparecen los tres jóvenes hoy injustamente encarcelados. Trabajó toda la madrugada, y al siguiente día me entregó cinco afiches recién terminados.

 

Impelido a devolver el equipo con que ha venido desempeñando una tarea muy valiosa para la resistencia anticastrista, Eriberto se quedará como un soldado al que en medio del combate se le rompe su arma.
 

Le he ofrecido ayudarle con mi equipo, que está al servicio de mis colegas, –muchos se benefician de mi cercanía a Internet, y de mi perenne disposición para con la causa– pero esto es apenas un paliativo. Eriberto vive muy lejos de mi casa.

 

No me parece difícil entender el sentido de esta nota: es necesario que cualquier hermano de la diáspora que tenga la posibilidad, le envíe un equipo a Eriberto, para que pueda seguir desenmascarando a la odiosa y criminal dinastía de los satánicos Castro Ruz.

 

¡Concilio Cubano vive!   

 

Darsi Ferrer, Eriberto Liranza, Juan Humberto Guerra (El Beni), Juan Carlos Linares y Lilia Castañer Hernández

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: