domingo, 19 de septiembre de 2010

Fiesta Patronal de la Virgen de la Caridad del Cobre en la Parroquia de Punta Brava

por Silvio Benítez Márquez

Promotor de la Propuesta Participativa Voces del Barrio


14 de septiembre del 2010


Punta Brava, Ciudad Habana. Para los cubanos cada 8 de septiembre rendir culto y devoción a la Virgen de la Caridad del Cobre se ha convertido en un ritual obligado y sublimé hasta en las personas no creyentes. Su solemnidad y peregrinación en todos los rincones de la isla es signo del insaciable amor y respeto que sentimos por ella. Su aparición hace 398 años en la bahía de Nipe fue considerada como un verdadero milagro por nuestros ancestros. Desde entonces el pueblo cubano la bautizó y acogió en su seno como la Virgen Patrona. Como nuestra Madre, como nuestra Protectora. Como nuestra Virgen Mambisa.


Hoy en medio de la efervescencia por el jubileo de los 400 años de la Virgen de la Caridad del Cobre. Fui uno de los primeros en acudir a la santa misa junto a un grupo de colegas de la Sociedad Civil Cubana. Allí en aquel lugar tan pulcro y sagrado, frente al altar engalanado, frente a un pueblo que a pesar del mal tiempo no se amilanó para nada. Sentí como nunca antes la fuerza emancipadora y misericordiosa de la Virgen. La que avivada por la fortaleza de la palabra y la fe hizo una extensiva invitación a nuestro pueblo a rescatar urgentemente los sentimientos y valores para salir de tan tétrico estado.


Concluido esta bella y santa ceremonia religiosa, camino a casa me vinieron de súbito varias ideas a la mente. Primeramente no quisiera llamarme a engaños, ni hacerme ilusiones baratas. Se lo difícil y complejo por lo que han pasado los cubanos en éste medio siglo de tiranía y opresión donde la libertad religiosa fue una práctica no tolerada por el régimen comunista y ateo de los Castro.


Pero si ser tan absoluto y parcial el tiempo y la razón está de nuestra parte. Ya no le es tan fácil que digamos a está pléyade de ancianos seguir con su ardid publicitario del hombre nuevo. Ya nuestro pueblo no es él mismo ingenuo que hace décadas. Ni el mismo que se cree el cuento que con ideología y bravuconería podrá por mucho tiempo silenciar la formación cívica y religiosa de los cubanos. Por lo pronto solo nos depara dos años de esa gran fiesta que desde ya la Iglesia Católica juntos a nuestro pueblo prepara para esa grande de entre todas las mujeres que es nuestra Virgen de la Caridad del Cobre.

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: