martes, 31 de agosto de 2010

Resultados del 7mo Estudio Social realizado por Cubabarómetro

por Darsi Ferrer

Director del Centro de Salud y Derechos Humanos Juan Bruno Zayas

 

30 de Agosto del 2010

 

 

PRESENTACIÓN

 

En esta ocasión Cubabarómetro presenta los resultados del séptimo estudio social concluido, cuyo tema es ¨el impacto de los subsidios y el nivel de influencia de la economía en la subsistencia de los cubanos¨.  Para el mismo se encuestó de manera aleatoria a una muestra poblacional de 381 personas, en varios municipios de la Habana, durante el pasado mes de julio.

 

La muestra se conformó con 181 mujeres y 200 hombres, de ellos 85 menores de 25 años, 195 entre 26 y 50 años y 101 mayores de 50 años. Y con una composición racial de 189 blancos, 85 mestizos y 107 negros.

 

Señalamos que, como en estudios anteriores, la población se mostró interesada en participar de la consulta. Sólo un número insignificante de personas rechazó participar de la encuesta.

 

Agradecemos a todos los que contribuyeron en este trabajo y a quienes facilitan la divulgación de sus resultados. Aceptamos gustosamente todos los comentarios o sugerencias que nos envíen relacionados con nuestra labor.

 

 

RESUMEN

 

El estudio refleja la opinión mayoritaria, 77,47 % de los consultados, de que los productos subsidiados por el Estado apenas alcanzan para sobrevivir una o dos semanas al mes.

 

Resulta significativo que de la muestra poblacional sólo el 15,84 % recibe remesas familiares, y en ese grupo social predominan los hombres blancos. Dentro de los que se valen del mercado negro o economía informal para obtener divisas sobresalen los mestizos y negros. Y los mestizos se destacan entre el 8,31 % de los que disponen de algún tipo de estimulación salarial en divisas.

 

Aproximadamente la mitad de los encuestados, 47,27 %, refiere que invierten entre el 75 y 100 por ciento de sus salarios para sufragar los productos y servicios que subsidia el Estado. Mientras el 5,97 % dice requerir menos del 25 por ciento para cubrir esos gastos.

 

Para el 77,40 % de la muestra poblacional el mercado negro tiene mayor influencia en su sobrevivencia, predominando en ese criterio los hombres con rango de edad entre 26 y 50 años. Las mujeres que rebasan los 50 años lideran el 21,55 % que considera a la economía estatal como más importante para su subsistencia.

 

 

CONCLUSIONES

 

Los resultados obtenidos en el estudio confirman que la subsistencia de los cubanos depende primordialmente del mercado negro y no de la economía estatal. Este hecho evidencia el fracaso del modelo económico sostenido por el Gobierno, que basa su sistema de planificación en la estatización y centralización de todas las actividades de la economía, el comercio y los servicios, con la excepción de un reducido y estrechamente regulado grupo de personas con licencia para trabajar por cuenta propia. 

 

El salario de los trabajadores apenas permite sufragar los gastos de los productos subsidiados por el Estado. Las personas que cuentan con el alivio de recibir remesas familiares y aquellos que se benefician de algún tipo de estimulación salarial en divisas, constituyen un sector minoritario dentro de la población. Esta situación hace que un por ciento elevado de la sociedad presente condiciones económicas precarias, y que una cifra considerable no tenga otra opción que la de participar de las ilegalidades como medio de subsistir. 

 

Queda explícito que la solución del decadente monopolio estatista del mercado parte de la adopción de medidas liberalizadoras, que influyan en la conversión de la economía subterránea que opera en la marginalidad para que sea asimilada por una economía privada, que involucre al menos a la pequeña empresa y tenga la oportunidad de desarrollarse en el marco de la legalidad, y de contribuir en el reforzamiento del potencial económico contenido en las iniciativas privadas. Insistir en la centralización estatal sólo contribuye a profundizar el colapso económico.


 
 
 

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: