martes, 17 de agosto de 2010

Marejada de arrestos indiscriminados en la isla

por Sergio Pastor Martínez Carrazana

Periodista Independiente

 

12 de Agosto del 2010

 

Ciudad de la Habana.  El jueves 5 de agosto de 2010, desde horas tempranas en la capital, se produjeron numerosos arrestos arbitrarios en estaciones policiales por horas a defensores de derechos humanos, opositores, y a periodistas independientes, durante un operativo cazador y premeditado, perpetrado  por la Contra Inteligencia (CI), el Departamento de Seguridad del Estado (DSE) y la Policía Nacional Revolucionaria (PNR). También de forma injusta permanecieron sitiadas algunas viviendas de miembros de la sociedad civil por los órganos citados e incluso en dicha batida, participaron las Brigadas de Respuesta Rápida, según informaron las víctimas.

 

En esta fecha, reconocida por algunas organizaciones no gubernamentales como “Día de la Rebeldía Nacional”, varias organizaciones tenían previsto realizar diversas actividades pacificas, entre la que figuraba una marcha ordenada por el malecón habanero.

 

Alfredo Guilleuma Rodríguez, un opositor de 82 años de edad notifica que alrededor de las 7 de la mañana fue brusca y súbitamente aprehendido en la esquina de Calzada y J, en el municipio Vedado. En el instante que se disponía beber una taza de café caliente en la cafetería que funciona en el área, las mencionadas autoridades lo abordaron, le exigieron su identificación y seguidamente le comunicaron que quedaba bajo arresto.

 

Cuando forzosamente lo introdujeron en un auto, sus desgastados zapatos quedaron sueltos a la intemperie. Uno de sus captores inmediatamente los recogió y con desdén los lanzó encima de él. Lo condujeron hasta la Unidad de la PNR ubicada en 7ma y 62, Miramar, donde permaneció detenido, si desayunar ni apenas probar un bocado, en un local de la misma  por once horas aproximado, reseña.

 

Además planteó, que fue objeto de dos incómodos interrogatorios, siendo tratado con desprecio. En los cuestionarios los agentes le manifestaron que no lo tenían encerrado en un calabozo en consideración a su avanzada edad. Resaltaron su posible participación en la frenada Marcha. Así mismo le acentuaron al viejo: “que hasta cuando los iba (autoridades) a joder”. Y a modo de advertencia, le afirmaron que si él planeaba ir al apartamento de quien escribe, estaba vigilado y controlado por dichas fuerzas. Finalmente fue liberado a las 18 horas aproximadas, concluyó.

 

Roby González Torres, Periodista Independiente, precisa que fue interceptado a las 8 de la mañana por agentes de la CI y el DSE, en Calle 7ma y L, Vedado, mientras se dirigía noblemente hacia la Sección de Intereses de los Estados Unidos de América en La Habana (SINA), específicamente  para asistir al gratuito e incluyente turno de Internet que ofrece dicha instalación.

 

Alega el reportero y perjudicado, que acto seguido a su arbitraria detención fue trasladado por tres agentes en un vehículo hasta la Unidad PNR conocida como la 4ta, ubicada en Infanta y Manglar, Cerro, acusado infundadamente de Alteración del Orden. Sitio donde lo fotografiaron desde diferentes ángulos, además de sus huellas dactilares.

 

En la Estación policial, permaneció aherrojado por un poco más de doce horas en un calabozo, el cual presentaba inhumanas condiciones (pésimas condiciones higiénicos sanitarias, carecía de iluminación y elevada y asfixiante temperatura) señaló.

 

En el mismo estaban recluidos: Fernando Edgardo Palacio Mogar (Presidente del Partido Liberal Nacional Cubano), Eduardo Pérez Flores (activista del Frente de Línea Dura y Boicot: Orlando Zapata Tamayo, quien estuvo encarcelado desde la noche del día anterior) conjuntamente con nueve presos por supuestos delitos comunes.

 

González Torres, Palacio Mogar y Pérez Flores, desde el mismo inicio del arresto les informaron a los celadores que se declaraban en huelga de hambre, en firme protesta a la medida empleada contra ellos, las cuales consideraron que eran injustas.

 

Atestigua el periodista, que sufrió dos secciones de fatigosos interrogatorios. En los cuales los represores le impusieron la misma lamentable retórica desde hace más de medio siglo desarrollada por el Gobierno Cubano, colmado de frases y acciones favorables para intentar desacreditar principios opuestos a sus intereses. Igualmente no le permitieron el derecho de defenderse ante las manipulaciones, calumnias y amenazas incluidas, comunes en el menú de sus charlatanerías malévolas.

 

González Torres, les aseguró personalmente a los inquisidores que lo mantenían arbitrariamente encarcelado, quienes le violan deliberadamente las libertades y derechos consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos. A lo que uno de los agentes le comunicó que él no estaba detenido injustamente, citando al respecto las –contradictorias y liberticidas– leyes cubanas. También le subrayaron que ellos (las autoridades) tenían el poder y suficientes argumentos en sus contra por lo que podían procesarlos judicialmente a todos (oponentes).

 

Le aclaró con sensatez a los interrogadores, que las leyes vigentes en el país violan los derechos y libertades humanos, y que hasta incluso las autoridades no cumplían ni respetaban sus auto-leyes. Un oficial le confesó que a pesar de que Cuba es Vicepresidente del Consejo de Derechos Humanos para el Área de América Latina y el Caribe y signataria de Declaración Universal de Derechos Humanos, no estaba en la obligación de cumplir con los Artículos de la misma, agregó.

 

El reportero les reveló a los agentes que su constitución, sus leyes, su patria y su bandera es precisa e inequívocamente la Declaración Universal de Derechos Humanos. También les recordó que el régimen lo tienen sancionado injustamente en el país desde hace trece meses violando su estatus de refugiado político, prohibiéndole por tiempo indefinido el permiso de salida del país, destacándole sobre dicha violación de los artículos 13 y 14 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Medida empleada igualmente, y con el mismo tiempo contra quien suscribe.

 

Fue liberado a las 21 horas. Aunque asegura no ser maltratado físicamente, si afirma que fue torturado psicológicamente, concluyó.  Su esposa, al conocer casualmente la noticia acerca del arresto y la Unidad donde estaba recluido, preocupada efectuó llamadas telefónicas a dicho cuartel. Pero en todas las ocasiones le informaron que estaba bajo investigación de la CI y el DSE, por lo que no podían informarle absolutamente nada al respecto.

 

Su esposa y el propio González Torres, desean reconocer públicamente la preocupación y el ingente apoyo solidario  demostrado desde la detención hasta su liberación por: Julio Cesar Peña Laballe, Julio Cesar Gálvez Del Llano, Jorge Arufe Carbonell, Medardo Maldonado Romero, Miguel Maldonado Romero, Ricardo Aguilar García (activistas de la Comisión de Atención a Presos Políticos y Familiares (CAPPF), Leydi Coca Quesada, Sergio García Argentel, Ariel Valdés García (activistas del Partido Cuba Independiente y Democrática), Francisco Safuste (activista del Frente de Línea Dura y Boicot: Orlando Zapata Tamayo) y quien informa, quienes estábamos reunidos en el domicilio del matrimonio, sitiados y vigilados severamente por las fuerzas mencionadas, además por las Brigadas de Respuesta Rápidas.

 

Por otra parte extiende el reconocimiento a: Lazara Bárbara Sendiña Recalde (Vicepresidenta del Frente de Línea Dura y Boicot: Orlando Zapata Tamayo), Miguel Amado Reyes Fonseca (Presidente de la CAPPF) y Lázaro Prieto Álvarez, quienes desde sus hogares en la capital, a pesar de estar también sitiados, le manifestaron vía telefónica su preocupación y apoyo por los opositores detenidos en esta fecha. Asimismo por informar a la opinión pública cuanto acontecía acerca de los detenidos.

 

Evelio Francisco González Coello (activista de la CAPPF y del Movimiento Libertad Sin Miedo) informó que a las 7:30 de la mañana fue embestido por la CI y el DSE en la esquina de J y 5ta, Vedado, cuando acudía a la SINA para asistir al gratuito Curso de Inglés que se imparte en la misma.

 

Uno de los agentes llamado Abel, le requirió su identificación, profiriéndole que todo tipo de actividad estaba prohibida. Lo esposaron y condujeron en el patrullero No: 085 hasta la Unidad PNR localizada en Zanja y Dragones, Centro Habana, donde fue recluido en el calabozo No: 4.  Se declaró en huelga de hambre y de sed en desacuerdo con el arbitrario arrestó precisó González Coello.

 

González Coello, indicó que fue “entrevistado” por el agente “Juan Carlos”, quien le pregunta los motivos del por qué estaba plantado. Además le comunicó que la orden que tenían (CI y DSE) se basaba en que toda persona (opositores, periodistas, etcétera) que se acercara a la SINA serian inmediatamente detenidos, para así evitar otra actividad similar a la ocurrida el pasado día 13 de julio en el malecón habanero.

 

Estuvo detenido con cuatro opositores y defensores de derechos humanos. Como el caso de: Ernesto Leonardo Soler Nieves (activista del Movimiento Nueva República). Quien le comentó que fue detenido en la Calle 17 y M, Vedado por la CI y el DSE, y conducido en el auto No: HGZ 078 hasta el mencionado cuartel, adicionó. Transcurridas diez adversas horas fue liberado, concluyó González Coello.

 

Miguel Amado Reyes Fonseca (municipio Diez de Octubre), Máximo José García González (Marianao), Lazara Bárbara Sendiña Recalde (Lisa), Leydi Coca Quesada, Sergio García Argentel y quien escribe (los tres de Playa), aunque no fueron molestados directamente por las autoridades percibieron claramente la presencia de vigilantes y perseguidores en las vías de acceso a las viviendas donde residen en la capital por horas, las cuales aglutinan periódicamente a miembros de la sociedad civil.

 

Por otro lado, Daniel Anselmo González Coello (Vicepresidente de la CAPPF y Periodista Independiente), informó que en horas de la mañana fue aprendido por agentes del DSE y la CI en Calzada  y M, Vedado. Precisamente cuando esperaba entrar a la SINA para asistir al Curso de Inglés en la misma. Los represores lo condujeron hasta la Unidad PNR, localizada en 7ma y 62, Miramar.

 

Sus apresadores le practicaron tres interrogatorios por secciones. En uno de ellos, la autoridad le advirtió que estaban soltando a los periodistas independientes, pero sentenció que los podían volver a recoger.

También le cuestionaron si poseía teléfono celular o computadora, a lo que el antagonista y afectado le respondió negativamente. Un agente le indicó al detenido: “entonces para que ejerces el periodismo”, acotó Daniel Anselmo.

 

Lazara Bárbara Sendiña Recalde Vicepresidente del Frente de Línea Dura y Boicot: Orlando Zapata Tamayo informó que también este día, 5 de agosto, varios activistas de la organización que sub dirige, fueron detenidos por los órganos nombrados. Luis Enrique Labrador Díaz y Carlos Borrego Alexander Galardy fueron arrestados en esta fecha. Pero Eduardo Pérez Flores fue arrestado el miércoles 4 y liberado el viernes 6 de agosto.

 

Hugo Damián Prieto Blanco (Presidente de Frente de Línea Dura y Boicot: Orlando Zapata Tamayo y Delegado Nacional de Concilio Cubano) informó que fue arrestado arbitrariamente en horas de la tarde del miércoles 4 de agosto por el DSE conjuntamente con el Reverendo Ricardo Santiago Medina Salabarria en la Terminal de Ómnibus de la provincia Pinar del Rio.

 

Según plantea Prieto Blanco,  que ambos detenidos visitaron la citada Provincia con el interés de reorganizar internamente Concilio Cubano. Visitaron el domicilio donde reside Dagoberto Valdés, para expresamente abordar el tema sobre la Comisión Económica de dicho proyecto.  Después del fructífero encuentro, fueron obstaculizados por dos agentes del DSE quienes los condujeron en el auto: PDC 484 hasta el Técnico, ubicado en el Km 4 en San Juan, Pinar del Rio. Según las autoridades los opositores pretendían salir ilegalmente del país, añadió.

 

Refiere Hugo Damián, que ambos se proyectaron en huelga de hambre condenando el arresto y las condiciones deplorables de los calabozos, los cuales se imponían tapiados completamente, pésimas e inhumanas condiciones higiénicos sanitarias a las que fueron sometidos. Las celdas estaban atestadas de mosquitos, carecían de agua potable, con altas temperaturas ambientales  y el hedor es verdaderamente abusivo. El jueves 5 en horas de la noche, fueron liberados.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: