lunes, 9 de agosto de 2010

Las contrastes étnicos vigentes en las telenovelas

por Miriam Herrera Calvo

Comunicadora Social

Activista de la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR)

 

2 de Agosto del 2010

 

Genero y sexo a pesar de no tener similitud ya que el sexo es orgánico, las reglas del género son definidas, antes del nacimiento de un ser humano ya se conocen lo que le espera al llamado sexo débil, los cuales tendrán cambios de acuerdo a la sociedad y cultura y la familia incluyendo el tiempo.

 

 Consecuencias de ser mujer se encuentra el silencio en algunas acciones sociales; la violencia hacia ellas  por parte de la familia, pareja u esposo y los daños físicos, espirituales y sexuales a los que están sometidas.

 

Con la vida moderna interaccionan los medios audiovisuales y dentro de ellos las telenovelas, con gran arraigo en América Latina especialmente en el Archipiélago

Cubano más en los últimos tiempos como medio de escape a las vicisitudes que se viven en Cuba y con más fuerzas la población femenina, de todas las edades y razas y estratos sociales alrededor de las mujeres siempre se ciñe las tramas que tanto deleitan y entretienen, pero desgraciadamente hasta ahí llega la diferencia entre sexo raza que los racistas han diseñado.

 

Mencionemos el papel a las féminas asignado por los novelistas que siempre se repite el de sumisión, doblegada a los intereses masculinos, casi no reflejan los verdaderos intereses de aquellas que los hombres manejan a su antojo, por lo que sufren y no se revelan, lo más preocupante las de piel oscuro solo son situadas en papeles secundarios, como; sirvientas sin criterio, carentes de inteligencias, incapaces de hacer brillar un protagónico en que prevalezca la belleza o inteligencia atributos que la historia le ha reservado a las de la raza blanca .

 

Últimamente ha nuestra televisión llegan telenovelas de países latinoamericanos como el Brasil, donde la población negra alcanza cifras significativas, y se mantiene el mismo actuar con las negras y negros sus papeles son segundarios detrás del blanco y  en ocasiones al lado nunca delante, no importa los dotes histriónicos y hermosuras que estos posean los empaña el color de la piel, debemos pensar que el color oscuro de la dermis no le resta belleza a sus poseedores, en ocasiones los resalta y los eleva .

Las negras y negros no dejaremos de estar presentes en los dramas televisivos a pesar del lugar reducido y permanente que nos quieren otorgar como si fuera una herencia, nos obligaremos a que sea reconocida  y aceptadas las cualidades que la naturaleza  situó en nuestra raza, que por sufrir exclusiones durante siglos no dejaremos de reclamar nuestro derecho mediante el cultivo de nuestras inteligencias y habilidades, no somos mejores simplemente iguales.

 

Los  medios audiovisuales no deben ser polea trasmisora de perjuicios y discriminación raciales y de sexo ya que ellos ayudan a la formación de los  valores humanos  de las personas indistintamente, a la raza que pertenezca  ya que el pertenecer a una raza determinada no debe invalidar a ninguna persona de disfrutar derechos y desplegar o exteriorizar habilidades de cualquier índole.

 

Todas las exclusiones dañan y dejan secuelas indestructibles en quien son objetos de las mismas más si estas son injustas e inexplicables, por lo que todos los medios educativos y masivos portadores de disfrute no deben ser objetos de prejuicios raciales y de géneros y menos en un país donde su población no es caucásica, sino descendiente de un Continente negro, el género y las razas deben ser abordados por las telenovelas  de forma real y justa para todos.    


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: