domingo, 22 de agosto de 2010

A la Fiscalía Militar

de Joel Lázaro Carbonell Guilar

Vecino de Calle A No. 7622 entre 1ra y Final, Luyano Moderno, San Miguel del Padrón, La Habana

 

16 de Agosto del 2010

 
El que suscribe la misiva, se dirige hacia esta instancia responsable de garantizar la legalidad y se respete la dignidad de los ciudadanos, y que en ningún caso se le someta a restricciones ilegales a nuestros derechos, sita el Artículo 109 de la Ley de Procedimiento Penal.

 

En el mes de Abril de este año, me dirigí hacia esta misma instancia para denunciar el acoso, hostigamiento y los quebrantamientos de las leyes, que sufría por parte de Agentes de la Seguridad del Estado (Sección 21).  Hoy, 4 meses después, me vuelvo a dirigir con la misma problemática, al recibir un trozo de papel, por citación oficial. Este trozo de papel, carente de todo tipo de peso legal, es como una burla de estas autoridades hacia lo establecido.

 

En el mes de Mayo, agentes de la antes mencionada sección, realizaron masivas citaciones a vecinos de mi cuadra, con el objetivo de dañar mi reputación, exponiéndoles una conducta contraria a mis características y a mi honor.  Para terminar con la obra montada, el Jefe de Sector actual, (responsable de que fuera injustamente a prisión, abusando de su cargo), le comunico a varios de los citados, que yo había dicho todo lo que la Seguridad del Estado sabia de ellos, Al parecer, querían que estos vecinos dejaran de tratarme o se viraran en mi contra, en parte lograron sus objetivos; hoy muchos vecinos temen acercarse a mí. Lo que estos representantes de la ley no saben, es que están violando el Artículo 318, inciso 1 del Código Penal vigente.

 

Este 13 de Agosto, me llama un vecino, para hacerme entrega de este trozo de papel, que decía ser una citación oficial. Este trozo de papel no cumple el objetivo principal, y a la vez viola el Artículo 86 de la Ley de Procedimiento Penal, al no reunir ningunos de los parámetros establecidos en la misma.

 

Actualmente, me considero unas de las personas que vela por el cumplimiento de las leyes, y más por los derechos ciudadanos, ¡esa es mi actividad!, y soy del criterio, que si violo lo establecido, me caiga el peso de la ley según lo establecido, de lo contrario no ser molestado. A estos funcionarios, quebrantadores de las leyes y conscientes de ello, deberían ponerlos a disposición de los tribunales competentes, ya que por cada violación que cometen, es muestra de menos valor y respeto a los ciudadanos que sufren  estas deprimentes, que lejos de ser reparados los daños, quedan impune.

 

Amparar la vida, la libertad, la dignidad, el honor y los demás derechos e intereses legítimos de los ciudadanos, es deber de los fiscales y jueces.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: