lunes, 9 de agosto de 2010

Estertores Revolucionarios

por Oswaldo Yáñez

Bloguero y Periodista Independiente

 

A cinco de agosto del año de la inminente libertad para todos los cubanos

 

El presidente del desgobierno cubano habló y su discurso se basó en cuentas falsas, proyectos viejos, amenazas y un infinito desprecio por el pueblo; Su Eminencia está a lo suyo, a ver si le salva la cara a la tiranía más longeva del continente americano; mis compatriotas deportados siguen peleando, la libertad es dura si hay que vivirla bajo las condiciones de tus antiguos carceleros, aquí seguimos luchando, el fuego no ha cesado y algunos nunca encuentran parapeto.

 

Que los contralorías cubanas son como los cuentos de la tía tata lo sabe el mundo entero, pero que además pretendan que nos las creamos cuando vemos a diario el estado de carestía hasta en los ministerios más potentes, el de las fuerzas armadas y el de interior, es pretender apagar con gasolina bolivariana el fuego, un paseo por una tienda de recaudación de divisas abrirá los ojos a todos, falta de todo en casi todos los departamentos.

 

Cuentan que un día paseando por el malecón habanero Castro I el Descabalgado preguntó por un edificio de apartamentos, fue contestado que se estaba construyendo para venderlos a los extranjeros, ahí se acabó el proyecto, citando alguna patraña revolucionaria sobre la igualdad los habitáculos pasaron a albergar a altos oficiales del régimen y los inversionistas perdieron todo su dinero.

 

Como al parecer no creen que se vuelvan a repetir estas visitas, se viene gestando hace tiempo unos proyectos, requirieron desalojos por la fuerza de muchos compatriotas, pero una vez despejados los terrenos, se proyectaron campos de golf, hoteles y viviendas para inversores foráneos, al parecer están implicados capitales chinos, españoles, venezolanos, brasileños y para ponerle la guinda se quiere coronar el pastel con dólares americanos...

 

Ya se pueden imaginar entonces quienes serán los empresarios implicados, nuevos millonarios del partido comunista chino, amigos de Desatinos y el Illuminati de la Moncloa, de Lula, del Gorila de Barinas y de la yuma pues bueno, ustedes saben...Si no saben sólo tienen que buscar declaraciones de grupos o políticos partidarios del levantamiento y mirar quien contribuye a sus arcas, esos serán los que pretenden sacar tajada de la desgracia de todo un pueblo.

 

No obstante habrá que recordarles a estos incautos que cuando en mi patria comienza una nueva construcción, lo más probable es que nunca se acabe, el cemento desaparece por arte de magia, cuando no los sanitarios, los cables o los azulejos, indefectiblemente pasan al mercado negro y algún oficial retirado acaba remozando su casa, a mayor escala, mayor es el desvío de recursos, una pesadilla para cualquier arquitecto, fruto de la desesperación por resolver el día que todos padecemos.

 

Por otra parte la seguridad jurídica muere en la aduana cubana, los acuerdos con la tiranía valen menos que un pomo de ron nuevo, no hay garantía de que los contratos sean respetados si no conviene a alguno de los generales empresarios, por lo que es frecuente que una vez llegada la plata comiencen los desacuerdos, exprimida la ubre, el inversionista se sustituye si es posible, si no el asunto se mantiene en suspenso.

 

Son centenares los pequeños y medianos empresarios que perdieron todas sus divisas al tratar con los hermanos tiranos; un pequeño proyecto, a veces nunca comenzado, otras inacabado, las menos terminan poniéndolo en funcionamiento y finalmente por problemas de gestión todo queda en manos de la dictadura y las reclamaciones nunca surten efecto.

 

Aun suponiendo que se hicieran los hoteles, los campos y las casas, los compradores se enfrentan a un riesgo cierto, un sólo error que no puedan pagar con dinero y su plata quedará en manos del sistema totalitario sin posibilidad alguna de reembolso, en esto hay auténticos expertos, tanto de la estafa como del chantaje, en las academias de inteligencia les estrenan desde cómo deshacer un matrimonio a inventar rastreras artimañas para dejar al cliente seco...

 

Pero lo más despreciable es que con La Habana y el resto de la patria cayéndose a pedazos, con los repartos lateros abarrotados, los albergues a rebosar y un déficit habitacional inconmensurable producto de lustros de incumplimientos, en vez de mejorar las condiciones de vida de sus habitantes, Castro I el Empecinado se empeña en engordar las cuentas corrientes en el extranjero de sus generales empresarios, sin los cuales el sistema se descompone en un momento, no creo que el pueblo vea esto sino como un abuso más, otro, ya son demasiados hasta para el más acérrimo.

 

Cuando el mandatario máximo habla de cohesión en las filas, esto significa que no hay más que desacuerdos, división entre las filas del partido, entre las del ejército e incluso entre los mismos generales empresarios que manejan al fin y a la postre todo el caudal monetario, es normal, tras tantos proyectos fallidos ninguno tiene convicción de que el próximo será el bueno.

 

Cómo no podía ser de otra forma, al general le salió su vena represora y amenazó directamente a mis compatriotas, no sé cuando se dará cuenta de que los enemigos de la revolución somos todos, nos dividimos en dos, están los que sólo lo piensan y los que además lo dicen, son estos últimos las víctimas diarias del aparato de la policía política, que lejos de descansar sigue con su despreciable cometido.

 

Para Desatinos y el Cardenal los destierros son la señal de algo está cambiando, debemos resaltar que los que se han negado a la deportación permanecen en las ergástulas, los últimos siete meses se saldan con una violencia inusitada y más de ochocientas detenciones arbitrarias y secuestros breves, en el último mes son doscientas, sin contar los actos de repudio como los que sufre la familia Sigler Amaya o la familia del mártir Orlando Zapata Tamayo, por citar un par de ellos.

 

Monseñor de vuelta a la yuma se reúne con altos cargos del gobierno, unos dicen que negocia la liberación del contratista judío, que podría tener compañero de celda americano en breve, a cambio de uno de los cinco espías, otros que habla para facilitar la emigración de algunos de los deportados en España, yo les digo que de fondo se escucha el sonido del dinero, el purpurado tiene un problema, habla en nombre de un sistema arbitrario que le puede dejar colgado de la brocha en cualquier momento.

 

Se comenta que mis compatriotas desterrados hablan y no callan, qué podían esperar de personas amordazadas durante tanto tiempo, por eso quieren disgregarlos, para que mal comunicados desistan en su empeño de denunciar los desmanes castristas, desde la Habana se reclama que se cumpla el acuerdo de silencio o no saldrán más presos, saben que no es posible dar marcha atrás pero con suerte alguno morderá el anzuelo y se silenciarán los reclamos de libertad para sus compañeros.

 

Yo les pido que se mantengan firmes, sus palabras nos sirven de aliento, si no les doblegaron los carceleros unos burócratas fracasarán en el empeño, las Damas de Blanco, la disidencia, los periodistas independientes y nuestros compatriotas en el extranjero seguiremos presionando para que se liberen incondicionalmente a los presos políticos y de conciencia; otro día hablaremos de los injustamente encarcelados con más detenimiento, ellos merecen de igual modo salir del enclaustramiento forzoso.

 

Así pues podemos concluir sin duda alguna que el sistema totalitario agoniza económicamente y hará cualquier cosa para sustituir el chorro de petrodólares bolivarianos que tiene un punto final más próximo del esperado, ya ven con que le quieren rellenar el agua al coco, divisas americanas , europeas, chinas o de donde haga falta, desconozco si las empresas estarán dispuestas a asumir el precio de ayudar a la dictadura totalitaria más cruel del planeta, pero aún así aquí deberían entrar los gobiernos.

 

Tanto en Estados Unidos como en Europa se enfrentan a un dilema ético, practicar la política real que aconsejan los tiempos de crisis y tratar de beneficiar a unas pocas empresas, aún sabiendo que no hay garantía ninguna de que los negocios se lleven a buen término; o aplicar el sentido común, conociendo que si permiten este comercio no distarán mucho de ser considerados los hoteles, los campos de golf y las casas como diamantes de sangre, al fin y al cabo se habrán edificado vulnerando todos los derechos de los trabajadores implicados y obligando al pueblo a continuar bajo el sistema totalitario que nos sojuzga hace más de diez lustros y que ha causado ya decenas de miles de muertos.

 

Afflictis longae, celeres gaudentibus horae.  Lentas son las horas para el afligido, veloces para el que goza.

 

¡Zapata Vive!


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: