domingo, 22 de agosto de 2010

En grave estado de salud preso político en huelga de hambre

por Juan Carlos Hernández

Director Agencia de Prensa Libre Oriental (APLOPRESS)

 

15 de Agosto del 2010

 

Santiago de Cuba.  El preso político Julián Antonio Monet Borrero, líder del Movimiento “Seguidores de Miguel Valdez Tamayo” se encuentra en un estado grave de salud, con peligro para la vida, según dio a conocer su esposa, en la tarde de ayer.

 

Monet Borrero fue trasladado al Hospital Clínico Quirúrgico Docente Dr. Juan Bruno Sayas [Sala 5 – E], por su delicado estado de salud. La Dra. Caridad Especialista en Nutrición le ha diagnosticado Caquexia, pérdida de equilibrio, visión borrosa, dolor abdominal, trastorno renal una presión arterial de 60/30. El propio Monet nos confirma que cuando empezó la huelga pesaba de 72 kg. y en estos momentos pesa solamente 50 kg.

 

El preso político Julián Antonio Monet se encuentra en huelga de hambre desde el pasado 2 de julio, exigiendo su libertad, porque a pesar de que fue encarcelado injustamente, según el Código Penal vigente debía habérsele otorgado la libertad a mitad de la sentencia, considerado que es primario [termino que se utiliza para los sancionados por vez primera]. Monet ingresa en el Centro Penitenciario de Boniato, el día 30 de Septiembre de 2008, para extinguir una sanción de 3 años por un supuesto delito de “Desacato”, en la Causa 24/2008.

 

Alertamos del riesgo que corre este defensor de los derechos humanos, porque aunque ha recibido la visita del Delegado del MININT en Santiago de Cuba, Coronel Miguel Reyes y del Coronel Lázaro Díaz de Villa Marista [Ciudad Habana] han condicionado la solución a su situación, siempre y cuando deje la huelga de hambre. Sin embargo, Monet rehúsa hacerlo, así como a recibir sueros de rehidratación, lo que aumenta considerablemente el peligro para su vida.

 

Solicitamos a todos aquellos que puedan solidarizarse con la causa de este hermano de lucha, que además de utilizar todas las vías posibles, que llaman directamente al hospital, porque sólo la presión de la opinión pública puede evitar un desenlace fatal, como ya ocurrió con Orlando Zapata Tamayo.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: