martes, 3 de agosto de 2010

El Castrismo ha muerto

por Oswaldo Yáñez

Bloguero y Periodista Independiente

 

A veintinueve de julio del año de la inminente libertad para todos los cubanos

 

Ciudad de La Habana.  Con los destierros consumados hasta la fecha, cursados con nocturnidad alevosía y secretismo, algunos parecen dar por buena la senda iniciada, otros se han relajado pensando que la libertad de los presos políticos y de conciencia ya se ha logrado, muchos incluso barruntan anuncios de medidas, yo les digo con seguridad que nada se ha logrado por el momento y los cambios, si los hubiere, estarán exentos del calado indispensable, la libertad, sin ella todo es vestir a la mona de seda, pero entre el pueblo radio bemba cuenta una noticia, un epitafio sin escribir...

 

Una voz añeja, casi desconocida pero familiar, sonaba de fondo, un par de compañeros apenas disimulaban el entusiasmo, la veneración al líder máximo mamada entre uniformes es difícil de superar, como un trauma; los incautos esperaban que se anunciara algo grande, la carne de res volvería a la canasta básica, no sé quien les informó del rumor cruel, cuando en la caja se escuchó la palabra cabezas, ambos exclamaron ahora viene, tras unos minutos de estupor constataron que la conversación versaba sobre ojivas y lo que se pronosticaba era el fin del mundo.

 

Esta anécdota real ilustra bien el estado de los últimos fieles al régimen, desde el cambio de poder entre hermanos tiranos cada rumor levantaba una ilusión y desembocaba en la más negra de las esperanzas, la frustrada. Pronto se dirá que se liberaliza la labor de limpiabotas o que las mujeres que realizan la manicura por la izquierda en moneda dura tendrán licencia de cuentapropistas, quien sabe cuál será la última insensatez con la que nos intentarán distraer, acaso nos hagan creer que podemos comprarnos un carro, eso sí, con fulas de fuera...

 

Realmente el papel de Castro II el Empecinado siempre ha sido un papelón, una tragedia anunciada, con el nuevo presidente muchos pensaron que a Cuba no la iba a reconocer ni Dios en poco tiempo, en eso acertaron, al ritmo con que se producen los colapsos de edificios si te vendan los ojos y te sueltan en La Habana Vieja pensarás que estas en una zona de guerra por el nauseabundo olor y los escombros sembrados en un país derruido en el que se inventaron las demoliciones por burocracia silenciosa que derriban casonas enteras, vaya logro revolucionario.

 

Cada movimiento realizado por el desgobierno cubano ha devenido en fracaso, el reparto de tierras, las cruzadas contra la corrupción, los inventos energéticos, todos han servido para agudizar más si cabe la desesperación del pueblo, nadie cree ya que con esta cuadrilla de saurios sanguinarios se pueda seguir adelante, su palabra es letra muerta, la calle habla como nunca de la situación, “tremendo descaro es lo que hay asere, esto está muerto...”

 

Cada día con menos miedo la gente busca a la disidencia, cuando uno toca todas las puertas sin respuesta la única esperanza es salir en eso de la “internet” a ver si hay suerte y te resuelven el entuerto, los periodistas independientes informan de los atropellos y violaciones a los derechos más elementales y los contestatarios informan de los derechos hurtados, en esto último mi patria está llena de analfabetos.

 

Más de diez lustros más tarde la gente se da cuenta de que la gente de los derechos humanos estaba en lo cierto, el umbral del no retorno para la tiranía está siendo sobrepasado cuadra a cuadra, reparto a reparto, pueblo a pueblo; la contrainteligencia sabe que esto es bien cierto, las dificultades para realizar su trabajo son ahora mayores que nunca en la historia, casi como si el pueblo se hubiera percatado de que en el futuro próximo ellos estarán lejos.

 

Con el descontento a niveles insospechados, la presión internacional y nacional en constante aumento obligaron a enviar a los presos fuera de su patria, al destierro; sacaron a pasear a Castro I el Descabalgado con Ramiro Valdés a su lado para inspirar miedo, el primero causó pena y risa, el segundo ya no parece tan fiero, quizás por su rostro cansado y acusando el dardo lanzado desde el extranjero.

 

El Empecinado se encuentra ante la tesitura de hacer movimientos que algunos se muestran renuentes aceptar alegando que su hermano dijo un día que si abrían la mano todo se iría al traste como en la Europa del este; a los contestatarios los va tronando uno a uno como si fuera un juego. Mientras tanto hace experimentos secretos para liberalizar tal o cual rubro, estudia los resultados con detenimiento, trata de engañarse a si mismo pero sabe que solo se trata de tiempo, el que ya no tiene, el que se le agota, la dama de la guadaña lo saluda en lontananza, con amargura contempla que esta vez su saya es blanca, menudo tormento...

 

No quiere pasar a la historia como el que enterró a la revolución, ni como un asesino, ni como un cruel tirano sino como alguien bueno con su pueblo; lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible, sus víctimas reclamarán memoria y dignidad ante la justicia más pronto que tarde.

 

Está usando a la Iglesia para esconder y disfrazar que cede a los reclamos que la disidencia lleva haciendo desde siempre, los prelados solicitan liberaciones, helas aquí, los purpurados reclaman menos burocracia y más cuentapropistas, cambiamos lo que sea menester, pero nada funcionará, ni siquiera a corto plazo, mis compatriotas ya se saben el cuento.

 

El desgobierno cubano y el generalato verde olivo debe reconocer su encrucijada, se encuentran ante el fracaso de sus sistema y su vereda conduce sin remedio a un precipicio, la ira del pueblo o de algún militar que decida vestir los colores patrios; su salida es clara y evidente, terminen de liberar a los presos políticos, deroguen la ley mordaza y hagan los cambios a una economía libre de mercado a la par que entierran al aparato represor, articulen a sus fieles en torno a un nuevo partido y convoquen elecciones pluripartidistas, la otra posibilidad es para ellos incierta si no funesta.

 

Muchos pensarán que todavía andamos muy lejos del peligro de que el castrismo colapse por sí mismo, yo no lo creo, basta hablar con los jóvenes, con los desocupados, con los reprimidos, en todos va creciendo el convencimiento de que esto se ha acabado, un buen día alguno dirá que se terminó el invento, el resto irá detrás y lo que acontezca será historia gloriosa, deben recordar a Orlando Zapata Tamayo, solo dijo basta y sirvió para levantar un tsunami de liberaciones, otro héroe puede surgir en cualquier momento...

 

Dentro y fuera de nuestra patria se proseguirá la labor, a pesar de nuevas detenciones, aunque los represores sigan amenazando y oprimiendo, continuaremos reclamando la libertad de los preso políticos y de conciencia y de los injustamente encarcelados, proclamaremos sin descanso que no se respetan nuestros derechos y ante la más mínima oportunidad que se nos presente intentaremos ejercerlos.

 

Para los carceleros un consejo, liberen pronto a Biscet, pídanle incluso disculpas, él los perdonara presto, ustedes se encuentran ante un prócer y de su generosidad dependerá su futuro, muchos se sorprenderán que a pesar de las torturas, a pesar del injusto enclaustramiento, a pesar de los insultos y vejaciones, ese hombre no conoce el odio, rencor ni resentimiento, en ello reconocerán que se encuentran ante el cubano que junto con sus hermanos tomará de una mano a la libertad y de la otra al pueblo.

 

Veremos todavía que los estertores del sistema provocarán hechos que congelarán hasta el mismísimo infierno, algunos incluso pretendan que corra la sangre, espero que la cordura impere y la infame tiranía no se lleve por delante la vida de ningún compatriota más, contemplaremos cómo la desesperación y la frustración embebe a los fieles de un sistema funesto, pero al final todos sin excepción se darán cuenta de un hecho cierto, hoy por hoy, aunque muchos todavía no lo sepan, el castrismo ha muerto.

 

Salus haec est, hoc est tibi pervincendum. Hoc facias sive id non pote, sive pote.

Una sola salvación hay para ti, esto debe superarse. Hazlo puedas o no puedas.

 

¡ZAPATA VIVE!


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: