martes, 27 de julio de 2010

El padrastro estado totalitario

por José Daniel Ferrer García

Despacho de Hablemos Press

 

Cortesía de Adela Soto

 

20 de julio del 201o

 

 

José Daniel Ferrer García es prisionero político y de conciencia del grupo los 75 se encuentra recluido en la prisión provincial de Las Tunas donde extingue una condena de 25 años de cárcel.

 

 

Las Tunas. Hoy quiero en el poco tiempo que tengo, opinar sobre algunas informaciones, algunos escritos que han aparecido últimamente en el Granma, órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista que oprime a nuestro pueblo.

 

El lunes en primera plana publicaron un mensaje del dictador en jefe, es decir del ave fénix de los partidarios y aduladores del totalitarismo comunista, dirigido este mensaje a Nelson Mandela.

 

En el primer párrafo dice, “cuanto me place verte convertir y reconocido por todas las instituciones políticas del mundo como símbolo de la libertad, la justicia y la dignidad humana”, fin de la cita.

 

Por su obra, por su proceder, Mandela bien merecido tiene ese reconocimiento, reconocimiento que no tuviera si cuando llegó a la presidencia de su país democráticamente, hubiese tratado de instaurar o hubiese instaurado un régimen uní partidista, un régimen autoritario, despótico como el que existe en nuestra patria.

 

Cuando él hubiese pretendido cambiar el oprobioso régimen de apartheid, por otro régimen tirano de muy poco le hubiese valido su sacrificio durante 27 años en prisión pero por suerte  no cayó en esa funesta sensación en la que si cayó Fidel Castro. Es por eso que hoy se le respeta y admira, por eso se le quiere en el mundo entero.

 

En cambio el emisor del mensaje a Mandela, muy activo por estos días, es para toda persona honesta y bien informada símbolo de la opresión, símbolo del totalitarismo, de la injusticia, de la violencia contra mujeres indefensas, de las torturas contra pacíficos demócratas y de la esclavitud moderna.

 

Esto lo afirma uno de sus rehenes que lleva 7 años, 4 meses y dos días confinado bajo el régimen carcelario más severo que se conoce desde hace décadas en el mundo occidental.

 

Continuando con el trágico en jefe, la última reflexión que leí con fecha 18 de julio, se titula la otra tragedia. Soy de los que está convencido del riesgo que corre la humanidad si no se toma verdadera conciencia en todo el mundo. Si todos no tomamos verdadera conciencia sobre la situación  medioambiental, sobre el riesgo que no se cuida como debemos el planeta.

 

Pero resulta demasiada desvergüenza  estar hablando de tragedias y mas tragedias de guerras nucleares que solo mentes enfermas desean, de destrucción del planeta, cuando se es el máximo responsable de la destrucción de una nación, cuando es responsable de la terrible tragedia de todo un pueblo. Cuando se es responsable de las faltas de derechos y libertades y de la miseria de más de 11 millones de personas.

 

De esta tragedia que es la que más preocupa a nuestro pueblo, es la que sufre día a día, y es de la que primeramente debería de hablar, pero no trata de encubrirla, apartar la atención sobre ella con sus apocalípticas y desatinadas reflexiones.

 

Por último, quiero referirme también brevemente, al artículo publicado el viernes 16, bajo la firma de Yayma Puig  y el director del periódico Lázaro Barrero,  titulado: “Un golpe de indolencia a la economía cubana” donde tratan los daños ocasionados a las vía férreas del país. 

 

En uno de sus párrafos dice: “sumase a lo anteriormente expuesto el daño que ocasionan  ciudadanos inescrupulosos que cometen delito de robos y receptación con total impunidad. Increíblemente a través de los años han sustraído fundamentalmente rieles que se emplean en los más diversos fines, lo mismo para construir corraleta de animales, de cercas o pilotes”, fin de la cita.

 

A los autores del artículo habría que ver qué dirían entre ellos de esos campesinos que para poder asegurar sus pocas cabezas de ganado mayor recurrieron a esas corraletas utilizando para su construcción rieles abandonados o sustraídos de vías abandonadas.

 

Recuerdo que además del dolor que le producía perder sus pocos animales, los campesinos de mi zona, templaban ante la posibilidad de que le  multaran encima por resultar víctima del robo.

 

No justifico ningún proceder deshonesto pero aquí todos sabemos que tanto el hurto y sacrificio de ganado mayor  como la imposibilidad de comprar legalmente los materiales  necesarios para hacer un corral seguro o para construir la necesaria vivienda así como la indolencia, la corrupción generalizada y otros males parecidos  son frutos  de un sistema absurdo que Lázaro Barredo defiende y que sus jefes se empeñan en mantener.

 

El mal está en la raíz, nada o muy poco se logrará buscando y condenando el mal en las ramas.

 

En otro párrafo del referido  artículo se lee: “llama la atención que las diferentes organizaciones políticas  y de masas existentes en estos centros laborales vanguardias no participan activamente en el combate en estos delitos contribuyendo a crear a través de los años una gran cadena de personas que en distintos niveles ignoran estas realidades o peor aun han dejado de hacerle frente”, fin de la cita.

 

Esto no asombra a nadie, en verdad no llama la atención. Las personas solo intentan sobrevivir.

 

Dicho comportamiento es parecido en cierta forma a lo que narra López de Vega en su drama histórico Fuenteovejuna: “Quien mató al comendador”, preguntaba el juez,  Fuenteovejuna señor, respondían los encarcelados. Y quien es Fuenteovejuna, volvía a preguntar el juez. La respuesta de todos era todos a una.  O sea aquí el malvado comendador es padrastro estado totalitario y nosotros sabemos quién es la cúpula gobernante que se benefician de esta situación de injusticia y de pobreza generalizada de esa situación de esclavitud moderna.

 

Las personas toman solo lo que pueden, no lo que necesitan, y les niegan  no  aquellos  que todo lo tienen sin sudarlo, sin que de verdad les pertenezcan.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: