domingo, 11 de julio de 2010

Cuídate del 580

por Armando Rodríguez Lamas

Periodista Independiente

 

3 de Julio del 2010

 

 
La Habana. Todo parecía que iba a quedar en un cólico del riñón, cuando en la noche del día primero del mes en curso, Jorge Luis tuvo que llevar a su esposa urgente al Hospital Militar Carlos J. Finlay del municipio capitalino de Marianao. P

 

Por supuesto que como acompañante fue la única hija y el esposo, de esta pareja, pensaron que la señora tenía algo de operación. Al ver al médico de guardia y después de varios exámenes, se pudo comprobar que la señora tenía un cálculo renal, lo que le produjo el cólico.

 

De regreso a su vivienda fueron interceptado por el Carro Patrullero 580 y quien después de revisar toda la documentación  le dijo a Jorge que le hablara claro, que si estaba boteando, (tirando pasaje sin autorización), le hablara en Cubano y se entenderían.  Como Jorge Luis pudo demostrar que quienes lo acompañaban en su destartalado auto marca Moskovich eran sus familiares y el patrullero no pudo obtener su remesa, le dijo en tono amenazante “pues de ahora en adelante, cuídate del 580”.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

1 comentario:

Lori dijo...

La corrupción llega al cuello. Es insostenible un gobierno que no pueda gobernar porque no tiene moral para hacerlo. Eso es lo que les ha enseñado el castrismo a las generaciones que nacieron bajo su yugo