lunes, 12 de julio de 2010

Autoridades impiden a defensores de derechos humanos asistir a un juicio

por Sergio Pastor Martínez Carrazana

Periodista Independiente

 

6 de Julio del 2010

 

 
Ciudad de la Habana. El martes 22 de junio de 2010, el Presidente de la Comisión de Atención a Presos Políticos y Familiares (CAPPF) Miguel Amado Reyes Fonseca, acompañado por Jorge Arufe Carbonell y Julio Cesar Gálvez del Llano, ambos activistas de dicha organización, denuncian ante la opinión pública, que en horas de la mañana de este día, fueron detenidos arbitraria y brevemente por tres agentes del Departamento de Seguridad del Estado (DSE), tras un visible y numeroso operativo policial, en el Municipio Diez de Octubre, acotó el dirigente.

 

“El lamentable incidente acaeció precisamente cuando los defensores de derechos humanos se dirigían hacia el Tribunal Municipal de  Diez de Octubre, para presenciar la injusta vista oral, prevista por las autoridades para esta fecha, contra el Dr. Darsi Ferrer Ramírez (Director del Centro Juan Bruno Zayas), y de igual modo en calidad de apoyo a tan notable líder de la oposición”, explicó Reyes Fonseca.

 

“A escasos metros del Tribunal, uno de los represores, quien se identificó con el seudónimo Abdel, nos exigió nuestras identificaciones, las cuales investigaron mediante un walkie-talkie. Cuando Gálvez del Llano le cuestionó al agente obstructor, cuáles eran los motivos de la injustificada detención, este le respondió vagamente que eran asuntos de rutina, continuó informándoles que no se permitiría la entrada al juicio porque la sala estaba colmada”, narra Reyes Fonseca.

 

“Transcurridos aproximada 20 desagradables minutos, el gendarme nos entregó nuestros documentos, ‘aconsejándonos’ que nos retiráramos. Además nos advirtió que si intentábamos ingresar el recinto judicial, seríamos detenidos y conducidos hacia una estación policial, donde pasaríamos un mal rato”, precisó Reyes Fonseca.

 

“Decidimos retirarnos debido a la actitud hostil e intransigente manifiesta en las autoridades desplegadas en los alrededores del parque Juan Delgado. Es inadmisible con la consecuencia y la impunidad con la que el régimen opera nacionalmente, violando indiscutiblemente las libertades y derechos inalienables”, agregó  Reyes Fonseca.

 

“También en la fecha, recibí información personal de Sandro Montano Martínez, quien me comunicó que sufrió la misma injusta medida restrictiva mencionada”, concluyó Reyes Fonseca.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: