domingo, 20 de junio de 2010

Violencia en la calle

por Jaime Leygonier

Periodista Independiente

 

12 de junio de 2010

 

Foto: Jaime Leygonier
 
 
La Habana.  Un joven que era insultado soezmente por su madre en la calle en pleno día reaccionó lanzando una bolsa de basura al rostro de un extraño: un motociclista que casualmente transitaba con su esposa, provocando con esa agresión que ambos cayeran con la motocicleta y huyeran en estado de pánico, abandonándola.

 

El hecho ocurrió en los primeros días de junio en el barrio habanero de Santos Suarez, según vecinos.

La pareja, por lo sorpresivo del ataque, creyó ser víctima de un asalto y corrió en estado de pánico, los vecinos les dieron voces de que regresaran y, más repuestos del susto, volvieron a recoger la motocicleta que habían dejado tirada.

 

El agresor no conocía a sus agredidos, simplemente pasaban en el momento preciso en que quiso desahogar su ira.

 

También recientemente y en La Habana, en la parada de ómnibus frontera a Maternidad Obrera, barrio de Marianao, varios custodios esperaban transporte a las 5:30 de la madrugada cuando se detuvo un ómnibus procedente de El Vedado y bajó un grupo de jóvenes, que presumiblemente regresaban a sus casas.

 

Uno de los adolescentes avanzó directamente hacia un custodio interpelándolo con agresividad: “!¿Tú eres guardia? ¿Tú eres guardia?!”  El custodio, calló sorprendido y luego respondió con insultos y “¿A ti que te importa?”  

 

Los jovencitos abrazaron a su compañero y se lo llevaron por la fuerza mientras le gritaban “No vamos a salir más contigo, eres un conflictivo, ese hombre es un custodio que va a su trabajo, no es ningún policía”.

 

Los otros custodios  manifestaron al desafiado que lo hubieran apoyado y éste expresó: “Si se me acercaba lo iba a matar”.

 

Es opinión que acabaron las peleas “civilizadas” a mano limpia, las trifulcas pueden empezar con las manos, pero se deciden con cuchilla o punzón y en forma traicionera también con el empleo de objetos ocasionales.

 

Y más que el aumento de la violencia, preocupa que ésta estalla tan irracionalmente entre extraños que nadie puede sentirse seguro pensando: “Yo no tengo enemigos”.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: