domingo, 20 de junio de 2010

Se declara en huelga de hambre pariente del oficial batistiano que le salvó la vida a Fidel Castro

por Dr. Darsi Ferrer

Preso de Conciencia

 

14 de junio de 2010

 

Foto: Dr. Darsi Ferrer

 

La Habana, Cuba.  El joven negro Osvaldo Sarrias Martín se declaró en huelga de hambre, en la mañana de hoy, en la cárcel de mayor rigor Valle Grande, en la periferia de la Habana. Su acción es para exigir justicia y en protesta a la falta de atención de las autoridades del Gobierno ante la denuncia que hizo a finales del pasado mes de abril, y que se publicó en diversos medios de la Internet, con el título de: “Pariente de batistiano que le salvó la vida a Fidel Castro denuncia corrupción policial”.

 

Los funcionarios de distintas instituciones del Estado, entre ellas, del Departamento de Atención a la Población del Ministerio del Interior, la Fiscalía Militar y oficiales de la Seguridad del Estado, alegaron a Osvaldo Sarrias que su denuncia no procedía por falta de elementos de pruebas, que vincularan a los instructores de la 5ta Unidad de la Policía de Playa con actividades de corrupción durante el proceso cuando lo instruyeron de cargos.

 

Osvaldo Sarrias Martín refiere que no puede aportar una grabación o un video que muestre a los militares exigiéndole dinero para dejarlo en libertad, pero no por ello deja de tener prueba de la veracidad de su acusación. Asegura Sarrias que la evidencia de que los instructores policiales por él acusados son unos corruptos, constituye el hecho de que los principales autores del delito en el que está involucrado y por el que está preso pendiente de juicio desde hace 7 meses, están libres, como es el caso del Sr. Jesús de la Paz, el gestor de venta de la empresa ECOA-41 implicados en el delito, pero con dinero suficiente como para pagar y no ir preso.

 

Osvaldo Sarrias Martín responsabiliza a las autoridades del Gobierno con lo que le suceda a consecuencia del rechazo de alimentos, y exige que se realice una investigación seria por funcionarios comprometidos con la justicia, que hagan prevalecer las leyes vigentes en el país. Reconoce su parte de responsabilidad en el delito que se le acusa, pero no es ni autor principal del mismo, ni el único implicado.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: