domingo, 20 de junio de 2010

Otro método de tortura más eficaz y devastador

por Roby González Torres

Periodista Independiente

 

15 de junio del 2010

 

Ciudad de la Habana. La opositora pacífica, Marina Montes Piñón, miembro del Partido Democrático 30 de Noviembre Frank País, la Comisión de Atención a Presos Políticos y Familiares (CAPPF) y del Comité de Madres Leonor Pérez¨, sufre desde hace más de dos años injustos atropellos contra su persona y su vivienda, sito en Calle Villanueva # 664 apto 2 entre Herrera y Calzada de Luyanó, Municipio 10 de Octubre, afectándola psicológica y materialmente a tal punto que siente gran temor por su existencia pues no tiene ninguna garantía de vida.

 

Tiene 57 años, vive sola, y plantea que ha sufrido ocho intervenciones quirúrgicas, entre ellas dos de carcinoma; padece de hipertensión, cardiopatía isquémica, entre otros. Y a pesar que cuenta con un extenso resumen de Historia Clínica que la imposibilita trabajar, no le dan pensión por los años que trabajó al estado, ni por asistencia social, ni le permiten ningún medio de subsistencia por cuenta propia.
 
 
Acota Marina, que como vive en un apartamento interior en los bajos de un edificio de tres plantas, los vecinos del mismo, siguiéndoles el juego a la Policía y a la Seguridad del Estado (DSE) le hacen la vida imposible, que entre otros y otras cosas, los de arriba le han destruido el techo y el sistema eléctrico de su inmueble por las filtraciones provocadas por el botadero de agua constante, la que vierten también hacia su frente de casa y su patio, además de las tendederas de ropas que gotean a chorros adrede mente.

 

 
“Están provocando que se me rompan los pocos e indispensables efectos eléctricos que poseo con los bajones de voltaje, que ocurren solamente en mi casa” expresó tristemente Marina.  Producto de esa situación, además que su edificio es el terminal de una línea eléctrica que puede estar sobrecargada, expresa que ha hecho innumerables quejas en la Compañía Eléctrica, teniendo desavenencias con el Jefe de Inspectores y la administradora de la misma, pues no responden a su súplica.

 

 
Se ha dirigido también a otros niveles, como el sector de la Policía y la Fiscalía Municipal, donde le respondieron que solicitara un abogado para que los malhechores colindantes le pagasen los daños, pero fue tanta la demora de la justicia que se venció el convenio y tuvo que iniciar el proceso nuevamente, el que va por el mismo camino, sin resultados.  “No me doy por vencida y continúo reclamando mis derechos” afirmó.  
 
 
Con pruebas en la mano relata que por mencionar algunas represalias, desde diciembre de 2009 a la fechas ha sido conducida en varias ocasiones a la estación policial, le han puesto tres multas, dos actas de advertencia, y ha sido denunciada por lacayos del régimen por supuestas amenazas, falsas que no procedieron por falta de testigos.
 
 

 

Enfatiza la opositora, que cada vez que la citan ó se presenta el DSE en su casa, la amenazan con los dos hijos que tiene residiendo en el exterior, y en forma de chantaje le dicen que se acuerde que ellos (DSE) dan la salida, por lo que vive en puro nervio.

 

“¡Tantas continuadas torturas solamente por discrepar del sistema, por decir la verdad! Nos están matando lenta, certera y dolorosamente; a todos los cubanos que alzamos nuestras voces en reclamo de un futuro digno” termina diciendo Marina.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: