domingo, 20 de junio de 2010

La discriminación de género y raza en Cuba

por Miriam Herrera Calvo

Comunicadora Social

Activista de la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR)

 

14 de Junio del 2010

 

Foto: Miriam Herrera Calvo
 
 
La discriminación es simplemente el ejercicio y efecto de discriminar especialmente por razones de sexo, razas, lenguas o religiones, esto se ha comportado de igual manera desde el surgimiento de la humanidad, ocasionando esta política persecución hacia un grupo étnico considerado como inferior.

 

En la Mayor de las Antillas lo anterior se ha combinado con la segregación del género femenino, en todas sus particularidades, de una manera solapada sin bases científicas y mucho menos lógicas que solo llevan a este grupo de personas a escalones inferiores de la sociedad cubana.

 

Los espacios que ocupan las negras, negros y mujeres dentro de la actual sociedad revolucionaria son cada vez más reducidos y denigrantes, ocultando los mismos los verdaderos valores de estos grupos de ciudadanos, dejándolos atrapados en su propia identidad como única congruencia .

 

Los dirigentes gubernamentales cubanos omiten con fuerza que los flagelos del racismo y discriminación se han instalado con pasos agigantados en una buena parte de los ciudadanos de la Isla, a pesar de la combinación de razas que impera entre ellos, los prejuicios sociales no se eliminan con leyes sino con educación .

 

El racismo en Cuba es por historia y una infundada creencia que los negros son inferiores en cuanto a inteligencia intelectual, incapaces de desarrollar habilidades iguales a los blancos, por lo que los ubican en el sitio de la torpeza y marginación; los racistas no aceptan que las personas de piel negra escalen peldaños en la sociedad ni en la  vida cotidiana esto les molesta pues lo ven como una usurpación de valores que les corresponden por herencia, dejada por los esclavistas.

 

La población femenina en el Gran Caimán de las Antillas no está a salvo de la exclusión y de los frutos que germinan de esa cosecha, situándolas detrás de la figura masculina y apoyando lo que ello han destinado para ellas sin darles la oportunidad de exponer las  verdaderas necesidades de una emancipación obligada en estos tiempos, donde la población femenina mundial, ha iniciado el mismo camino .Siendo las negras las que más sufren la excomunión por el solo delito de tener la tez oscura y las facciones negroide por lo que son tildadas.

 

Enfrentándose a todo tipo separación, las mujeres negras y mestizas cubanas cada día surgen más de ellas exigiendo el espacio que les corresponde, no por gratitud sino por un derecho verdadero ganado con trabajo, lagrimas y subestimación que ha perdurado durante siglos sin que este sistema político preponderante en el Archipiélago Cubano haga verdaderas acciones para que las mismas sean parte activa de esta sociedad.          


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: