domingo, 20 de junio de 2010

Joven negro lisiado a manos de policías y en prisión

por Dr. Darsi Ferrer

Preso de Conciencia

 

28 de mayo de 2010

 

 

 Foto: Luis Martínez Moret

 

 

La Habana.  El joven Luis Martínez Moret está preso en la cárcel Valle Grande acusado de “Tenencia ilegal de instrumento idóneo para cometer delito” y “atentado”. La particularidad de su caso es que durante el arresto lo dejaron lisiado para toda su vida, a consecuencia del balazo a quemarropa que le dio uno de los militares en el brazo izquierdo, destrozándole la articulación del codo.

 

La fatalidad de Martínez Moret comenzó la madrugada del pasado 20 de diciembre de 2009, cuando de regreso a su casa en el reparto San Agustín, al oeste de la capital habanera, después de haber disfrutado de un concierto de Reggaetón en el centro de la Ciudad, se topó con dos policías que estaban de servicio en un auto patrullero en las desoladas calles del barrio.

 

El color negro de su piel y la mochila al hombro despertó la sospecha del Suboficial Danilo Enriques Rojas Yero, quien optó por detener al joven y pedirle su identificación. La reacción de susto de Luis Martínez le dio por desprenderse a correr a toda velocidad intentando evadirse.

 

Por unos minutos duró la persecución hasta que el Suboficial logró darle alcance al fugitivo en un placer sin salida. Ambos contendientes forcejearon por un momento y el militar, más corpulento y entrenado físicamente, aguantó al joven con una mano y con el revólver en la otra le disparó.

 

Al joven herido los policías terminaron de reducirlo físicamente con la aplicación de espray con sustancia irritante en los ojos y esposándolo de ambas manos. En la mochila que le ocuparon los militares encontraron un destornillador, una pequeña llave inglesa y una pinza.

 

Tras el arresto, el joven Luis Martínez pasó varias semanas ingresado en la sala de penados del hospital y después lo trasladaron para la cárcel de mayor rigor Valle Grande, donde lleva meses en prisión provisional esperando juicio y enfrenta una sanción de varios años de privación de libertad.

 

Luis Martínez Moret no tiene antecedentes penales y se ganaba la vida como chofer y mecánico automotriz. Sufre la limitante de que perdió la movilidad de la articulación donde recibió el tiro. El Suboficial Danilo Enriques Rojas no pagó ninguna consecuencia por su acción y sigue activo en las filas de la policía. 


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: