domingo, 13 de junio de 2010

Desde la Prisión 1580 – el caso de Lázaro Rafael Madrigal Melchor

por Joel Lázaro Carbonell Guilar

Periodista Independiente

Presidente, Organización de Derechos Humanos Cubanos Libres

 

6 de Junio del 2010

 

 

Foto: Joel Lázaro Carbonell Guilar 
 
 
Lázaro Rafael Madrigal Melchor, vecino de Avenida 61 No. 16000 entre 160 y 182, la Liza; se encuentra cumpliendo una condena injusta de 3 años de privación de libertad por los delitos de “atentado y desacato”; además se le privo de los derechos públicos consistente en la pérdida del derecho al sufragio activo y pasivo, el derecho a ocupar cargos de dirección en los órganos competentes de la actividad política y administrativa del estado por igual periodo de la sanción.

 

Alega Lázaro, que el día 12 de octubre del año 2008, había sacrificado un cerdo (ocupación que se encontraba desempeñando en esos momentos) y que en la esquina de su casa (61 y 160) vendió toda su carne. Después de terminar su faena, se entretuvo conversando con un vecino y se le olvido recoger sus herramientas de trabajo (hacha, cuchillo, chagra, guante metálico, etc.) paso un auto patrullero por el lugar y le solicito su documentación. Lázaro se dirige a buscar su carne a su hogar (que se encuentra a 30 metros) y cuando regresa que le da la documentación al agente, el agente le arrebata la documentación de la mano y le dice que todas sus herramientas quedan decomisadas. Lázaro le comunica su inconformidad y le expresa que ellos no están autorizados para decomisar, ya que la tramitación se realiza en la Unidad Policial, donde le dan constancia del decomiso para su reclamación. El otro policía que se encontraba al volante, expresa de que no se debe hablar tanto con el (con Lázaro) y que las herramientas estaban decomisadas y ya. Lázaro les dice que eso es robo, y recoge sus herramientas y se retira para su hogar.

 

Más tarde, varios autos patrulleros vienen a buscar a Lázaro como si fuera un criminal muy peligroso; uno de ellos le pregunta, “¡carnicero!, ¿que te paso?” y Lázaro le cuenta lo ocurrido. Este policía le explica que tiene formulada una “denuncia” y “orden de arresto”, porque el oficial José Rojas Rodríguez alega, que Lázaro lo amenazo con un hacha y un cuchillo; y lo ofendió con varias palabras obscenas.

 

Lázaro cuenta con varios testigos a su favor, que estuvieron presentes y no les sirvió antes de los ojos del juez.  En la vista oral, además de la policía mentir para confirmar los delitos, también alegan que él se pronuncia en contra del proceso revolucionario (como consta en acta).  A Lázaro a los 16 años le negaron el derecho a continuar sus estudios en la escuela Sergio Pérez (gastronomía y protocolo) en la cual se encontraba cursando la asignatura de cocina internacional, por presentarse en la misma con un pulóver que decía “US Army General Marshal”, de procedencia estadounidense.

 

En el año 1992, encontrándose dentro de la Iglesia de las Mercedes, fue agredido físicamente por las autoridades de la Seguridad del Estado. Este ha recibido amenazas telefónicas, maltratos psicológicos; todo por parte de las autoridades represivas.

 

Su hermano (difunto) Rodovaldo Madrigal, perteneció a grupos no gubernamentales, USTIC (movimiento humanitario Seguidores de Cristo Rey, a la Unión Sindical de Trabajadores de Cuba).  Por estos motivos y mas, Lázaro asegura que la policía lo hostiga y sufre su presente privación de libertad.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: