domingo, 20 de junio de 2010

Conversaciones obligadas entre los cubanos

por Miriam Herrera Calvo

Comunicadora Social

Activista de la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR)

 

14 de Junio del 2010

 

Foto: Miriam Herrera Calvo
 

Los cubanos se han identificado siempre por lo fluido de sus conversaciones, la que no tienen como regla obligada que los parlantes tengan algún vinculo que los una solo es necesario un tema para que la conversación fluya como agua de río arrastrando todo tipo de piedras.

 

Los tiempos actuales son una verdad fehaciente de lo que planteamos el encuentro entre los ciudadanos de la Isla posee un argumento ineludible, la precaria situación económica existente y de forma especial la alimentación cada vez con más aspectos negativos.

 

Las mujeres son el núcleo de las familias y generalmente las responsables de llevar los alimentos al hogar donde en muchos de ellos las figuras principales son los infantes y los ancianos; ya apenas se habla entre las mujeres de moda ya que este tema está vedado para la mayoría de la población, pues la vestimenta casi siempre es adquirida en las tiendas que ofrecen ropa reciclada.

 

Los alimentos de primera necesidad y que el Estado con orgullo expresa que son subsidiado por el no pueden ser utilizados más de diez días en el mes, pero eso no importa ya que se pueden comprar a precios altos, que los trabajadores con el salario devengado por sus labores no pueden apenas obtener .

 

La principal pesadilla de la mayoría de los residentes de la Mayor de las Antillas es la alimentación, cuando se logra comer sin muchas exigencias de nutrición sin terminar ese obligado quehacer humano se está pensando que aparecerá y se podrá adquirir el siguiente día sin esperar que la digestión termine en los estómagos.

 

Los intercambios verbales no cambian su contenido por el lugar donde surjan lo mismo manan en un parque una visita social, centros de trabajos, funerarias o entre vecinos no importa la carencia de alimentos y sus precios exuberantes no deja descansar a los cubanos, solo tienen un paliativo los que tienen ayuda económica del exterior y por desgracia los que pertenecen a la raza negra son los menos favorecidos y continúan con las falta de una alimentación que cubra los requerimientos corporales indispensables .

 

Muchos alimentos han pasado a la páginas de una historia pasada para muchos y desconocida para el resto, ese tema también engrosa las conversaciones de los residentes de la Cuba de hoy, se trata infructuosamente por el gobierno demostrar que la baja talla de la nueva población la alimentación no es la responsable, el tiempo dirá la última palabra, como solemos decir por estas tierras.

 

La visita de cualquier persona de otras latitudes que visita a Cuba origina la misma conversación, el tema se mantiene y con más vehemencia por las grandes posibilidades de que al menos en un tiempo el problema tendrá solución momentánea, tengamos la esperanza que más temprano que tarde las conversaciones entre cubanos cambiara. 


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: