lunes, 28 de junio de 2010

Celebran Sindicalistas Independientes el Día de los Padres en honor a los Padres fundadores de la Patria

por Héctor Julio Cedeño Negrin

Periodista Independiente

Prensa Independiente de Cuba


20 de junio de 2010



Ciudad de la Habana. Sindicalistas Independientes, pertenecientes a la Confederación de Trabajadores Independientes de Cuba (CTIC), celebraron el Día de los Padres, en reunión efectuada en la tarde del 20 de junio de 2010. La reunión se verificó en honor a los Padres fundadores de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes del Castillo, José Julián Martí y Pérez, Antonio Maceo y Grajales y Máximo Gómez Báez, Padres fundadores de nuestra patria.


La reunión comenzó entonando las notas de nuestro himno nacional, por los allí presentes, a continuación Bárbara Amparo Toledo González, Secretaria docente del Sindicato de la Educación, leyó varios poemas alegóricos a la efemérides. Seguidamente el vicepresidente de relaciones públicas de la CTIC, Minaldo Ramos Salgado, dio lectura a las biografías de los padres Céspedes, Martí, Maceo y Gómez; la jornada prosiguió con la Señora Roxana Rodríguez Pérez, quien deleitó a los presentes con la canción “La Bayamesa”.


Finalmente el Prisionero de Conciencia y Presidente de la CTIC, Carmelo Díaz Fernández, pronunció las palabras de resumen dela actividad, expresando lo siguiente:


“Hoy es un día emocionante, para todos los Padres, y nosotros los sindicalistas independientes decidimos dedicar este maravilloso día, a los Padres Fundadores de la Patria. Quienes mejor que ellos, Céspedes, Martí, Maceo y Gómez, son también nuestros mentores, pues nos enseñaron el camino de la dignidad y el decoro, además de adiestra al Pueblo de Cuba en combatir el yugo de la corona española y fundar nuestra República. Hombres con su fe, su valor y patriotismo vivirán eternamente en la memoria, corazón y alma de cada cubano que lucha por la libertad.


Los sindicalistas independientes no desmayaremos ni un día en seguir su ejemplo y continuar con nuestro propósito de libertad sindical y democracia paran nuestro país. Por suerte estamos creciendo en calidad y muy importante también en cantidad, estos logros se deben a que hay respeto y honestidad en las filas del sindicalismo independiente.


A pesar de que aun cinco hermanos nuestros, se encuentran injustamente prisioneros, víctimas de largas condenas, a esta situación hay que añadirle los ataques intimidatorios las detenciones arbitrarias y el hostigamiento perenne. Ahora también hay que sumar un ataque mediático, recientemente alguien nombrado Oreste Eugellés Mena, lanzó en una página digital, una serie de ofensas contra en sindicalismo independiente. Nos tildo de lacayos del imperio que recibimos recursos financieros y materiales de la Oficina de Intereses (Embajada) de los Estados Unidos en la Habana.


Igualmente Eugellés Mena, declaró que no pertenecemos a centro de trabajo alguno, además la emprendió en sus pronunciamientos contra la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Yo personalmente nunca ha estado ni en mi conducta usar vituperio alguno contra alguien que considere mi adversario, de asumir por mi parte esa actitud ya queda descalificado por apelar a un lenguaje soez que es propio de los que utilizan la palabra como medio agresor.


No me gustan las polémicas, no son atractivas y además son estériles, no dan ningún fruto. Pero si es mi deber aclarar, al Señor Eugellés Mena, que nosotros los sindicalistas independientes, no somos lacayos de nadie, además le sugerimos que cambie su palabrería por cuanto está muy gastada.


Los sindicalistas independientes somos hombres y mujeres educados y jamás diremos nada contra usted que pueda afectar su persona en ningún orden, porque consideramos que tal proceder es señal de mediocridad en personas que no tienen razón. Doy por concluida mi respuesta al Señor Eugellés Mena.


Retomando nuestro tema no quisiera concluir sin expresar mi alegría por la concurrencia de los sindicalistas que han participado en nuestro evento de hoy, aunque sabemos que este día se aprovecha, para celebrar en familia, no obstante que algunos han venido de muy lejos y coronar nuestro acto de hoy exclamando ente todos un honor y gloria a los Padres Fundadores de la Patria.


Muchas Gracias.”


La jornada se sello, elevándose una oración al altísimo por el eterno descanso del trabajador, albañil y plomero, Orlando Zapata Tamayo fallecido en una larga huelga de hambre en las prisiones de la dictadura.

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: