viernes, 7 de mayo de 2010

Policía impide marcha de las Damas de Blanco

por Carlos Serpa Maceira

Periodista Independiente

El Guayacán Cubano

Director de la Unión de Periodistas Libres de Cuba

 

26 de abril de 2010

 

La Habana. Las Damas de Blanco, madres, esposas, tías y otros familiares de 75 opositores cubanos encarcelados en la Primavera del 2003, nuevamente fueron víctimas de la represión del gobierno de la isla que por tercera ocasión no les permitió la marcha que habitualmente realizan los domingos, tras asistir a misa en la Iglesia Católica de Santa Rita de Casia confirmó la Unión de Periodistas Libres de Cuba.

 

Laura Pollán Toledo, Berta Soler Fernández, Julia Esther Núñez Pacheco, Asunción Carrillo, Loida Valdez y Laura María Labrada Pollán, fueron interceptadas por dos agentes uniformados de la Policía Nacional Revolucionaria, y un oficial del Departamento de Seguridad del Estado, cuándo se disponían a iniciar la caminata por la céntrica Quinta Avenida, en la barriada de Miramar, en el Municipio Playa.

 

“La Policía nos  comunico que no podíamos seguir caminando, ya que no habíamos solicitado el permiso” dijo Loida Valdez.

 

Durante más de 7 horas las féminas fueron asediadas por unos 80 integrantes de las  turbas gubernamentales en el parque Gandhi, que protagonizaron un sonado acto de repudio.  “Nos dieron empellones, fuimos  insultadas con palabras  obscenas, llevaron una guataca, una cazuela con cuchara, instrumentos que tocaban haciendo potentes ruidos en nuestros oídos” enfatizo Valdez.  Corresponsales de la Prensa Extranjera acreditados en Cuba dieron cobertura  informativa al hecho.

 

Este periodista fue detenido a 200 metros del lugar por agentes de la Seguridad del Estado, y sacado del  lugar bajo fuertes amenazas.

 

Se confirmo que un número indeterminado de mujeres del Grupo de Apoyo a las Damas de Blanco fueron detenidas, no permitiéndoles  llegar a la iglesia.

 

Laura Pollán Toledo, Berta Soler Fernández, Julia Esther Núñez Pacheco, Asunción Carrillo, Loida Valdez y Laura María Labrada Pollán, fueron forzadas por la Seguridad del Estado y las turbas a  subir a un autobús y trasladadas hasta la sede oficial de las Damas de Blanco, en la barriada de Cayo Hueso, Municipio Centro Habana.

 

“Que nos entreguen el documento legal que diga las restricciones que han dictado contra nosotras. Las  Damas de Blanco, vamos a continuar nuestra lucha, no descartamos que nuestra sangre sea derramada en las calles, mientras existan presos  políticos habrá Damas de Blanco pidiendo por su libertad, que no le quepa dudas al gobierno. A nosotras nos  anima la libertad y estamos dispuestas a pagar el precio que sea necesario” manifestó Laura Pollán Toledo.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: