lunes, 24 de mayo de 2010

El caso de Yamil Domínguez Ramos

por Joel Lázaro Carbonell Guilar

Presidente de Organización de Derechos Humanos Cubanos Libres

 

17 de Mayo del 2010

 

 

La Organización de Derechos Humanos Cubanos Libres, dedicada a realizar labores de investigación y acción centradas en impedir y poner fin a los abusos graves contra todos los derechos.

 

Trata de sacar a la luz los abusos contra los derechos Humanos de forma rápida, precisa y persistente.

 

Con la visión de un mundo en el que todas las personas disfrutan de todos los derechos humanos proclamados en la declaración universal de derechos humanos y en otros instrumentos internacionales de derechos humanos.

 

Cubanos Libres se dirige al gobierno, los ministerios, las organizaciones gubernamentales e intergubernamentales, los grupos políticos, las empresas y otras.

 

 

 
Yamil Domínguez Ramos

 
Fecha de nacimiento 1-1 1973

Domicilio en los Estados Unidos: 20005 Tamiami Ave., Tampa, Florida, USA

Domicilio en Cuba: Calle 4 número 119 e 1ra y 3ra, Miramar, Playa, Ciudad de la habana, Cuba

Teléfono de Familia: 053-203-2956

Nacionalidad Estadounidense

Profesión u oficio: Contratista General de la Construcción

Número de Documento: Pasaporte 048590868

 

Yamil ha viajado 7 siete veces a Cuba, cuatro de ellas vía Cancún. En esta última ocasión se dirigía en su propia embarcación a Cancún para participar en un evento marino y posteriormente volar a La Habana.

 

 Yamil se vio obligado a arribar al puerto más cercano por fuerza mayor, se dirigió el 13 de octubre del 2007 a la Marina Hemingway en busca de protección temporal por el motivo de dos tormentas que se contrastaba en el estrecho de la florida en las cuales no quería ser objeto de víctima.

 

Yamil es interceptado por una lancha de tropas guarda fronteras cubanas, que lo escolta hacia la marina. Estando en dicho lugar, es trasladado hacia el cuartel de la seguridad del estado más conocido por Villa Marista.  Estando en Villa Marista, el 13 de octubre del 2007, es atendido por el Tte. Coronel Raúl Cortina Castro.

 

El tiempo que permaneció en Villa Marista, Yamil estuvo expuesto a altas temperaturas superiores a los 105 Fo, confinado en una pequeña celda con tres personas sin agua para el aseo, en el horario de sueño, encendían un motor que producía alto ruido, recibió en todo este tiempo tan solo 8 minutos de sol, solo pudo ver a su abogada a los 17 días de estar confinado.

 

El propósito de los tratos inhumanos y torturas por parte de este Coronel, era obtener información sobre los estados Americanos. A Yamil le propusieron trabajar desde los Estados Unidos para el servicio de inteligencia Cubana, en la cual él se negó.

 

Por todos estos motivos, perdió 28 libras de su peso corporal, padeció de amnesia, olvidando transitoriamente el segundo apellido de su madre, no podía escribir normalmente el nombre de su hermana, no recordaba el apellido de su fiancé, no recordaba los códigos ni teléfonos que utilizaba con frecuencia en los Estados Unidos.

 

Después de permanecer 33 días en este infierno, el 15 de noviembre es trasladado al centro penitenciario Combinado del Este, recibiendo tratamiento penitenciario como cubano y los servicios jurídicos fue clasificado como extranjero. Cabe señalar que estando detenido en Villa Marista, le llevaron unos documentos para que firmara, en el cual se exponía que era el decomiso de la embarcación propia y el pago de 3000 c.u.c., documento que se negó a firmar.

 

El 19 de marzo del 2008 se realizo el juicio, ante la sala segunda de lo penal del tribunal provincial popular de ciudad de la habana, en la causa  numero II del año 2008, por el delito de tráfico de persona.

La investigación practicada por las autoridades cubanas concluyo que Yamil tenía la intención de recoger en la costa a su pareja Marleny González, quien junto a su hijo saldrían ilegalmente del país en dicho yate.

 

El apoyo que tubo la fiscalía para sostener la acusación contra Yamil, fue una declaración inicial hecha por Marleny, que luego desmintió en el proceso de instrucción y en el juicio.

 

Marleny González Rodríguez, previo a su declaración inicial, filmada por oficiales de la Seguridad del Estado, fue manipulada, engañada e intimidada por un agente del D.T.I., quien la convenció, que de ella declarar tal y como él le indujo, evitaría que su prometido fuera procesado por un delito mayor.

 

Marleny entrego una acusación en la fiscalía general contra este agente que le incito a declarar falso testimonio contra su esposo.

 

A Yamil lo sancionaron a 10 años de privación de libertad. Los resultados de este dictamen, se limitaron a transcribir el testimonio inicial de Marleny, con palabras e ideas de más, sin haber demostrado objetivamente porque acogieron  esta y no la que vertió en la vista oral, que invalida la anterior.

 

La sentencia sancionadora, no ajusta su contenido a las pruebas practicadas durante el juicio oral y que puedan tener influencia en el fallo. Los trámites legales iniciados por Yamil para marleny y su hijo, el informe meteorológico aportado por la defensa, los procesos legales de la familia realizado por Yamil, la declamación del testigo que lo escolto hacia la marina y otros documentos no menos importantes, fueron expuestos por la abogada y omitidos a propósito en la sentencia.

 

En la vista oral, se mostró y demostró la inocencia de Yamil, pero el tribunal acogió los hechos como probados por convicción y redacto subjetivamente la sentencia número 204- 2008 en la que Yamil ha sido injustamente condenado por un delito que no cometió. La familia ha hecho todas las diligencias imaginables, sin resultados algunos.

 

Estando Yamil en prisión, el 18 de febrero del 2009 en protesta pacífica por las violaciones de sus derechos, se declara en huelga de hambre y sed. Al asumir esta posición, lo trasladan para la celda de castigo 47, donde permaneció en calzoncillos en condiciones deplorables. No le dieron colchón, encendieron 2 compresores –que según reclusos nunca lo encendían– estos compresores extraían el aire frió del exterior hacia el interior de la celda, no le dieron colcha para cubrirse, en las noches le subía la temperatura del cuerpo –fiebres–, un medico mando a los guardias a darle una enguatada por la fiebre, y estos hicieron caso omiso, a los días perdió el conocimiento y lejanamente escucho a unos de los guardias expresar que lo dejaran ahí a ver si salían de él, cuando logra recuperarse, el recluso de al lado le cuente lo sucedido y confirma lo que escucho vanamente.

 

Estos medios de maltratos y torturas encabezados por el Coronel Francisco, director del centro penitenciario, combinado del este, tuvo como propósito lograr que desistiera de la huelga de hambre y sed,  donde lo único que lograron estos agresores fue desestabilizarlo psíquica, física y  mentalmente a tal punto que estuvo en peligro su vida.

 

A continuación personas que presenciaron lo acontecido y están dispuestos a testimoniar.

 

1-Recluso Carlos Alberto Pérez Ávila – área 47­ – cubano-americano

2-Recluso Roberto Valdez Alonso – área 47

 

El 17 de julio del 2009 en el comedor del Edificio Número 1, segundo piso, el Mayor Rodolfo, Jefe de Orden Interior, pasaba inspección exigiendo el uso de bandejas de aluminio para la comida. Yamil se le acerco y le expuso que no debían comer en tales recipientes, ya que estaban contraindicados mundialmente, pero además se le sumaba la falta de higiene en su fregado y la presencia de roedores que invaden el lugar donde permanecen almacenadas dichas bandejas limita aun más el uso de estas.   El Mayor se comporto agresivo, ofendiéndolo y agrediéndolo físicamente. La agresión consistió en arrojarlo al suelo y patearlo fundamentalmente en la cabeza.  Lo llevaron hacia la Unidad Médica donde lo atendió el Dr. Carlos Martínez Ballester, donde este emitió el certificado médico cuyo diagnostico fue, contusiones en ambos auriculares y en la cara, así como golpes en la rodilla para lo que requería de analgésicos y antiinflamatorios. Posteriormente lo trasladaron para el área incrementada donde permaneció 10 días castigado, habiendo sido la víctima.

 

A continuación personas que presenciaron lo acontecido y están dispuesto a testimoniar

 

1-Recluso Lázaro Medina González  (Compañía 1222) localización con Regla 053-863-9828, hermana de este

2-Recluso Santiago Monzón Vázquez “Pepe” (Compañía 1224) localización de la familia de este 265-55-99, la esposa 053-262-2045

 

Con fecha 30 de julio del 2008, el Tribunal Supremo atendió un recurso de casación por quebrantamiento de forma contra la sentencia 204-2008 dictada por el Tribunal Provincial de Ciudad de la Habana contra Yamil, el 8 de abril del 2008. El recurso fue admitido y se ordeno que se dictara otra sentencia mas ajustan al derecho.  El Tribunal Provincial hizo caso omiso a los sentenciados por el tribunal supremo, y se limito a cambiar el número de sentencia-549-2008- y la fecha, que ahora seria 3 de octubre del 2008. No solamente el texto es idéntico al anterior, sino que al parecer lo que se hizo fue renombrar el texto anterior en la computadora y modificar la tipografía para, con evidente premeditación, ocultar la desobediencia al tribunal supremo.  El Tribunal Supremo ni se percató de que el Tribunal Provincial no había introducido ningún cambio en la sentencia, como no fuera tipográfico para, con evidente premeditación, ocultar la desobediencia al Tribunal Supremo.

 

Datos de toda la documentación en poder de la familia de Yamil, y copias la Organización de Derechos Humanos Cubanos Libres.

 

Teniendo en cuenta, que las leyes marítimas internacionales amparan a quien arribe al puerto más cercano, sin exigirle el cumplimiento de los trámites legales, siempre que el objetivo  de dicho arribo sea solicitar protección, y nuestro código penal, en su artículo 215-2, recoge tal disposición, exonera a Yamil Domínguez Ramos de responsabilidad penal.

 

Observamos, que la sala segunda del Tribunal Provincial de Ciudad de la Habana, incurrió en el delito de prevaricación al dictar una sentencia a sabiendas que es injusta, agravándose aun mas, al omitir la orden dada por el Órgano Superior de Justicia, en su sentencia numero 2929-2008 y dictando la sentencia 549-2008 en los mismos términos que la primera y con idénticos errores.

 

Observamos, que se han violado los Artículos 5,7 y 8 de la Declaración Universal de Derechos Humanos que dicen.

 

5Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.

 

7Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta declaración y contra toda provocación a tal discriminación.

 

8Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo, ante los tribunales nacionales competentes, que la amparen contra los actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la ley.

 

Observamos, que las autoridades cubanas han cometido contra Yamil Domínguez Ramos, actos de torturas, tratos inhumanos, degradantes y penas crueles, así violando el acuerdo convenido contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, adoptada y abierta a la firma, ratificación y adhesión por la Asamblea General en su Resolución 39-46, de 10 de diciembre de 1984, entrada en vigor el 26 de junio de 1987, de conformidad con el Articulo 27-1.

 

Observando que el sistema judicial cubano constituye una desvergüenza y, no menos los oficiales del ministerio del interior que estuvieron involucrados en el caso de Yamil Domínguez Ramos.

 

La Organización de Derechos Humanos Cubanos Libres expone que los derechos de Yamil fueron manipulados por quienes más los violan, lo cual es un verdadero sacrilegio.

 

Cubanos Libres, insta a las instancias avisadas, que intercedan por lo que está establecido y por el respeto hacia la justicia, la legalidad y los derechos humanos.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: