lunes, 12 de abril de 2010

Vandalismo en la telefonía pública

por Zoila Hernández Díaz

Periodista Independiente

 

7 de Abril del 2010

 

La Habana, Cuba. Hace varios días una de las periodistas de la televisión cubana de la cual no alcance ver su nombre, hablaba sobre el fenómeno del vandalismo en la telefonía pública, refiriéndose específicamente a la destrucción y desactivación total o parcial de la red de servicios telefónicos publica.

 

No es menos cierto que este servicio, en el país, carece de eficiencia ya sea por la destrucción a la que son sometidos tales aparatos o por la ineficiencia del servicio que se ofrece en ETEXA y CUBACEL, pero lo cierto es que no somos precisamente los defensores de los derechos humanos o mercenarios, como nos quieren llamar a todos los que de una u otra forma denunciamos las deficiencias de una dictadura caduca y carcomida, los que acometemos contra el desarrollo.

 

El pasado jueves 25 de marzo, mientras la familia Estefan convocaba a una caminata en solidaridad con las Damas de Blanco, por las calles del estado de La Florida, Estados Unidos y en Cuba las valientes mujeres caminaban por el área del Malecón, seguidas de las más repugnantes e inescrupulosas chusmas que dicen nombrarse…, a varias mujeres de las que integramos este grupo, se nos interrumpieron las líneas telefónicas de nuestros receptores privados por más de seis horas. Al llamar al servicio de atención al cliente, se nos dieron excusas, que pudimos comprobar, que son irreales.

 

Si a la destrucción de estos aparatos públicos, se le llama  vandalismo y se sanciona a quienes los cometen, como podemos llamar al acto de privar a la población de un servicio que se paga incluso con una moneda a la que no tenemos acceso todos los cubanos.

 

Nada que quien juzga procede, pues los que nos incomunican aprovechándose del poder son vándalos, pues cometen acciones o profesan doctrinas propias de gente inculta, forajidas y desalmadas.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: