lunes, 19 de abril de 2010

Restringen libertad de movimiento a Damas de Blanco

Carta de Laura Pollán Toledo, líder de las Damas de Blanco

 

Escrito cortesía Julio Antonio Rojas Portal

Periodista y Bibliotecario Independiente

 

5 de Abril del 2010

 

La Habana, 5 de abril.  Agentes de la Seguridad del Estado de Cuba, advirtieron a las Damas de Blanco y su Grupo de Apoyo, de las restricciones puesto en vigor por el régimen castrista contra el colectivo de mujeres, que durante más de 7 años ha exigido la liberación de sus Familiares y el resto de los presos políticos en la isla.

 

El Coronel Ernesto Samper, y el Mayor Mario de la Sección 21 de la Seguridad del Estado, visitaron en su domicilio a Laura Pollán Toledo, líder de las Damas de Blanco, confirmo ocularmente la Unión de Periodistas Libres de Cuba.

 

Samper y Mario le advirtieron a Pollán “de acuerdo a la práctica internacional solo se le permite un recorrido en el aérea de la Iglesia de Santa Rita de Casia, desde la Calle 30 hasta 22 sin afectar el transito.  Con la participación de las Damas de Blanco y 1o de Apoyo.  En cada ocasión que se vaya a utilizar ese escenario la responsable a la asignada lo informara en la Estación de la Policía Nacional Revolucionaria de Calle Zanja, 72 horas antes”.

 

“Las Damas de Blanco las ocasiones que a las calles, no vamos a pedir permiso al gobierno.  Nos asiste el derecho de marchar pacíficamente. Mientras exista un preso político en Cuba, habrá Damas de Blanco pidiendo por su libertad”.

 

La Unión de Periodistas Libres de Cuba obtuvo reportes que agentes de la Policía Política también visitaron a Berta Soler Fernández, Lilia Castañer Hernández, Odalis Zurman González Naya, Mayra Morejón, Mercedes Fresneda Castillo, Martiza Castro, Ivonne Malleza Galano y Sayli Figueroa Acosta, las que fueron advertidas de las restricciones dictadas contra las femeninas; Premio  Sajarov 2005 de Derechos Humanos otorgado por el Parlamento Europeo.



Imprimir Pagina Sphere: Related Content

1 comentario:

guillemaro dijo...

podría significar el principio del fin de estas nobles manifestaciones, con este reclamo del turbio permiso la dictadura cubana se desmarca hábilmente de su responsabilidad material en posibles incidentes graves de agresión personal con consecuencias fatales, que a día de hoy ya se pudieran estar estudiando por la policía política para su próxima autorización siniestra, el linchamiento de una o varias de estas señoras daría por concluido un capitulo sin precedentes de manifestaciones pacificas y publicas contra el régimen totalitario que han dado la vuelta al mundo como símbolo de dignidad, amor y respeto por la familia.