martes, 27 de abril de 2010

Raúl en lucha contra la corrupción de la revolución

por Héctor Julio Cedeño Negrín

Periodista Independiente de Cuba

 

20 de abril de 2010

 
En Cuba, luchar contra la corrupción, es como la lucha de don Quijote contra los molinos de viento, porque ‘revolución’, es el sinónimo más exacto que existe, de corrupción.

 

Recuerdo cuando mi Padre, Secretario General del Sindicato Azucarero, en mi natal Banes, en la “United Fruit Sugar Company” del comienzo de la revolución.  Aprovechó un parto de mi madre,  para presentar su renuncia al cargo. Mi madre se oponía, pero él, no podía soportar ese estado de cosas, incluso mi padre entrenó, a Pedro Ross Leal, en los intríngulis del sindicalismo.

 

Cuando, pasados los años le pregunté, el porqué de su renuncia, me dijo, que existía una profunda corrupción en la entidad y que él no deseaba involucrarse en esos menesteres, prefería mantenerse al margen. Los sindicalistas de allí, se repartían, las casas, los bienes, los vehículos, intervenidos a los xiquitrillados o abandonado por los que se marchaban del país, entre, sus familiares y sus amigos, como una verdadera piñata. Aquello de la recuperación  de bienes malversados, se convertía en el  pretexto para seguir malversando.  Eso de la renuncia de mí Padre, fue en el año 1963.

 

En el año 1971, cuando comencé a trabajar, en la dirección provincial del D.E.S.A. Frente Habana, constaté que allí ocurría exactamente lo mismo, el director, sus socios, sus acólitos y sus amigos se repartían vehículos, casas y bienes, a su antojo y albedrío como un patrimonio propio (el directivo había sido, combatiente de la sierra). Le dije a mi Padre, que la corrupción no era en Banes, la corrupción está en la propia, revolución.

 

En 1982 falleció, Leonid Ilich Brezhnev, un gran corrupto soviético, de ascendencia ucraniana, a la sazón Secretario General del Partido Comunista (PCUS), se constata que ese señor se hacía coser batas con hilos de oro y se hizo fabricar un busto propio, en el mismo metal, para satisfacer su egocentrismo. Se dice además, que él y su esposa eran capaces de jugase, un millón de rublos, al Tute subastado, en una sola noche, de salaz esparcimiento.

 

Al morir el anciano Brezhnev, era más joven que Raúl Castro, tenía 76 años, le siguieron otros, Andropov y Chernenko, al terminar la cuenta del asilo de ancianos soviéticos, le llegó el turno al benjamín, Mijaíl Gorbachov y este trató de resolver la tremenda corrupción institucionalizada y la total apatía de los trabajadores rusos, que no concebían el porqué de su sacrificio, cuando sus dirigentes vivían como verdaderos millonarios, ya no les interesaba, trabajar, ni producir.

 

Se puede trazar un paralelo, entre aquella y la situación actual de Cuba, el pueblo siente una gran apatía, y solo le interesa el trapicheo y el chanchullo, como decía el Comandante, a nadie le interesa trabajar y muchos viven del invento, total para que sacrificarse cuando los dirigentes cubanos viven, como verdaderos millonarios, en fastuosas residencias y hasta con aviones particulares, mientras nos exigen sacrificios y privaciones. Estamos hoy en Cuba, en la misma situación en la que Mijaíl Gorbachov, encontró a la Unión Soviética, en marzo de 1985.

 

El paso que se impone es la Perestroika, la reestructuración Raúl, es la que está tratando de hacer el General estrellado, pero una reestructuración profunda y verdadera, no cosmética, de simple colorete. Y luego para que los ciudadanos, crean en la gestión del General, deberá emprender, la Glasnost, es decir la transparencia, profunda, de toda la sociedad cubana y sobre todo, sacar a la luz, para que la gente la vea y constate, la vida de sus dirigentes, que deben ser austeros y esforzados, para poder pedir sacrificios, a su pueblo.

 

Lo primero debe ser, derribar los muros del punto cero y permitir que los ciudadanos, vean los palacetes en los que ustedes residen, mientras se derrumban los solares  y cuartuchos, donde habita el pueblo, sin reparación ni mantenimiento, en estado de insalubridad y hacinamiento. Se atreverá usted mi General, si no lo hace, la población no creerá en su sinceridad y arrepentimiento y le importará un bledo, lo que usted exprese, seguirá hurtando y robándole al Estado, de cuanto ‘robarle’ halla y se robará hasta el poste, aunque se caiga el cable, qué más da, a quien le puede importar.

 

Pero si se atreve a la transparencia, tendrá que  sacar toda la inmundicia que esconden, durante cincuenta años de ignominia, tendrán que decir cómo fue que mataron a Camilo, a Cristino y a tantos otros, todos los crímenes y desmanes cometidos, pero la podredumbre será tal, que pasará como en la Unión Soviética, la pestilencia y el hedor lo derrumbará todo y caerá. Ese es el futuro de la revolución corrupta, que ustedes crearon y amamantaron durante cincuenta años, mi General, ni su Contraloría General, ni su Fiscalía, ni sus auditorías resolverán nada, porque la corrupción está en los huesos mismos de la revolución, en los tuétanos de su dictadura.

 

Digamos de un caso como el que se sabe, entre telones, de la, Río Zaza Foods, Sol y Son y otros trascendidos, no podrán profundizar mucho en la investigación, porque tendrían que descabezar a tantos y cuando llegue un poco alto, pasará como siempre, ¡Tiren la toalla! Ya defenestraron a todo un pelotón de sus acólitos, por probar la miel del poder y sin autorización, recientemente a estos otros y los que faltarían, ahorita se quedan sin gentes.

 

En China por ejemplo, a los corruptos, le aplican la pena de muerte, los corrompidos allí saben que se juegan la vida, aquí, si acaso apuestan el pijama, es lo que se ponen.  Pero para predicar con el ejemplo, mi General, los máximos dirigentes de la revolución, como no hay nadie que los pueda fiscalizar, enjuiciar, ni condenar, podrían tomar la determinación, ejemplarizante y moralizadora, de auto fusilarse, eso les proporcionaría un gran prestigio y un profundo respeto, entre los que les recordemos y asistamos a la despedida de duelo, en la realización de sus funerales.

 

LA PRENSA QUE NO TEME A LA CENSURA DE LA DICTADURA. AÑO FINAL, DE LA DICTADURA CASTRISTA. ¡PRESENTE!


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: